ECOLOGÍA | GRANADA

Vecinos y organizaciones se movilizan contra las torres de alta tensión en el Valle de Lecrín

Por ISABEL ANDRADES. 19/11/2018

La plataforma 'Di no a las torres' afirma que el impacto medioambiental del proyecto es incalculable, y que afecta gravemente la flora, fauna, salud, turismo, agricultura y economía del Valle.

Medioambiente
TorresAltaTensión
ValledeLecrín

La autopista eléctrica que cambiará el Valle de Lecrín es considerada una barbarie contra la naturaleza en el siglo XXI.


Red Eléctrica de España (REE) tiene un proyecto para instalar una red de transporte de energía eléctrica y subestaciones en el Valle de Lecrin que está levantando justificados recelos entre vecinos y organizaciones ecologistas. El motivo no es otro que el negativo impacto medioambiental del proyecto que afectará gravemente a la flora, fauna (rapaces de la zona), salud (contaminación electromagnética), turismo, agricultura y economía del Valle.



El proyecto, que ya se conoce como autopista eléctrica y viene de Almería y la Alpujarra, cortaría en dos el Valle de Lecrín con torres eléctricas de hasta 80 mts. de altura y bases de 250 mts. cuadrados, hasta llegar a Granada.



La Plataforma 'Di no a las torres',integrada por vecinos y personas concienciadas con la protección del medio ambiente, pide que no se ejecute la línea de alta tensión, y que si se hace, sea de forma soterrada.



Negativo impacto medioambiental



Para los vecinos afectados, la autopista eléctrica es una forma evidente de "depreciar significativamente el patrimonio de los vecinos del Valle". Además, insisten en la necesidad de informar a todas las poblaciones afectadas por el proyecto de sus implicaciones cosa que, hasta ahora, dicen no haber conseguido.



La Plataforma 'Di no a las torres', en cartas enviadas a los alcaldes del Valle de Lecrín solicitan nuevas rondas de información pública. Consideran que ante el desconcierto suscitado entre la ciudadanía y la falta de información de la que disponen, tienen derecho a estar informados y poder presentar las alegaciones que estimen oportunas. "Las líneas eléctricas se proyectan para una tensión de 220 Kilovoltios pero se diseñan para 400 Kilovoltios; en el proyecto se refleja que va a llevar un solo circuito pero en realidad se diseña para dos; que no es solamente la línea Benahadux-Saleres, si no también Saleres-El Fargue, Saleres-Orgiva, Saleres-…. y que está en estudio proyectar sendas líneas para las provincias de Málaga y Cádiz", explica la Plataforma en la carta dirigida a las autoridades.

"En el Valle de Lecrín la sociedad civil ha creado la Plataforma Dinoalastorres, para defender su hábitat natural contra el atropello"

Falta de democratización de la Junta de Andalucía

Los afectados también critican la ausencia de democratización de la Junta de Andalucía a  la hora de tomar decisiones sobre un proyecto de alto impacto por el que no han sido consultados. En este sentido, las redes sociales se han llenado de voces críticas de la sociedad civil y organizaciones ecologistas. Por ejemplo, Equo Granada Verde califica de "desatino" el proyecto y la "política de hechos consumados".

Los vecinos consideran que "un proyecto de tan alto calado no debiera ser decidido solo por una persona o un grupo reducido, si no que debiera discutirse con técnicos de todas las áreas a las que afecta y la sociedad civil de la comarca, siendo por último corroborado por la población, como un paso más hacia la democracia participativa".

Campaña de recogida de firmas

La plataforma 'Di no a las torres' ha iniciado una campaña de recogida de firmas en Change.org en contra de las torres de alta tensión en el Valle de Lecrín. Además del impacto terrible e irreparable en el entorno local conocido en todo el mundo por su belleza y riqueza ecológica, afirman que también habrá daños económicos. Explican que el turismo es una de las pocas industrias permanentes en el área, "pero los turistas vienen para experimentar la belleza del mundo natural. No vendrán a mirar torres eléctricas y líneas eléctricas".

#dinoalastorres

La plataforma espera que la Junta de Andalucía escuche y atienda sus peticiones antes de que sea demasiado tarde y el daño sea irreversible. "La Junta y los partidos están a tiempo de rectificar, de pensar en el bien común. Los grandes beneficios de las eléctricas (nuestros recibos) permiten otro tipo de proyecto (subterráneo por ejemplo)", comenta en un mensaje en twitter Casilla de la Loma, una casa rural que invita a desconectar y disfrutar de un entorno rural privlegiado como es el Valle del Lecrín.

Si quieres apoyar esta causa puedes firmar en contra de las torres de alta tensión en este enlace de Change.org (https://bit.ly/2S0X6uk) y visitar la web de la plataforma http://dinoalastorres.org



flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar