viernes, 3 de diciembre de 2021

Las claves que nos dejó la pretemporada para descifrar el GP de Australia

Mercedes será el equipo a batir, presumiblemente en una posición más cómoda que el año pasado, con Ferrari y Red Bull muy cerca entre ambos.


Las claves que nos dejó la pretemporada para descifrar el GP de Australia
  • whatsapp
  • linkedin

Como en años anteriores, la temporada de Fórmula 1 se ha empezado a gestar en Montmeló y, aunque las malas condiciones climatológicas empañaron la primera tanda de test e impidieron que los equipos rodasen según lo previsto, esta última y definitiva semana de entrenamientos ya ha dejado entrever qué deparará este año.

En algunos de estos casos se trata de claves bastante evidentes, en otros constituyen hipótesis aún a prueba para el asfalto de Albert Park, pero todas ellas conforman un pack que cuenta con los ingredientes necesarios para que esta temporada esté cargada de alicientes de principio a fin.

Mercedes, nuevamente rival a batir

Pues sí, Mercedes por quinto año consecutivo vuelve a ser el favorito en las quinielas, y lo es porque tienen una fiabilidad asombrosa, un coche prácticamente inmaculado, alejado de los fallos y además han demostrado velocidad pura tanto a una vuelta como en tanda larga. De hecho, en años anteriores, Mercedes contaba con un gran coche pero la extremada cautela de Toto Wolff y Niki Lauda impregnaba las declaraciones de los alemanes, que siempre que podían pasaban el favoritismo a Ferrari. Este discurso ha cambiado este año, por un alegato más convincente. Tienen todo bajo control y los escasos cambios de un reglamento continuista amparan las sólidas virtudes del W09, con el que Hamilton buscará revalidar su título.

Ferrari, preocupado por Red Bull

En su presentación, Ferrari asombró a todos los analistas que admiraban la evolución de un coche que mantiene la ambición por superar a Mercedes, pero los datos en pista no avalan ese deseo, o al menos no de la manera esperada. A pesar de su competitividad y de que sus cronos les han salido con facilidad, e incluso han liderado varias jornadas con simulaciones de clasificación que han propiciado sus marcas espectaculares, no han conseguido preocupar a Mercedes, dados sus tiempos en tandas largas. Precisamente en esta faceta Red Bull se ha convertido en una preocupación para Ferrari, puesto que el equipo austriaco ha demostrado estar al acecho, con unos cronos muy similares que apenas se han dirimido por décimas. A esto hay que sumar que en Red Bull no cuentan todavía con toda la potencia del motor Renault, que los franceses han ido desplegando poco a poco en esta pretemporada.

McLaren aún está lejos

Cuando se habla de McLaren se habla de una escudería histórica… pero también del penúltimo equipo de la parrilla del año pasado y esta última idea ha quedado de manifiesto en estos test. Honda ya no es la excusa. Ahora los problemas han sido de diferente naturaleza: eléctricos, en el turbo, fugas de aceite… de algunos Renault es responsable, pero McLaren se adjudica el mayor peso en su descalabro. En Woking necesitan tiempo. Cuentan con potencial pero, en cualquier caso, dar por hecho que serán el cuarto equipo es un error y ahora mismo su posición natural se aproxima más a la mitad de parrilla, peleando con equipos como Force India o Haas. Una lectura que dista mucho del discurso engañoso de Fernando Alonso, que aseguró que en McLaren están “ya preparados” para la llegada del primer Gran Premio, pero en verdad queda mucho trabajo en McLaren para comprender un MCL33 que a duras penas ha superado el kilometraje de su antecesor en pretemporada.

Renault, la revelación

El color amarillo ganará protagonismo esta temporada porque Renault por fin tiene un coche que le permitirá luchar por ser el primero del resto. Es quizá la sorpresa más positiva de esta pretemporada; el equipo desprende felicidad. Tanto Carlos Sainz como Nico Hülkenberg han asegurado sentirse más cómodos que nunca con un monoplaza que se ha destapado como un arma fiable y competitiva, hasta el punto de levantar los halagos en rivales que reconocen que es el equipo que más ha progresado. Los franceses se están beneficiando, además, de que escuderías como McLaren o Force India estén plagadas de dudas en estos momentos.

Honda, fiable pero entre algodones

Honda cuenta con una fiabilidad superior a la del año pasado, con una mayor libertad y con una carga de presión diametralmente menor que la que tenía junto a McLaren. Sin embargo, atendiendo solo al rendimiento no presenta muchos cambios. El rateo característico del turbo sigue siendo su seña de identidad y el Toro Rosso no ha ofrecido sensaciones especialmente positivas en visión directa. El equipo de Faenza, a pesar de transitar por la penitencia de verse obligado a utilizar, incluso, un motor diferente cada día durante los primeros test, ha mantenido un discurso destinado a sobreproteger al fabricante japonés para rehuir la imagen de ser los malparados del divorcio McLaren Honda.

El 24 de marzo arrancarán los motores de nuevo, pero en esta ocasión las probaturas no serán el motivo, sino la disputa del Gran Premio de Australia, primera cita en la que cada uno contará con unas armas ya probadas que, a la espera de que puedan sorprendernos, han disparado las primeras cábalas para comprender un año que promete traer emociones fuertes.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Diego Alonso

Te puede interesar