miércoles, 14 de abril de 2021

Gracias por tus móviles, LG

LG ha decidido cerrar su división de smartphones tras unos últimos años de pérdidas que no ha logrado solucionar.


Gracias por tus móviles, LG
  • whatsapp
  • linkedin

Hoy es un día triste, hoy LG ha anunciado oficialmente que cierra su división de telefonía móvil el próximo 31 de julio. Este cierre supone la despedida de uno de lo grandes innovadores del mercado y supone el final esperado de una marca cuyo peso ha ido cayendo año a año.







Lo primero que hay que decir es que LG va a dejar de vender sus móviles y sus tecnologías asociadas, pero la marca no desaparece. Según la nota de prensa que hemos recibido esta mañana, LG va a reenfocar sus esfuerzos en otros departamentos como componentes de vehículos, dispositivos conectados, smart homes, robótica, inteligencia artificial y soluciones y servicios B2B. Vamos, que se va a dedicar a crear las tecnologías más 'de futuro'.







Mucha Innovación y pocas ventas

La marca coreana puede decir adiós con la cabeza alta aunque con la sensación de poder haber hecho algo más. Su historia dentro del mundo de los smartphones está lleno de smartphones innovadores que han abierto el camino al resto, pero también de modelos que siempre cojeaban de algo que los hacían no ser recomendables. El mayor éxito de la marca llegaría en 2013 con el lanzamiento del LG G2. Este smartphone supuso una gran revolución dentro del sector al ser el primer modelo que iniciaba la carrera 'sin marcos', tener la primera cámara con estabilizador óptico de imágen (OIS) y por la controvertida idea de poner todos los botones en la parte trasera, algo que las marcas copiarían para poner los sensores de huellas en modelos posteriores. LG G2 Este LG G2 fue el móvil del año por su gran autonomía, su excelente rendimiento en cámara y su diseño que bien podría ser el de un móvil actual. El problema vino años después cuando la marca intento repetir el éxito con modelos que no terminaron de cuajar: LG G3 LG G3: Este modelo se parecía mucho al LG G2 en su formato y su gran innovación fue el meter la primera pantalla 2K en un smartphones. ¿El problema? el procesador no aguantaba bien esa resolución, provocando que no fuera fluido y la batería era un desastre. LG G4 LG G4: Este smartphone fue el que abrió el camino a los modos manuales en las cámaras de los smartphones y también la curvatura de las pantallas, aunque de una manera muy peculiar. LG G Flex LG Flex: Este modelo se vendió poco por ser caro y un modelo extraño. Tenía forma de plátano y era más bien un prototipo para demostrar las posibilidades de las primeras pantallas curvas. Lo más interesante de este modelo era que tenía una construcción que se autoreparaba, algo que no se ha vuelto a ver. LG G5 LG G5: ¡Hola, módulos! Este LG fue de mis favoritos por dos cosas: su carácter modular y ser el primero en poner una cámara gran angular en un smartphone. LG Friends Los LG Friends, como llamaban a esos módulos, fueron una buena idea, pero muy mal aplicada. La esencia era que tu te compraras un smartphone y luego tuvieras una línea de accesorios que ampliaran las capacidades del mismo. Gracias a estos módulos empezamos a ver las cámaras 360 (mi favorito) o gafas VR. Al final el problema fue que lo esperado, estos 'amigos' se quedaron en un solo modelo y nunca se ampliaron para ofrecer cosas interesantes. Lo realmente innovador de LG G5 fue el integrar una cámara gran angular en la cámara trasera. Poco más que añadir, ya todos hemos descubierto que esto era una idea perfecta. LG V10 LG V10: La serie V surgió como la necesidad de dar un plus premium a los smartphones de LG y en su primera versión de destacaron por integrar una pantalla secundaria que nunca tuvo mucho sentido e integrar el sensor gran angular en la cámara delantera, algo que aún estoy deseando ver en los smartphones actuales. También fue el primer en poner el modo manual en vídeo. LG G6 LG G6: Aquí comenzó el descenso de la marca. Intentaron retomar el camino del LG G2 con un diseño cuidado, siendo los pioneros a la hora de poner una pantalla 18:9. El problema de este smartphone fue que pusieron un procesador del año anterior, la cámara delantera era malísima y la batería era muy floja. LG G7 LG G7: Este es quizás el último modelo al que le presté atención de la marca. Era muy bueno, con un buen procesador, buena cámara, resistencia al agua, un sonido muy bueno...el único problema que tenía era la batería, que no daba la talla. Después de esto, la marca cada vez fue a peor y la llegada de las empresas chinas acabaron por marginar a LG de los medios y de las ventas. Hasta el día de hoy, que han decidido cerrar tras unos últimos años de pérdidas en este sector.

Ya os digo, es una pena que se vayan porque creo que es de esas marcas que siempre han arriesgado y han traído buenas cosas al sector de los móviles, pero también es cierto que una empresa vive de las ventas y que los móviles que ofrecía LG en todas sus gamas no eran rival para los de otras marcas. Ya ni hablamos de la capa de personalización anticuada que tenían, de una política de actualizaciones escasa.

Lo dicho, una pena, pero creo que es una decisión correcta para el futuro de la empresa. No hay que olvidar que LG es una gran marca en otros sectores y me parece un buen movimiento el dejar de invertir esfuerzos y dinero en unos móviles que ya nadie esperaba. Muchas gracias por tus móviles, LG.

 







Te puede interesar