domingo, 5 de diciembre de 2021

Si necesitas hacer obra, ponte en manos de los mejores

Tu hogar en su sitio en el que pasas muchas horas a lo largo del día por la pandemia, así que toda obra que hagas debe marcar un salto de calidad para ti y los que te rodean.


Si necesitas hacer obra, ponte en manos de los mejores
  • whatsapp
  • linkedin

Cuando pensamos en comprarnos una casa, muchas veces imaginamos cómo serán las diferentes habitaciones, cómo organizaremos nuestras tareas del hogar entre los que convivimos en él… Pero no pensamos más a largo plazo, no pensamos en las necesidades futuras que tendremos como personas más adultas… Y nos olvidamos de las obras.

Puede que vivas en una casa grande y necesites un elevador para un familiar mayor que esté a tu cargo, o puede que tengas un domicilio más humilde pero que necesites una remodelación en una parte o en la totalidad de la casa para adaptarla. Instalar, por ejemplo, ascensores en España parece que solo se puede hacer si son comunitarios o si tienes una cantidad realmente grande de dinero, pero no es cierto. Todo lo que hagas lo estarás invirtiendo en calidad de vida tanto para ti como para los que te rodean y, por lo tanto, debes pensártelo muy mucho. Los profesionales de eninter.com pueden ayudarte gracias a su experiencia en el sector y su reconocible profesionalidad que, claramente, marca la diferencia.

Las claves para que tu obra vaya bien

Lo primero de todo es que debes invertir gran parte de tu tiempo libre en pensar en la obra, en identificar cuáles son tus necesidades, preferencias y estilos. Además, debes tener claro que no puedes hacer todo a la vez o que algo se tiene que quedar fuera: por lo tanto, prioriza en función del tiempo, el presupuesto… No improvises y planifica bien la obra para que luego te genere el menor trastorno posible.

Además, sé consciente de a quién metes en tu casa al contratarle. Es decir: busca a profesionales con una experiencia reconocida y con resultados de calidad. Otra cosa es que debes tener buenas medidas de tu hogar, referenciando bien cada milímetro de tu casa para que los arquitectos, obreros y peones sepan a qué se enfrentan desde el primer momento. Ten en cuenta también los elementos estructurales de tu casa, evitando daños muy caros o incluso difíciles de reparar, así como los permisos que necesitarás para comenzar, entre ellos, la “declaración responsable”.

Lo que debes evitar en una obra

No pienses que el presupuesto inicial va a ser el final. Muchas veces, el tiempo o los imprevistos de las obras hacen que el presupuesto se ensanche y agrande. Además, no cierres cualquier modificación en la planificación sin saber cuánto cuesta. Si no tienes en cuenta los imprevistos de las obras, “apaga y vámonos”. Los imprevistos suponen entre el 10 y el 20 por ciento de incremento del presupuesto inicial.

Tampoco desesperes porque se alargue el plazo de entrega: es decir, que se retrase el final de la obra es algo normal. Ármate de paciencia y siéntate en un lugar cómodo para esperar pero, si necesitas entrar en tu casa en un momento determinado, introduce en el contrato una cláusula para establecer un plazo mínimo y máximo de entrega y, por ende, te curarás en salud.

Además, no te dejes aconsejar. Ve con las ideas muy claras para que “no te hagan el lío” y, en momentos antes de cerrar la obra, te metan cambios que te encarezcan el presupuesto. Por ello, lo ideal es tenerlo todo planificado, como te hemos dicho líneas arribas. No crees una imagen de tu nueva casa en tu cabeza porque puede que sea diferente, ni mejor ni peor.

Por lo tanto, lo que tienes que hacer es prepararte una obra de una parte de tu casa para pedir ayuda cuando tengas todo el presupuesto cerrado y ponerte manos a la obra. Solo te quedará esperar un tiempo para disfrutar toda la vida de tu nuevo hogar.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar