miércoles, 16 de junio de 2021

Canarias: trafican con tinta no autorizada para tatuajes

En la operación de la Guardia Civil, se han interviniendo cerca de 4.000 envases de tinta, se ha detenido e investigado a 43 personas y cerrado un local en Mogán.


Canarias: trafican con tinta no autorizada para tatuajes
  • whatsapp
  • linkedin

La Guardia Civil, la Agencia Tributaria y la Inspección Sanitaria del Gobierno de Canarias, han desarticulado una red que introducía, mediante paquetería, y distribuía en Canarias botes de tinta para tatuajes corporales no autorizada, por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

La operación se inició en enero, cuando los agentes identificaron en el Puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria, a un pasajero que iba a embarcar en un ferry hacia Fuerteventura, al que se le intervinieron 16 botes de tinta para tatuajes, que no se encuentran en el listado oficial de la página web, a disposición del público, de la AEMPS, por lo que fue detenido por un delito contra la salud pública.

Rastreo del origen de la tinta

Los agentes continuaron con la investigación, para determinar el origen y a los receptores de los botes, con el asesoramiento de los inspectores de sanidad de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, en una operación conjunta para localizar posibles envíos de tinta.

Los agentes dieron, durante el registro de un negocio de tatuajes de Las Palmas de Gran Canaria, con una importante pista, al sospechar que el titular del negocio es el principal distribuidor de la tinta en las islas Canarias.

3 detenidos en Las Palmas

Los guardias civiles hallaron en el domicilio del titular de la empresa, ocultos, más de 1.000 botes o envases de tintas no autorizadas, por lo que se procedió a la detención de 3 personas: el propietario del local, su socia y una supuesta empleada, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

En otros establecimientos inspeccionados se han encontrado botes de tinta y envases no autorizados escondidos, para no ser descubiertos ante posibles inspecciones.

Uno limpio

De todas las inspecciones realizadas en el archipiélago canario, solo un establecimiento informaba a sus clientes de la utilización de tintas no autorizadas, y lo hacía constar en la hoja de consentimientos de cada cliente, aunque su uso estuviese prohibido.

La información se recoge en un documento denominado ‘Consentimiento Informado’, de uso obligatorio para el local, y donde el cliente es avisado de los riesgos de la técnica y de las tintas; riesgos que acepta. Este consentimiento está regulado, y es una materia que se imparte en la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias.

En otras 3 islas

A raíz del primer registro las actuaciones se ampliaron a otras 3 islas del archipiélago. Así, la investigación ha llevado a que en Gran Canaria se hayan hecho 8 registros, donde se ha investigado a 10 personas y se han intervenido 629 botes de tinta no autorizadas.

Además, en un local de tatuajes del puerto de Mogán se investiga el empleo de tintas para imprimir documentos, por lo que se ha cerrado provisionalmente el establecimiento, por los inspectores de sanidad por la supuesta comisión de varias infracciones.

Tenerife

En Tenerife se han inspeccionado 12 negocios, con 14 personas investigadas y se han incautado unos 850 envases de tinta.

Fuerteventura

En Fuerteventura se han inspeccionado 8 negocios, donde se han intervenido 290 envases y se ha investigado a varias personas.

Lanzarote

En Lanzarote se han inspeccionado 7 locales, investigado a 8 personas e intervenidos unos 400 envases.

Contrabando

Durante el desarrollo de la operación se han confirmado indicios que apuntan a un delito de contrabando, ya que gran parte del contenido de los paquetes y los documentos de venta emitidos por el exportador de esos envíos no coincidían, al emplear conceptos falsos o cambiar el nombre del proveedor, con el fin de evitar la vigilancia policial, sanitaria y aduanera.

Tanto los exportadores como los importadores (varios de los locales inspeccionados), introducían en el mercado los botes de tinta no autorizados, obteniendo un beneficio económico ilegal de ello, el cual era invertido en otros tipos de negocios y que continua siendo analizado al objeto de determinar que irregularidades se han podido cometer.

Te puede interesar