DEPORTES | EL NUEVO ENTRENADOR DEL DEPORTIVO TENDRÁ QUE BUSCAR UN LÍDER ENTRE SUS JUGADORES PARA APLICAR SU FILOSOFÍA DE JUEGO

15 claves para entender la filosofía de Clarence Seedorf como entrenador del Dépor

Clarece Seedorf traslada parte de sus aprendizajes en "Milanello" para recuperar anímicamente a los futbolistas y crear un grupo capaz de competir y ofrecer resultados positivos

Liga
Primera
Milan
Deportivo
División
Ajax
Entrenar
Capello
Sacci
Milanello
Panenka

Seedorf dirige una sesión de entrenamiento del Deportivo / Fuente: R. C. Deportivo


En una maravillosa entrevista de Roger Xuriach a Clarence Seedorf, publicada en el número 51 de la revista Panenka en abril de 2016, podemos descubrir algunas de las formas que quiere traer al fútbol español el nuevo entrenador del Deportivo. Aprovechando que el técnico ha sido presentado apenas hace 48 horas, la revista ha lanzado un recordatorio de la filosofía de trabajo del internacional holandés.



El palmarés de Clarence Seedorf como jugador es impresionante: ganó la Champions con el Ajax, el Real Madrid (2) y con el Milan (2), Copa Intercontinental, Mundial de Clubes, Campeonatos de Liga en Holanda, España e Italia... Como entrenador, su bagaje es muy corto. En Tiempo de Juego, de la cadena Cope, reconoce que "Yo entiendo a la gente que dice que no tengo experiencia. Eso es así. Lo de la experiencia es cierto y va a ser así siempre. Pero no es algo que me importe que se diga. Nadie empieza con experiencia. Pero hay que empezar. La rueda tiene que girar", explica el entrenador. En esa corta experiencia, en Italia, tuvo la misión de sacar de una crisis profunda al Milan. Sólo tuvo 22 partidos para hacerlo. "Hicimos 25 puntos en 19 partidos en el Milan", recordó. Esa temporada, su predecesor, Allegri, ganó 5 partidos, empató 7 y perdió 7, logrando 22 puntos y solo un gol a favor en la diferencia de goles. Con Seedorf, el Milan que dirigió como técnico pasó a ganar 11 partidos, empatar 2 y perder 6 utilizando fundamentalmente el sistema 4-2-3-1. La diferencia de goles fue de +7 en ese ciclo de partidos.



Seedorf no ha sido sólo un brillante futbolista. Durante toda su carrera ha aprovechado para empaparse de la forma de trabajar de sus entrenadores. Tanto es así, que reconoce sus años de futbolista como un laboratorio, un aprendizaje, para ser entrenador en el futuro. "



En cualquier caso, debo agradecerles que me abrieran siempre sus puertas para dejarme ver su ‘laboratorio’. "Fui un jugador muy atento y cercano a los técnicos. No en la toma de decisiones, obviamente, pero sí participando en el proceso, ayudando a resolver dudas”.





¿Pero quién es Clarence Seedorf como entrenador? ¿Cuál es su filosofía?

En la revista Panenka, de la conversación con Roger Xuriach, se pueden encontrar algunas claves. Aquí se resumen algunas de ellas.

Primero. Compartir y creer en la misma filosofía de juego. Creer en el sistema táctico. Saber entender lo que pide el entrenador. El ‘fútbol total’ para Seedorf "es que todos los jugadores, incluido el portero, piensen de la misma manera. Buscan las mismas soluciones, reconocen las mismas dificultades, tienen una buena comunicación entre ellos".

Segundo. Liderazgo. Es una cualidad que el Dépor actual no tiene y que Seedorf debe encontrar. Seedorf opina en este sentido que "hay jugadores en el campo que deben proteger esta filosofía y los puntos fuertes del equipo". Esos jugadores son los que el técnico señala como "los líderes, los que protegen la identidad del equipo en momentos de dificultad. Porque hay veces que los conjuntos que no están tan formados tienen un plan para jugar desde atrás pero cuando no lo consiguen a la primera y a la segunda… rifan el balón. Ahí debe haber un líder que diga ‘no’, vamos a seguir jugando de esa forma porque si no lo hacemos, el adversario cambiará de mentalidad". Por tanto, hay que concluir que Seedorf tiene como primera misión en el Dépor encontrar a ese líder, que comprenda su mensaje y que sea su correa de transmisión en el terreno de juego. Un jugador que sea fuerte mentalmente y que lleve el peso y el compromiso para que el equipo no se caiga, como se ha visto con el Barcelona, Real Madrid y Real Sociedad.

Tercero. Juego vertical para crear peligro y encontrar el gol. Seedorf destaca que el fútbol es "verticalizar" porque "es fundamental para ganar partidos. La posesión siempre debe ir en función de crear peligro, porque el objetivo es siempre hacer goles. Para eso hay que tener a jugadores determinados".

Cuarto. Entender a la plantilla que se ha confeccionado para poder exprimir el tipo de jugadores que se han fichado. "Cada entrenador tiene que entender a sus jugadores, sus características, para que el estilo sea sacar lo mejor de ellos. En general, hay entrenadores que son muy buenos en inocular esta filosofía y hacer que los jugadores la implementen los 90 minutos. Lo he visto, por ejemplo, en equipos como el Arsenal y el PSG". De ahí que las dobles sesiones y la convivencia con los futbolistas, compartiendo también el tiempo para comer, sea la segunda misión que tiene Seedorf al aterrizar en A Coruña y tratar de buscar el acierto. Es decir, conocer a los jugadores, recuperarlos mentalmente, estudiar sus puntos fuertes, saber esconder los puntos débiles una vez detectados y construir un equipo capaz de creer.

Quinto. Crear una mentalidad ganadora. Seedorf cree que en el fútbol "gana el que sabe exprimir mejor su filosofía, con más consistencia y determinación. En el fondo, ese es el trabajo del entrenador: que sus pupilos sigan su idea", argumenta el técnico.

Sexto. No importa el dinero con el que se ficha para competir, lo que importa es crear un equipo con capacidad para creer. "No creo que el dinero sea la razón principal para que un club no pueda competir ni aspirar a grandes objetivos. Sinceramente, creo que es posible pero hay que hacer cosas para provocarlo. Si no se integra experiencia en esos equipos será imposible", puntualiza el técnico. Al hablar de experiencia, Seedorf recuerda dos cosas: primero, "he absorbido todo lo que he podido de entrenadores como Van Gaal, Capello, Ancelotti…Y también lo que menos me gustaba de ellos, que es lo más importante para no cometer los mismos errores en el futuro; segundo, "haber jugado durante 24 años a un alto nivel y conocer todos los detalles técnicos y tácticos solo uno que ha vivido esa situación y que ha jugado en ese nivel los puede ofrecer. No es una garantía. Pero hay que saber pasar tu filosofía, cómo hacer esa transferencia. Yo espero que mi carrera sea un estímulo para ellos", destaca.

En la cadena Cope, el ex futbolista confiesa que su palmarés, su figura como deportista, su ejemplo como futbolista y sus logros sirvan para que los jugadores del Deportivo sientan una motivación extra y aprovechen la oportunidad del clima de convivencia que desea crear dentro del vestuario blanquiazul. Por eso, Seedorf anuncia a sus nuevos futbolistas que "mi puerta está abierta para ellos y hablar cuando quieran de lo que quieran. Ahora, es un momento delicado pero también es un momento de oportunidad. Porque una crisis es un momento para la oportunidad. Yo soy optimista", explica. Seedorf parece manejar claves de empresa que unido a su experiencia en el mudo del fútbol pretende desarrollar en su primera experiencia como entrenador en la Liga española.

Séptimo. Crear un clima para crear un vínculo de confianza y la transferencia de su conocimiento. Para eso, ha planificado sesiones dobles. Comer con los futblistas. Hacerles convivir. Quiere que se conozcan, que se entiendan, que se comprendan. "Las dobles sesiones y comer juntos vamos a repetirlo más veces si es necesario. Ahora mismo lo hago para conocernos lo antes posible y lo mejor posible. Estar juntos es importante en este momento. No nos va a hacer mal. Nos ayudará a trabajar con serenidad y con confianza", explica el técnico. Tenemos poco tiempo para empezar lo que quiero y como lo quiero hacer. Ellos tienen que entender cómo trabajo y mi forma de comunicación con ellos. Nos va a hacer bien estar juntos dentro y fuera del campo. Esto que estoy haciendo no es para castigarlos, sino para hacer un trabajo de calidad". Trabajar mañana y tarde, comer a mediodía, descansar juntos, realizar planes de trabajo individuales con jugadores son experiencias que Seedorf vivió y aprendió en Milanello y que parece importar ahora en A Coruña.

Octavo. Recuperar el aspecto psicológico de los jugadores. En Tiempo de Juego, Seedorf reconoce que aún tiene que tener una mayor toma de contacto con los futbolistas, pero un aspecto fundamental es recuperarlos anímicamente. "He visto unos 10 partidos del Deportivo. Tengo una idea de cómo juegan. Pero no conozco a los jugadores. El aspecto psicológico es fundamental teniendo en cuenta la situación actual. Pero los jugadores me han demostrado en el primer entrenamiento que tienen la fuerza para funcionar. Las cosas van a mejorar", espera con optimismo el técnico.

Noveno. Tiempo para lograr la adaptación y la consecución de los logros sin importar el calendario. "Como entrenador hay que ver los jugadores que tienes a tu disposición. Para obtener un buen resultado hay que sacar lo mejor de los futbolistas creando un grupo. No me gusta hablar de cómo soy yo o no como técnico. Con el tiempo, espero demostrar con hechos mi trabajo. Pero estoy convencido de lo que quiero hacer y tengo muy claro cómo quiero jugar. No tengo claro en este momento cuáles son las características de este grupo. Necesito tiempo", solicita el nuevo técnico.

Décimo. No perder el respeto por el entrenador. Confía en que los jóvenes futbolistas de la plantilla actual del Dépor tengan admiración por la figura de su nuevo entrenador, pero es consciente de que si no demuestra estar bien preparado la fuerza inicial del cambio se pierde. Por eso insiste en la idea de respetar la figura del entrenador para triunfar. "Para mí un grupo profesional tiene respeto por el entrenador siempre, sea quien sea. Pero sí es cierto que los hay que necesitan aquel exjugador que ha visto jugar o con el que directamente ha compartido vestuario. Pero insisto: esa fuerza se pierde si no demuestras estar preparado, comentó Seedorf en Tiempo de Juego de la cadena Cope.

Undécimo. Mantener el vestuario siempre alerta. Relajarse no es un verbo que se deba conjugar en el fútbol. Cree que en el vestuario debe haber cambios, provocarlos. Lo aprendió de sus predecesores, como Capello. "Era el maestro de la manipulación. Si veía que el vestuario estaba muy relajado, contábamos hasta diez y ya estaba buscando pelea con alguien. Era un provocador nato. Con más de diez jugadores nuevos, Capello supo llevar aquel grupo muy bien, aunque, infelizmente, solo por un año", recuerda con nostalgia.

Duodécimo. Aprender a sobrevivir en el fútbol. Esta clave la encontramos en las palabras que recoge la revista Panenka. Sucedió cuando dejó la escolanía holandesa del Ajax, en donde consiguió sus primeros grandes éxitos como futbolista, y pasó a la escuela del fútbol italiano. El concepto de juego era tan diferente que incluso como futbolista lo pasó mal, hasta que entendió que él tenía que cambiar y adaptarse. "Tuve que cambiar todos mis principios. Ahí fue el día en el que aprendí a sobrevivir en el fútbol, el día en el que entendí que los aficionados y los medios influyen en las ideas de los jugadores, de los clubes, de los entrenadores… Y me dije: ¿por qué voy a hacer algo que va a perjudicarme? Correré, haré esa presión y si no llego, haré otra. Si es lo que la gente quiere ver y entiende… Además, estaré demostrando a mis compañeros, a mi entrenador y a la afición que tengo voluntad", argumenta.

Décimo tercero. Economizar esfuerzos y entender el juego del fútbol. Adaptó la economización de los esfuerzos aprendida en el Ajax para sobrevivir en un fútbol con un mayor sacrificio como el que caracteriza el clásico juego italiano. Seedorf se preguntaba en su paso por Italia. "¿Por qué tengo que correr detrás del balón si puedo ubicarme en el medio de dos rivales, para que el que tenga el balón no pueda dársela al otro? Si estoy en el punto correcto, ya estoy bloqueando el pase, ¿no? Quien entiende de fútbol puede ver estas cosas. El que no, pensará que soy un vago. En el fondo, estaba usando mi inteligencia y conocimientos para economizar esfuerzos. Crecimos así en el Ajax, ”economiza siempre que puedas”. Cuando el rival tenía el balón no corríamos como locos, nos posicionábamos de tal forma que podías interceptarlo a distancia provocando su error. Solo la presión conjunta es eficaz.

Décimo cuarto. Dar oportunidades a los jóvenes con responsabilidad. Seedorf explica al respecto que "una cosa es dar protagonismo a los jóvenes y la otra es darles toda la responsabilidad. En nuestro Ajax había jugadores con experiencia: los De Boer, Blind, Rijkaard… Esa combinación fue fundamental para encontrar el equilibrio. En Europa se exagera cuando algunos clubes buscan grandes resultados solo con jóvenes. Porque, al final, acaban quemados y algunos no están preparados para llevar el peso de estos equipos a sus espaldas. Y es comprensible: nosotros -se refiere a su estas en el Ajax- crecimos sin aquella presión. Así es como debería ser, en el fútbol y en la vida. Algunos pueden hacerlo, pero no todos. Y eso se traduce en los muchos jóvenes que dan pasos más largos de los que realmente pueden dar", explica Seedorf en Panenka. Es decir, para dar entrada a un joven de la cantera primero hay que hacerlo con equilibrio y la contrastada experiencia de un futbolista ya asentado en el puesto.

Décimo quinto. Manejar estratégicamente la agresividad. Una vez más, en el cambio de filosofía de juego del Ajax a Milan encontró esta clave. "Empecé a utilizar estratégicamente esta agresividad, cambió mi forma de interpretar el fútbol. En el Ajax éramos un todo pero en Italia era yo el que debía adaptarme. Aquel aprendizaje fue enorme".

Fuentes:

- Seedorf, en El Partidazo de COPE

- 10 reflexiones del Seedorf entrenador


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar