domingo, 11 de abril de 2021

El Betis solo tiene tres puntos más que la temporada pasada

La temporada del Real Betis ha sufrido diversos altibajos, los cuales han provocado derrotas béticas en encuentro que se presuponían factibles para conseguir puntuar.


El Betis solo tiene tres puntos más que la temporada pasada
  • whatsapp
  • linkedin

Con la derrota cosechada ante el Athletic Club, marcada por la polémica arbitral que, probablemente, fue la causa de dicha pérdida, el Real Betis ha finalizado el año 2017 en lo que a resultados se refiere, pasando el equipo a disfrutar con sus familias de las vacaciones navideñas. Por culpa del resultado cosechado el pasado viernes 22 de diciembre, el conjunto verdiblanco no podrá permanecer con sus allegados con toda la felicidad que pretendían, algo que se comprobó al final del encuentro, cuando se acercaron al Gol Sur del Villamarín para cantar y saltar con los aficionados, mientras a algunos se les notaba afligidos por no haber logrado la victoria ante los suyos.







Algo que, sin duda, les fastidiará en gran medida, es la comparación existente entre la presente temporada y la pasada, marcada por los malos resultados y los vaivenes en el banquillo. A estas fechas, en la pasada temporada se habían jugado 16 jornadas de Liga, en las cuales el Betis —por aquel entonces ya entrenado por Víctor Sánchez del Amo— había salido triunfador en 5 ocasiones, logrando 3 empates y, negativamente, 8 derrotas que le colocaban en la 14ª posición de la clasificación. Por aquel entonces, la afición miraba con temor a las plazas inferiores, siendo obligatorio mirar a unos puestos de descensos que solo estaban seis puntos. Europa, por otro lado, se encontraba a 10 puntos de distancia, limitados por la sexta plaza que ocupaba el Atlético de Madrid. Se hablaba, también, de un Betis con unas cifras ínfimas de gol, habiendo conseguido tan solo 18 dianas a su favor. La defensa, además, era de las peores de La Liga, con 29 goles encajados y una media de 1,8 goles recibidos por partido.







Hoy, la situación es demasiado similar. Los números son escasamente mejores, con una victoria más —seis— en 17 jornadas, teniendo 3 empates y 8 ocho jornadas también. La faceta goleadora es más positiva, con 25 goles conseguidos por los béticos y una media de 1,4 goles anotados por encuentro. Sin embargo, la defensa se mantiene también en números negativos, con 31 recibidos. Lo único que aparenta ser mejor son las sensaciones que tanto defendían el pasado año, con un equipo que, al menos, pretende jugar con inteligencia y con un estilo bien definido; sin embargo, aún se encuentra por pulir y tiene muchos aspectos que mejorar.

Hay que tener en cuenta, además, que el pasado año, por estas fechas, se había jugado un partido menos. Si comparamos las diecisiete jornadas de ambas temporadas, nos encontraríamos con una situación prácticamente calcada a la actual, ya que, en la 17ª jornada, el Betis venció por 2-0 al Leganés, manteniendo los mismos números, aproximadamente. Queda claro, por tanto, que a este Betis le falta aún mucho para ser un gran equipo, algo que se debe plantear con paciencia, pero, indiscutiblemente, también con exigencia.







Te puede interesar