sábado, 17 de abril de 2021

La lentitud de tu móvil Android se puede solucionar

Antes de cambiar de teléfono intenta algunos métodos para darle velocidad


La lentitud de tu móvil Android se puede solucionar
  • whatsapp
  • linkedin

Sin importar el tipo de móvil que tengas ni su marca, si usa el sistema operativo Android, en cualquier momento se va a comenzar a ralentizar. Esto no siempre es debido a problemas graves de hardware y en la mayor parte de los casos se puede solucionar fácilmente.

Este problema no impide que se pueda usar el móvil, pero sí puede ser muy molesto, en especial cuando se presentan bloqueos. Hay un gran número de problemas que pueden ser la causa de esta molestia y que se pueden solucionar fácilmente.

Cómo quitar la lentitud del móvil

Si quieres solucionar el problema de la lentitud del móvil, sigue estas recomendaciones:

Actualiza la versión de Android

Este es un consejo muy sencillo, ya que el móvil debe estar siempre actualizado, tanto el sistema operativo como las aplicaciones que estén instaladas. Esto permite que se solucionen errores, fallas y que se mejore el rendimiento del móvil.

La forma de comprobar si tienes instalada la última versión de Android disponible para el modelo de tu móvil es: debes ir a Ajustes, luego a Sistema, donde debes seleccionar Ajustes avanzados y luego Actualización del sistema, aunque esto puede cambiar según el móvil.

Controla que las aplicaciones se inicien de manera automática

Otro de los motivos por los que se ralentiza el móvil es que tengas muchas aplicaciones que se inicien de forma automática. Android inicia solo las necesarias, pero puedes decidir qué aplicación se inicia junto al sistema operativo, con la finalidad de disminuir el consumo cuando se enciende el móvil.

Desinstala todas aquellas aplicaciones que no se usen

Ten presente que todas aplicaciones que están instaladas siempre van a consumir recursos de forma constante, unas solo memoria de almacenamiento, pero las que se ejecutan en segundo plano consumen memoria RAM y otros recursos. Esto es lo que hace necesario desinstalar todas las aplicaciones que no uses, con la finalidad de liberar espacio y también recursos.

Un consejo para elegir cuál desinstalar, es comenzar por las que usas menos o nunca. Si la aplicación no se puede desinstalar, la puedes deshabilitar, quedando en el móvil, pero ocupando muy poco espacio, sin poder actualizarse y sin que usen la memoria RAM, de forma exagerada.

Instala versiones ligeras de las aplicaciones. Cuando los móviles son modelos antiguos, existe la posibilidad de que las versiones más nuevas de las aplicaciones demanden mayores recursos. Si este es el caso, la mayoría de las aplicaciones más usadas tienen alternativas Lite o ligeras. Entre las aplicaciones con versiones más ligeras se encuentran Facebook Lite, Messenger Lite, Skype Lite, Google Search Lite, entre otras más.

Limpia el sistema Android

Este es otra de las medidas que puedes tomar, limpiar el sistema operativo con el objetivo de eliminar todos los archivos que no son necesarios para el funcionamiento del móvil. Hay algunas acciones que se pueden hacer de forma manual, como, por ejemplo, borrar fotos duplicadas o archivos multimedia que hayas descargado.

Evita usar algunas aplicaciones gratuitas de limpieza, debido a que por lo general no funcionan y están cargadas de publicidad, pero sí puedes encontrar buenas aplicaciones desarrolladas para que puedas eliminar archivos basura, que se suelen acumular con el tiempo.

Quitar animaciones y widgets

Esto debes hacerlo con la finalidad de que los cambios que se realizan en la interfaz del móvil se ejecuten de forma instantánea, y, por lo tanto, no se consuman recursos con animaciones. Ten en cuenta que Android ya no se verá muy agradable o fluido cuando haga sus transiciones, pero funcionará mucho más rápido. Para eliminar las animaciones, ve a las opciones de accesibilidad que se encuentran en los ajustes de Android.

Los widgets también hacen un gran consumo de recursos, por lo que es recomendable usar solo los más importantes, debido a que cuando hay muchos widgets, aumenta el consumo de memoria, capacidad de almacenamiento e incluso las conexiones de Internet.

Realiza un cierre forzado

Si alguna aplicación no se ha cerrado correctamente, comienza a consumir recursos de forma exagerada, así no la uses, por lo que debes forzar su cierre. Para ello debes buscar las aplicaciones activas en Android, y luego cerrar la que no estés usando. Si luego vuelves a abrir la aplicación, ya debe funcionar bien, pero si no es así, solo resta desinstalarla.

Reinicia el móvil

En algunas ocasiones tu móvil con Android puede que funcione mal, que alguna de las aplicaciones no se cierre correctamente o solo se genere algún tipo de problema que probablemente no se repita más, y que este cause lentitud.

Antes de que tomes cualquier medida, prueba con reiniciar el móvil, con la finalidad de descartar otro problema más grave. Al reiniciar se provoca que el sistema operativo haga una limpieza interna, que puede corregir errores específicos, ya que el móvil quedará más liviano y, por lo tanto, funcionará mejor. En caso de que no se solucione, se deben tomar otras medidas.

Restablece el sistema a sus valores de fábrica

Esta es tal vez la opción más drástica, y deja el móvil como nuevo, ya que en esta operación se borran todos los archivos del móvil. Entra a los ajustes del móvil, y allí selecciona la opción de Sistema, luego Avanzado, y por último en Opciones de recuperación.

En esta sección se encuentra la opción de volver al estado de fábrica, aunque estos pasos varían según el móvil. Es recomendable que antes de hacer la restauración hagas una copia de seguridad del contenido, debido a que todos los datos se pierden, como, por ejemplo, los contactos, contraseñas y redes Wi-Fi, configuración de Gmail, entras otras más.

Verifica que no haya problemas relacionados con la conexión

Este puede ser otro factor que provoque que el móvil funcione lento. Debes verificar la configuración de red y conexión, así como también si está bien configurada la conexión a Internet. En el caso de que haya algún problema, comunícate con el administrador de red, el proveedor de servicios de Internet o el proveedor de telefonía móvil.

Renovar el móvil

Si luego de realizar todos estos pasos el móvil sigue funcionando lento y empeora más, también está la opción de renovar el móvil. Muchas veces, los móviles antiguos no soportan las nuevas versiones de las aplicaciones, por lo que se verá afectado su rendimiento.

Te puede interesar