domingo, 13 de junio de 2021

Corrupción de menores, abusos y agresión sexual: 7 hombres detenidos en Valencia

Tienen entre 23 y 49 años y son españoles, colombianos y venezolanos, que se introducen en páginas web, exclusivas de menores y traban ‘amistad’, para amenazarles y chantajearles.


  • whatsapp
  • linkedin

La Guardia Civil de Valencia ha detenido a 7 hombres, de entre 23 y 49 años, de nacionalidades española, colombiana y venezolana, por su implicación en un presunto delito de corrupción de menores.

A 2 de los ahora detenidos, se les suma la imputación de supuestos abusos sexuales y presunta agresión sexual sobre un menor, de 16 años, con el que contactaron por Internet y al que obligaron a mantener relaciones sexuales, con la amenaza de difundir fotografías suyas comprometedoras.

En los registros practicados en sus domicilios, ubicados en la capital valenciana y en las localidades de Albal, Bétera, Rafaelbuñol y Picassent, se ha intervenido material informativo y fotográfico, que ocupa más de un terabyte de archivos pornográficos, entre los que se encuentran fotos del menor desnudo.

Desde 2015

En agosto, de 2015, a través de una denuncia, la Guardia Civil de Valencia se pone sobre la pista de varias personas que amenazaban y podían estar abusando sexualmente de un menor.

El equipo de Policía Judicial de Ribarroja (Valencia), abre una investigación para poder localizar, identificar y detener al autor o autores de estos hechos. Se desarrolla en varias fases desde que, en agosto, se produce la primera detención, hasta marzo de 2017, cuando apresa al séptimo y último implicado.

Amenazas

Los dos detenidos a los que se les acusa de abusos y agresión sexual contactaron con el chico, a través de una web de acceso restringido a menores, que solo pide el registro con un ‘nickname’.

Chat + fotos

En el chat de la zona de Valencia, iniciaron una conversación con la víctima de forma privada, intercambiando sus números de teléfono. A raíz de ello, mantuvieron contacto a través del móvil, cuando sabían que era menor de edad. Los adultos le pidieron fotografías sexuales y archivos pornográficos, con el fin de amenazarle con difundirlas, si no tenía relaciones sexuales con ellos.

Te puede interesar