miércoles, 6 de julio de 2022

Expertos apuntan a la sensibilización para frenar el avance de las bandas latinas

Además del esfuerzo de los cuerpos de seguridad para frenar la actuación de estos grupos violentos, es necesario realizar una labor de concientización y sensibilización.


Expertos apuntan a la sensibilización para frenar el avance de las bandas latinas
  • whatsapp
  • linkedin

La escalada de violencia entre bandas latinas parece no tener freno. Los enfrentamientos se producen con más frecuencia y cada vez son más sangrientos. Por detrás de esta espiral está la filosofía del ojo por ojo, diente por diente. Si se hace daño a algún miembro o simpatizante de una banda, ya tiene asegurada la revancha. Y lo llevan hasta las últimas consecuencias.

En lo que va de año, al menos cuatro jóvenes han perdido la vida en reyertas o ajustes de cuentas. Esto sin contar las numerosas mutilaciones, apuñalamientos o machetazos que suceden cada semana. Muchos, afortunadamente, viven para contarlo, pero solo hasta que se produzca el siguiente golpe.

Madrid suele ser el escenario habitual de estas brutales peleas, aunque el auge de estas organizaciones también se puede observar en otras ciudades españolas como Barcelona o Zaragoza. Estos hechos ya se auguraban en el II Observatorio sobre bandas latinas en España, realizado por el Centro de Ayuda Cristiano el pasado año, que calculaba 2.500 miembros de bandas tan solo en la Comunidad de Madrid, el doble respecto al año 2019.

El estudio ha revelado algunos datos demoledores como son el incremento del número de jóvenes que se han adherido a las bandas tras el confinamiento, la aparición de bandas exclusivamente femeninas, la captación de preadolescentes o los episodios cotidianos de coacción que se están produciendo a la salida de algunos colegios e institutos.

Las preguntas que se hacen padres, educadores y la sociedad en su conjunto es, «¿Qué hace que cada vez más jóvenes se adhieran a estos grupos criminales?» «¿se puede frenar su avance?»; y, sobre todo: «¿cómo?»

Respecto a la primera pregunta, los expertos afirman que las bandas latinas tienen técnicas de persuasión prácticamente infalibles cuando su potencial miembro tiene problemas en casa. Se suelen presentar como la familia que no tienen y supuestamente ofrecen la seguridad de la que carecen, «Nosotros somos Trinitarios, y ahora somos tu familia» le dijeron a Mati después de seducirle con promesas de amparo y lealtad. También transmiten un halo de dureza y respeto, algo muy llamativo para aquellos que sufren bullying en el colegio y que empiezan a ver la banda como una oportunidad de protección, como en el caso de Íker, ahora ex trinitario. «Me decían que éramos todos hermanos y que, si se metían con uno, se metían con toda la banda. Me hicieron pensar que estando con ellos estaría protegido, y decidí entrar», confiesa. Para Kevin, fue la adrenalina y la sensación de poder que transmitían los Latin King lo que le cautivó. «Rápidamente me pusieron a cargo de 32 chicos que obedecían ciegamente a todas mis órdenes. La sensación de poder te engancha, es una droga más», reconoce.

Dentro de la banda, el enamoramiento se esfuma rápidamente. Los chicos se adentran en un mundo en el que para sobrevivir tienes que ser cada vez más violento. Y para ejercer la violencia, «muchas veces tienes que recurrir a las drogas, pues sobrio serías incapaz de hacer lo que te mandan», aseguran desde el Centro de Ayuda Cristiano. Defienden hasta la muerte, literalmente, la banda y el territorio. La lealtad es una palabra mayor, supuestamente, aunque casi todos coinciden en que, a la hora de la verdad, se quedan solos.

 

La prevención como clave

Las autoridades españolas han redoblado esfuerzos para detener la expansión de las bandas latinas a raíz de la noche trágica de febrero en la que dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, perdieron la vida en Madrid en sendas reyertas. Según datos de la Delegación de Gobierno, en tan solo dos meses, la Policía Nacional ha detenido más de 300 personas, identificado a más de 32.000 e intervenido 100 armas. Aún así, los expertos insisten en que hace falta un mayor trabajo en la prevención, porque, aseguran, se puede salir de una banda, pero es todo mucho más sencillo si no llegan a entrar.

Según el II Observatorio de Bandas Latinas, existe un riesgo real de represalias cuando un joven decide abandonar su banda. La más liviana, una multa que rondaría los 3 mil euros; la más cruenta, su propia muerte o la de un familiar. Alberto Díaz, director del programa de reinserción de pandilleros del Centro de Ayuda Cristiano, siempre recalca en sus charlas de sensibilización que mejor que salir de una banda, es no entrar. Una frase que se ha convertido en el lema principal de estas charlas que la organización realiza en institutos y centros sociales con la colaboración de expandilleros ya reinsertados a través del mismo.

"Vi como mataban a un amigo apuñalándole en la espalda", les contó Jose a los chicos de la E.S.O del IES Ignacio Ellacuría, que escuchaban absortos su experiencia dentro de la banda de los Latin King.

«Las charlas en primera persona les ayudan mucho porque impactan», dice Ana López-Brea, orientadora del  IES Isaac Peral en Torrejón de Ardoz, que asegura que continuarán impartiéndolas este año porque a raíz de las mismas siempre salen cosas a la luz. Díaz ha indicado que, en ocasiones, durante las charlas, los alumnos, que huían del estereotipo de posibles pandilleros, «han confesado que estaban en contacto con las bandas y han pedido ayuda».

Muchos medios de comunicación se han hecho eco de estas charlas informativas y de cómo impactan al joven en edad de captación. También han recogido numerosos testimonios de jóvenes que pasaron de ser delincuentes a ser hombres y mujeres de bien tras recurrir a la ayuda juvenil del Centro de Ayuda Cristiano, tal como relató Jessica a Iker Jiménez en Horizonte.

Así mismo, la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid declaró a respecto de la prevención a través de campañas de información en centros educativos que «la educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo, y eso es fundamental».

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar