lunes, 21 de junio de 2021

Una mafia de Nicaragua mete en España a 19 boxeadores para esclavizados

La Policía Nacional ha liberado al grupo de deportistas, a los que obligaban a combatir sin descanso, amenazados por su situación irregular, y ha detenido a 7 explotadores.


Una mafia de Nicaragua mete en España a 19 boxeadores para esclavizados
  • whatsapp
  • linkedin

Desde Nicaragua actúa, presuntamente, ‘El Terrible’, un ex boxeador que, entre otros oficios tiene el de captar a jóvenes del boxeo de su país, engañarles con promesas de contratos, peleas en Europa y residencia en España.

Con los chavales embelesados y con una red de colaboradores afincados en nuestros país, ‘El Terrible’ ha metido en España, al menos, a 19 deportistas sin papeles, a los que sus acólitos alojaban en una residencia de Tarrasa (Barcelona) y, hacinados, vivían en condiciones deplorables de alimentación, limpieza y habitación. En estos habitáculos eran vigilados por su entrenador y un colaborador.

A partir de su llegada a suelo español, eran obligados a competir en condiciones extremas, en torneos por toda Europa, provistos de documentación federativa falsificada y coaccionados por su situación.

Los miembros del grupo criminal se lucraban con los beneficios obtenidos, sin que los boxeadores recibieran la parte que legítimamente les correspondía. Como resultado de la investigación, 7 individuos han sido detenidos, imputados en delitos de falsedad documental, estafa, amenazas y lesiones, entre otros.

Más de un año

Más de un año les ha llevado a los agentes desarticular esta red mafiosa, porque fue en febrero de 2016, cuando supieron que existía, en Tarrasa, un grupo organizado que favorecía la entrada en España de deportistas nicaragüenses, para participar en combates de boxeo, vulnerando la legislación vigente de entrada y estancia de extranjeros.

La trama se valía de una empresa promotora que solicitaba cartas de invitación para boxeadores profesionales nicaragüenses, que iban a participar en un único combate en España.

Torneos

Una vez celebrado el combate para el que tenían la carta de invitación, en lugar de abandonar el territorio nacional, los boxeadores eran obligados a participar en torneos sin respetar los descansos, sin controles médicos y provistos de autorizaciones y licencia federativa falsa.

Ante algún episodio de protesta o rebeldía, los deportistas eran también víctimas de agresiones por parte de los mafiosos, y amenazados con represaliar a sus familiares en Nicaragua.

Te puede interesar