lunes, 21 de junio de 2021

La historia de ‘Canela’: de exhibir trofeos de caza en su bodega, a ir a prisión

Sospechoso de liderar una banda de narcos, este vecino de Barbate se ha hecho a sí mismo en el mundo de la droga. Comenzó de conductor y ahora ‘pasaba’ miles de kilos de hachís.


  • whatsapp
  • linkedin

Cuenta la Policía Nacional que ‘Canela’, es el presunto líder de una organización dedicada al narcotráfico entre España y Marruecos. El vecino de Barbate (Cádiz), parece que ha escalado peldaños en la estructura de las organizaciones que operan en el Estrecho, en las que comenzó de conductor terrestre, con la misión de portar droga, hasta formar su propia red de compra y distribución.

En la medida en que progresaba en el negocio, su situación económica también lo hacía y parece claro que mantenía un alto nivel de vida a pesar de no trabajar legalmente. Gran aficionado a la caza, ha participado en monterías selectas, en las que obtenía trofeos que exhibía en su particular refugio. Algunas de estas piezas que mostraba con orgullo han sido cazadas ilegalmente, y han pasado a la Fiscalía de Medio Ambiente, para tomar las medidas oportunas.

El ‘Canela’ ha caído, en un operativo conjunto de Guardia Civil y Policía Nacional, junto con otros 8 supuestos miembros de la banda, y otros 3 más, de nacionalidad holandesa y origen marroquí. En el conjunto de los bienes aprehendidos, además de dinero, documentación y tecnología, se han encontrado con 1.900 kilos, de hachís, una embarcación neumática, 11 vehículos, entre ellos dos todoterrenos y un quad de gran cilindrada.

Alijos

Las primeras investigaciones arrancan cuando los agentes le atribuyen a este grupo la organización de un alijo de 1.650 kilos, interceptado por la Guardia Civil en la desembocadura del río Canchón, que le obligó a ‘Canela’ a realizar varios viajes a Marruecos. Se detectó que los investigados contaban con importantes contactos en Ceuta, Algeciras y Marruecos, y que tenían la base en la comarca de la Janda (Cádiz), donde habían creado una trama de contactos para receptar, guardar y vender los alijos que traían del país africano.

Entre finales de enero y principios de febrero, la policía detecta que se están produciendo encuentros entre los narcos y los compradores de la droga, que resultan ser ciudadanos holandeses de origen marroquí. Se sabe que el nuevo alijo va a llegar a costas de forma inminente, porque ‘Canelo’ ha hecho varios viajes a Marruecos, donde se ha visto con las personas que le suministran el hachís.

El 11 de febrero, se organiza el dispositivo para abortar el alijo que la organización ya tiene en marcha. Los guardias civiles del Servicio Marítimo de Cádiz abordan la embarcación a una milla y media de la playa de El Palmar, concretamente frente a la zona de la Chanca. Se trataba de una lancha panelable, de 10 metros, con tres tripulantes marroquíes a bordo y que cargaba 1.900 kilos del estupefaciente.

Registros

Tras este alijo y una vez se recabaron pruebas e indicios suficientes para demostrar la implicación de todos los investigados en la comisión de los delitos de tráfico de drogas y asociación ilícita, se solicitó de la autoridad judicial la entrada y registro en los domicilios de los investigados, ubicados en Vejer, Barbate, Guadiaro, Ceuta, Segurilla (Toledo) y Estepona (Málaga), registros que se realizaron en simultáneo.

Así, se arresta a los 9 miembros de la organización y se interviene dinero, vehículos, documentación y material tecnológico. Sobre los tres ciudadanos holandeses que se habían desplazado a nuestro país para ultimar la operación, se dictó una orden internacional de detención.

Te puede interesar