domingo, 27 de noviembre de 2022

Un hombre con el permiso retirado pierde 321 puntos del carné de conducir

La Guardia Civil investiga a los presuntos beneficiarios y se pregunta por qué la DGT no dio la voz de alarma cuando el mismo hombre ha acumulado una larga lista de infracciones.


Un hombre con el permiso retirado pierde 321 puntos del carné de conducir
  • whatsapp
  • linkedin

La Guardia Civil investiga a 91 motoristas por eludir multas y puntos por graves infracciones de tráfico que cometieron. Para ello, utilizaron los servicios ilegales de un vecino de Valencia que simulaba haber cometido una infracción, pagaba la multa, dejaba libres a los verdaderos culpables y aceptaba perder puntos del carné. El falso infractor, A.H., de 28 años y nacionalidad armenia, tenía el carné retirado, no estaba autorizado a conducir motos y acumulaba una interminable lista de infracciones en los registros de la DGT, lo que le supuso la pérdida de 321 puntos (empezando por 12 positivos) sin que hasta el momento se haya alarmado. El sospechoso, que pagó entre 75 y 200 euros por cada punto (y el importe de la multa), acabó identificándose como el autor de la imprudencia, que, gracias a la fotografía del radar, quedó claro que fue cometida por una mujer, según fuentes del Instituto Armado de Mallorca, donde se inició la investigación.

Todo comenzó el año pasado en la isla balear, en los 4,5 kilómetros de la carretera Ma-1 entre Palma y Andratx, cuando una motorista estuvo a punto de atropellar a un agente de paisano tras pasar a gran velocidad un control de alcoholemia que le pedía que se detuviera. Los agentes registraron la matrícula del coche y enviaron varias actas de infracción grave al centro nacional de tráfico. Unos días después, el presunto motorista presentó una denuncia. Un ciudadano armenio asumió la responsabilidad.

El Grupo de Análisis e Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) de las Fuerzas Armadas de Baleares comprobó en primer lugar que el presunto infractor no estaba en posesión del permiso de conducir de la moto y que "el permiso expedido por el centro de tráfico de Valencia ya no era válido", según un comunicado conjunto de la DGT y la Guardia Civil publicado esta mañana. Como primera investigación, se le imputó un delito de falsificación de documentos, mientras que el propietario de la moto y uno de sus amigos fueron localizados y están siendo investigados por supuestamente ayudarle a rellenar una solicitud con datos falsos aportados por el motorista.

Lo que ocurrió a continuación "llamó la atención" de los agentes, según su propia confesión. Obtuvieron los antecedentes penales de A.H., que contaba con innumerables infracciones graves, todas con las mismas características: habían supuesto la pérdida de puntos en el carné, los propietarios de la moto eran otras personas que, cuando la DGT envió la multa, identificaron al ciudadano armenio como el conductor en el momento de la infracción. Y la gran sorpresa: "El hombre en cuestión tenía un saldo negativo de -321 puntos en su permiso de conducir en los registros de la DGT". Uno sólo puede preguntarse cómo consiguió acumular una pérdida de puntos equivalente a la de 20-30 automovilistas en toda su vida. "Es una pregunta que nos hacemos todos", ha dicho una fuente cercana al caso dentro de las fuerzas armadas.

El autor actuó sin escrúpulos. Ofrecía la venta de puntos del carné de conducir a través de anuncios online por entre 75 y 200 euros cada uno, además de la multa por la infracción. No dudó en hacerse pasar por el conductor de una moto, que en realidad era conducida por una mujer, y en hacerse pasar por el conductor de coches pertenecientes a empresas para las que nunca había trabajado o que estaban lejos de su domicilio. El día de la infracción, que permitió su localización, ni siquiera estaba en Mallorca, sino en Valencia, donde reside. Según las fuerzas armadas, las redes sociales eran su sistema de comunicación.

En total, 91 personas están siendo investigadas por su presunta implicación en el delito de falsificación y han sido imputadas. Las investigaciones están en curso en Madrid, Valencia, Aragón, Baleares y Canarias, Castilla y León, Murcia, Galicia, Cantabria, Navarra, País Vasco, Extremadura, Cataluña, La Rioja y Andalucía. Algunos ya han recibido una visita o un mensaje de la Guardia Civil. "No se descartan nuevas investigaciones, ya que la operación está en su fase operativa y podrían descubrirse nuevos expedientes fraudulentos", añadió.

 

 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar