martes, 15 de junio de 2021

Concentración en Hornachos por Francisca Cadenas, tras un año de su desaparición

Con el objetivo de que su caso no caiga en el olvido y para recordarla, se llevó a cabo una emotiva concentración en la Plaza de España.


 Concentración en Hornachos por Francisca Cadenas, tras un año de su desaparición
  • whatsapp
  • linkedin

Hoy se cumplió un año de la desaparición de Francisca Cadenas, en la localidad de Hornachos (Badajoz). Con el objetivo de que su caso no caiga en el olvido y para recordarla, se llevó a cabo una emotiva concentración en la Plaza de España. El acto contó con numerosas personas que quisieron manifestar su apoyo a los familiares y amigos de la desaparecida, entre ellos, parte de la Fundación QSDglobal.

Los hijos de Cadenas intervinieron para dedicarle a su progenitora unas palabras, llenas de cariño y amor. Todos enfatizaron que seguirán luchando para encontrarla, para volverla a abrazar y cerrar este capítulo tan horrible de sus vidas.

El hijo mayor, Diego, comentó: “Hoy se cumple un año desde que no estás con nosotros. Un año en el que todavía no sabemos qué ocurrió en 40 metros, un trayecto muy corto, pero nos ha dado mucho que pensar la situación. A esto se añade la pérdida de nuestra abuela, una mujer luchadora hasta el final, que se ha ido sin poder saber dónde está su hija. Seguro que ella, desde donde esté, nos estará mandando fuerzas para seguir luchando aún más hasta que encontremos una solución a la respuesta de todo este infierno.

Ha sido un año en el que todos los hornachegos, en definitiva, todos los extremeños, nos han demostrado su apoyo, así como el apoyo recibido por el Ayuntamiento de nuestro pueblo, al que damos las gracias enormemente. Queremos dar las gracias a todas las instituciones, Cruz Roja, Protección Civil, Guardia Civil, Policía local de Hornachos, medios de comunicación que, durante un largo año, habéis estado mostrándonos vuestro apoyo. Por supuesto, no nos queremos olvidar de la Fundación QSDglobal, que dirige Paco Lobatón y todo su equipo: un grupo de personas maravillosas que, desde el primer momento, nos han brindado todo su apoyo y han estado en cada uno de los días desde que nuestra madre desaparición. Sin todos vosotros todo habría sido aún más difícil. Solo queremos y deseamos poder tener una respuesta lo antes posible, para poder paliar nuestro dolor. Un dolor que nos está comiendo por dentro, tanto física como psicológicamente. Seguiremos luchando y esta búsqueda no va a caer en el olvido”.

Por su parte, el hijo menor, José Antonio, añadió: “Mamá, puedes sentirte orgullosa por todas las personas que ha reunido cada día 9 las concentraciones, todas las personas que han brindado lo poco que tenían, la repercusión que has tenido en los medios de comunicación, etc. Prueba de todo ello es que, quien siembra en esta vida, tarde o temprano recoge su cosecha. Tu familia, tu madre, tu pueblo Hornachos soñamos con el día en que podamos volverte a abrazar y rebobinar esta cinta llamada vida. Que solo sea una prueba de superación personal, cada día más lejos, pero a la vez más cerca de saber la verdad. Jamás dejaremos de recoger frutos de la cosecha que sembraste. ¡Justicia!".

Para acabar, Javier expresó: “Nosotros no te olvidamos. Tu ausencia crea un vacío en la familia irremplazable, tu lugar en la mesa aún sigue ahí. Tu ropa aún huele a ti y tus zapatos también siguen ahí. Quizás no soy el mejor hijo, pero hago todo lo posible por donde quiera que estés te enorgullezcas de mí. No te dije lo mucho que te quiero, sé que tú lo sabes. Te extrañamos la familia, la que formaste con mi padre, y por una simple razón: porque eres nuestra madre. Quiero que sepas que nunca nos rendiremos ni daremos un paso atrás en tu búsqueda. No descansaremos hasta encontrarte y hacer justicia juntos. Porque viva desapareciste y viva quiero verte regresar”.

La mujer, de 59 años, se marchó de su casa aproximadamente a las 23:00 horas para despedir a unos amigos -después de haber cuidado de su hija durante esa misma tarde- que tenían su vehículo aparcado en las inmediaciones de su casa. La vecina fue vista por última vez a unos 50 metros de su domicilio. Extrañado por su tardanza, uno de sus hijos, José Antonio, denunció su desaparición a las autoridades.

Cadenas tiene cabello rubio, ojos azules, es de complexión delgada y mide 1.70 metros de altura. En el momento de su desaparición vestía unas mallas deportivas oscuras tipo leggins, una camiseta de manga corta de color rosa y zapatillas deportivas.

Autor

Loida Cabeza

Te puede interesar