miércoles, 17 de agosto de 2022

Condenan a 11 años de cárcel a una mujer que abusó de su hijo, lo grabó y lo difundió

La pieza audiovisual ha sido tachada de "pornográfica", en la que se podía ver contenido explícitamente sexual realizados por la madre hacia su primogénito, de tan solo tres años de edad.


Condenan a 11 años de cárcel a una mujer que abusó de su hijo, lo grabó y lo difundió
  • whatsapp
  • linkedin

Los juzgados de Jaén han condenado a una madre a once años de cárcel por haber abusado sexualmente de su hijo de tres años, haberlo grabado y haberlo mandado a su pareja sentimental. Ambos tendrán que ingresar en prisión, la primera por la gravedad del suceso y el segundo por su participación en la causa como inductor de la agresión. Han sido condenados por un delito de abuso sexual y otro de corrupción de menores. Además, se les ha impuesto una orden de alejamiento hacia el menor que durará los próximos 12 años, y otros 12 de libertad vigilada.

Los hechos ocurrieron en 2013. Según la sentencia, los condenados pactaron grabar un vídeo de alto contenido sexual que "menoscabaron la idemnidad sexual de la víctima". La única intención del vídeo, según el juez, fue satisfacer el deseo sexual de los acusados "o cuando menos, la naturaleza sexual de los hechos por ellos cometidos, es algo que se desprende de las características objetivas de los hechos", reza el escrito. La mujer habría aprovechado varios momentos en los que se quedó a solas con el menor, al ser su madre, para abusar de él. 

La mujer de 40 años, para intentar defenderse en el juicio del pasado 18 de junio, alegó que estaba muy enamorada de él "y con una venda con muchas vueltas sobre mis ojos". Durante la relación que mantuvieron entre 2011 y 2014, que fue por redes sociales exclusviamente, él le habría pedido vídeos de alto contenido sexual. Aunque al principio se negó, acabó accediendo, volviendo a justificarse con el sentimiento que afloraba en su interior por él. Cuando en 2014 se trasladaron juntos a vivir juntos a Linares, en Jaén, la mujer surfió malos tratos y chantajes, al amenazarla con hacer público contenido tan sensible. El hombre, de 43 años, negó todas las acusaciones de su expareja. No obstante, la Justicia no ha escuchado sus alegatos ni la petición de un informe toxicológico y psicológico, alegando un problema mental producido por el excesivo consumo de cocaína, y ha decidido condenar a ambos. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar