viernes, 23 de abril de 2021

Real Betis 3–5 Cádiz CF: esperpento copero

EL Real Betis ha sido apeado de la Copa del Rey por el Cádiz con gran sorpresa, tras jugar con un nivel pésimo y siendo superado por el rival en todo momento.


Real Betis 3–5 Cádiz CF: esperpento copero
  • whatsapp
  • linkedin

Al Real Betis se le ha acabado el periplo a través de la Copa del Rey. Llegaba al Villamarín con un 1-2 de la ida favorable que le allanaba en sumo grado la eliminatoria, pero el Cádiz sabía lo que debía hacer para contrarrestar a los béticos y su juego. En todo momento, los de Cervera anularon a los verdiblancos, que jugaban con tremendos fallos en todas las facetas del juego y no conseguían generar peligro con facilidad.

Baño táctico desde el principio

Comenzaba el partido con un Betis decidido a dominar sobre el verde. Trataba de mantener la posesión y el Cádiz sabía que no perdía nada, así que esperaba a recuperar el balón y lanzarse al contraataque. Tal fue así que, en el minuto 3 y tras un fallo de los jugadores béticos en el centro del campo, el Cádiz logró pasar el balón por encima de toda la defensa verdiblanca —muy adelantada— para que Barral, solo ante Dani Giménez, definiera a placer para colocar en el marcador el 0-1.

El Betis seguía fiel a su filosofía y tocaba continuamente el balón, pero no conseguía llegar al área cadista. Tras un pase al espacio de que se perdió en la defensa visitante, Nahuel logró presionar la posesión del Cádiz y forzó una falta al borde del área. Ryad Boudebouz fue directo a por el balón y, con un golpeo al palo derecho de Yáñez, colocó el empate a uno en el electrónico.

El partido seguía la misma tónica, con dominio absoluto por parte de los de Setién y evitando que el Cádiz lograra la posesión del esférico. Jugadas elaboradas y sumamente largas que no conseguía el Betis llevar hasta la portería cadista, mientras esto intentaban, con alguna que otra galopada, dar el susto. El Cádiz, cuando podía disponer de la posesión del balón, mandaba el balón a las bandas y centraba al área, con lo que conseguía, a veces, saques de esquina que utilizaban para comprometer al Betis. En uno de ellos, marcado el minuto 18, peinó la bola Abdullah al segundo palo para que Romera rematara con bastante facilidad, haciendo así el 1-2.

El Betis no se resintió en demasía y continuó jugando a lo suyo. Minutos después, tras un buen pase que recibió Tella en el lateral del área, quien recortó con gran maestría y clavó el balón en la escuadra, el marcador se colocaría con un empate a 2. Aun así, el Cádiz sabía que, ejerciendo presión al Betis, podría mantenerse vivo en la lucha. Tal fue así que lo intentaba sin cesar y, en el minuto 25, tras una recuperación de Barral en el área bética y un gran recorte, fue Dani Giménez el que derribó al delantero. El árbitro señaló pena máxima y Aitor materializó el 2-3.

La afición mostraba, desde ese momento, su máximo descontento con el equipo, que parecía no querer pasar de ronda. Pasaban los minutos y el Betis no conseguía generar peligro en la meta de Yáñez. El Betis jugaba dormido. En el minuto 36, además, el Cádiz consiguió disparar a la portería de Dani Giménez, quien no atajó el balón tras intentar despejarlo y acabó dentro, pero el árbitro anuló el gol por fuera de juego previo. Cuatro minutos después, tras una gran jugada en la banda de Aitor, consiguió Romera poner el 2-4 en el electrónico. Llegó el pitido inicial y los equipos se marcharon a los vestuarios con una sonora pitada de la afición local como banda sonora del drama.

Mismo guión con resultado peor

Comenzaba la segunda mitad con la inclusión en el once de Guardado y Barragán, sustituyendo a los desacertados Nahuel y Rafa Navarro. El planteamiento no había cambiado por parte de ningún equipo, pero el Betis se encontraba muy desacertado en el pase. Además, el balón nunca iba dirigido entre los tres palos que defendía Rubén Yáñez, haciendo muy complicada la remontada.

Boudebouz tiraba del carro como podía, aportando verticalidad a las posesiones béticas y forzando jugadas en el área del Cádiz, así como saques de esquina que no cuajaban. Como ejemplo, en el minuto 59, filtró un pase que dejó descolocada a toda la defensa cadista y plantó a Barragán solo ante el meta rival, pero mandó el balón por encima del larguero por culpa de la presión ejercida por Oliván.

Se cumplía el minuto 62 cuando llegó Tello al área del Cádiz, tras controlar un preciso pase largo de Andrés Guardado, y cruzaba el cuero, saliendo desviado por pocos centímetros. Sin embargo, dos minutos después y tras un gran pase de Guardado, de nuevo, para el propio Tello, consiguió él mismo el 3-4 tras sentar al defensa rival con un gran recorte y mandar al fondo de las mallas el balón.

La afición comenzó entonces a apretar, pero el Cádiz también supo hacerlo. Coqueteaba con el área bética desde la banda el cadista Moha, quien intentó centrar varias veces. De nuevo, tras un saque de esquina que quedó en nada por parte del Cádiz, los béticos comenzaron a presionar con la posesión al visitante, intentando asfixiarlo en su propia área. Continuaba tocando el Betis y sobando el balón, pero continuaba sin asediar la portería de Rubén Yáñez. El Cádiz, por su parte, sabía lo que tenía que hacer, y en el minuto 73, tras una recuperación en el centro del campo que pilló desprevenida a la defensa del Betis, Salvi corrió como nunca hacia la portertía de Dani Giménez y disparó raso; el meta despejó el balón, dando una nueva vida al Betis en la eliminatoria.

Llegó el minuto 77, y con él, la debacle total. Botó Salvi un córner al área chica del Betis y Kecojevic, con suma facilidad, saltó y remató de cabeza el balón, haciendo el definitivo 3-5 que permite al Cádiz ser de octavos y manda al Betis fuera del torneo copero.

Ficha técnica:

Real Betis: Dani Giménez; Rafa Navarro (Barragán, min. 45), Mandi, Tosca, Durmisi; Camarasa, Narváez (Joaquín, min. 76), Boudebouz; Nahuel (Guardado, min. 45), Tello, Sergio León.

Cádiz: Rubén Yáñez; Nico, Kecojevic, Marcos Mauro, Oliván; Abdullah, Alex Fernández, Romera, Aitor (Salvi, min. 67), Moha (Álvaro, min.67); Barral (Garrido, min. 84).

Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez (Comité tinerfeño). Amonestó a Moha (min. 27), Boudebouz (min. 44), Narváez (min. 69), Camarasa (min. 89).

Goles: 0-1, Barral (min. 3); 1-1, Boudebouz (min. 8); 1-2, Romera, (min. 18); 2-2, Tello (min. 25); 2-3, Aitor (min. 26); 2-4, Romera (min. 41); 3-4, Tello (min. 64); 3-5, Kecojevic (min. 78).

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de la Copa del Rey, disputado en el Estadio Benito Villamarín con una asistencia de 25.829 espectadores.

Te puede interesar