lunes, 8 de agosto de 2022

Préstamos personales: Conoce en qué consisten y para qué puedes utilizarlos

Acceder a un crédito personal hoy en día es mucho más fácil que hace tiempo, cuando los bancos exigían avales y mucho papeleo.


Préstamos personales: Conoce en qué consisten y para qué puedes utilizarlos
  • whatsapp
  • linkedin

"Me encantaría irme de vacaciones, pero no tengo dinero suficiente", "la lavadora está ya muy vieja y tendría que cambiarla", "me gustaría matricularme para un máster pero no sé cómo pagarlo”… situaciones como estas forman parte de la vida cotidiana en muchos hogares. Los sueldos actuales no permiten ahorrar, por lo que multitud de proyectos y planes quedan aparcados o se descartan definitivamente.

Para afrontar situaciones de este tipo existen los denominados préstamos personales. Hasta hace unos años, esa fórmula para obtener dinero extra estaba gestionada por bancos y entidades financieras, que exigían avales y abundante papeleo. Hoy es posible acceder a ellos de manera mucho más sencilla. Los préstamos personales online se tramitan en cuestión de minutos y sin necesidad de nóminas.

¿Para qué sirve un crédito personal? Algunos ejemplos 

Los préstamos online se introdujeron con fuerza en el mercado a raíz de la crisis del 2008. Cuando los bancos cerraron el grifo del crédito, miles de personas con problemas económicos se quedaron sin fuentes de financiación y encontraron en los minicréditos por internet una válvula de escape.

Con el paso del tiempo, aquella fórmula de financiación para afrontar dificultades puntuales se ha convertido en una alternativa sólida. Los consumidores han extendido el uso de los préstamos rápidos a fines no urgentes o a gastos programados en el tiempo, como unas vacaciones o la adquisición de material informático.

- Imprevistos y dificultades puntuales

Esta sigue siendo una de las principales motivaciones para solicitar un préstamo personal online. Una avería del coche, un electrodoméstico que se estropea, una multa de circulación, un pago pendiente... Son situaciones que exigen una respuesta rápida y es ahí donde los créditos online han ofrecido una salida efectiva.

- Vacaciones

Antiguamente las denominadas pagas extras de verano se utilizaban para pagar las vacaciones. Hoy en día, la precariedad laboral no permite contar con ese ingreso en todos los hogares. Por eso, para multitud de personas los créditos personales online se han convertido en un recurso habitual en época de vacaciones.

- Compras programadas

Teléfonos móviles, ordenadores portátiles y electrodomésticos son otro tipo de compras que suele financiarse con préstamos personales gestionados por internet. Se trata de productos caros que cuesta afrontar sin ayuda extra. En este sentido, los minicréditos online han tomado el relevo a la clásica compra a plazos.

- Celebraciones

Otros gastos extras difíciles de financiar son las celebraciones especiales, como bodas, bautizos, comuniones o banquetes en general. En este campo, los créditos online también están jugando un papel destacado.

- Salud y educación

Comprarse unas gafas graduadas no es barato, sobre todo si se han colocar vidrios progresivos. También resultan muy caras las ortodoncias y determinadas intervenciones odontológicas y estéticas. Muchos de estos procedimientos se financian actualmente con la ayuda de créditos personales online. Lo mismo ocurre con los másteres o estudios especializados.

Dinero rápido y sin complicaciones

El auge de los préstamos personales online ha venido propiciado por la rapidez y por la facilidad en su sistema de tramitación. Son productos que se gestionan en cuestión de pocos minutos y que permiten resolver con celeridad las necesidades urgentes de capital.

Los trámites se realizan 100% online. El solicitante no ha de aportar justificantes, nóminas ni avales. Tan solo ha de rellenar un formulario con los datos personales y donde se refleja también su nivel de ingresos mensuales. El mecanismo de análisis de candidatos y la  formalización de los préstamos están totalmente automatizados. Si el sistema interpreta que los datos aportados son correctos y se ajustan a los criterios establecidos, procederá a autorizar la ayuda de manera prácticamente automática.

El solicitante deberá consignar con claridad la cantidad que desea y la fecha prevista para su devolución. Estos datos son relevantes para determinar los intereses y quedarán reflejados con claridad en el contrato. Como ocurre con todo los préstamos, mientras más rápido se devuelva el dinero menos intereses se tendrán que abonar.

¿Cuánto dinero se puede obtener con un crédito personal online?

Cada entidad de préstamo tiene sus propios criterios. Por lo general, un cliente nuevo no puede solicitar más allá de 300 ó 400 €, pero puede acceder a cantidades mayores en operaciones posteriores. Es una manera de comprobar el compromiso y la fiabilidad del cliente. Si el solicitante devuelve el dinero en el plazo previsto, en adelante tendrá opción a préstamos más cuantiosos. De lo contrario, quedará excluido para posteriores operaciones.

Préstamos personales con ASNEF, ¿es posible?

Las personas en situación de dificultad económica y que hayan sido incluidas en un fichero de morosos también pueden solicitar un préstamo online. La inclusión en una lita de este tipo no siempre se rige por criterios justos; a veces se introducen nombres por un simple recibo impagado y eso acarrea graves consecuencias, como la imposibilidad de pedir un préstamo en una entidad bancaria.

En el caso de los prestamistas online, este impedimento no existe. Cualquier persona puede acceder a un crédito rápido.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar