domingo, 9 de mayo de 2021

Atlético 1–1 Villarreal: La falta de puntería le pasa factura a los rojiblancos

Bacca pone el empate en los minutos finales ante un Atlético de Madrid que no termina de matar los partidos, con un gol de la tranquilidad que nunca llega.


Atlético 1–1 Villarreal: La falta de puntería le pasa factura a los rojiblancos
  • whatsapp
  • linkedin

Una tarde más, el Wanda Metropolitano albergaba un encuentro clave para dos equipos que ocupan los puestos de arriba de la tabla -cuarto contra sexto- con una diferencia de tres puntos entre ambos conjuntos. El Atleti venía de cosechar un empate en Copa del Rey frente al Elche de Segunda B y conseguir una victoria por la mínima contra el Celta en la anterior jornada de liga sufriendo más de lo esperado y teniendo problemas para encontrar la mejor versión del equipo. Hoy los rojiblancos volvían a casa -invictos de momento en su feudo- con el claro compromiso de llevarse los tres puntos ante un Villarreal dispuesto a seguir creando problemas a los atléticos como viene siendo habitual en las tres últimas temporadas -en la última consiguieron ganarles tanto en la ida como en la vuelta- y continuar así con su racha de tres partidos consecutivos ganados en esta campaña liguera.

En los onces cabría destacar la vuelta de Gameiro en punta de ataque tras marcar el gol de la victoria frente al Celta y demostrando Simeone con su decisión que aún confía en él, así como la vuelta de Filipe Luis, además de las importantes bajas de Koke y Carrasco por lesión; por su parte, los amarillos contaban con un jugador determinante como Bakambú que venía de anotar seis goles consecutivos para su equipo, y la importante baja por decisión técnica de Samu Castillejo.

El duelo comenzaría con cierto dominio de los visitantes, sintiéndose cómodos con la posesión ante un Atleti pasivo sin generar gran presión. Un manso disparo de Bacca pondría la alerta en los primeros compases, aún así los locales daban la sensación de encontrarse más cómodos esperando al rival en su campo, una decisión que define el sello del equipo pero que indudablemente frustra a la afición ya que da la sensación de inferioridad. Aun así, con el transcurso de los minutos, el duelo se iría equiparando con dos equipos muy tímidos en ataque, centrados en no perder el balón e intentando torpemente generar unas ocasiones inexistentes hasta el momento.

No sería hasta el minuto 19 cuando sucederían las dos únicas acciones de peligro, la primera un disparo de Correa a las manos de Barbosa y otra un balón muerto que se le quedaría a Gameiro que resolvería con un tiro mal ejecutado por encima de la portería rival. Dos ocasiones claras que meterían más en su campo al Villarreal como forma de evitar las incipientes embestidas del Atleti que poco a poco se iba encontrando en el partido, aunque sin gran acierto ni determinación.

Rondando el 30’ la balanza cada vez se iría decantando más para los rojiblancos rompiendo cualquier posibilidad de ataque del conjunto amarillo, y con la aparición de Griezmann y Saúl en tres cuartos de campo desequilibrando a la defensa rival en jugadas de compenetración, produciendo un peligro cada vez mayor. No obstante, al filo del descanso un magnífico pase entre líneas hacia Bakambú lo interceptaría Savic en una carrera vigorosa evitando un mano a mano clarísimo para el Villarreal. Un partido que iría cogiendo ritmo, ahora el Atleti con un remate de Saúl desde los once metros, tras un disparo del “7” francés rechazado por Barbosa, que sacaría bajos palos un defensor.

Justo antes del pitido del colegiado, un remate fallado por Thomas Partey se marcharía ligeramente desviado muy cerca del palo izquierdo de la portería. Así llegaríamos al descanso con un Atleti superior, manejando el tempo del encuentro, generando ocasiones claras de gol pero con el 0-0 inicial, demostrando ciertas carencias ofensivas que arrastran desde las últimas jornadas. Por otro lado, un temeroso Villarreal permanecería casi desaparecido, aunque gozaría de alguna jugada destacada de peligro.

Ya en la segunda mitad la misma tónica, con un Atleti que conseguía seguir manejando la batuta del partido, dando sensaciones de mostrar una cara distinta al de encuentros pasados, aunque sin conseguir penetrar con decisión, fallando siempre en el último pase. El Villarreal se aprovecharía de esa carencia para seguir metido en el partido manteniendo la esperanza de conseguir marcar en la portería de un Oblak con muy poco trabajo hoy pero que tuvo que emplearse con una gran mano en un disparo lejano de Rodri en el 56, para poco después otro disparo muy potente de Correa -que estaba haciendo un gran partido- entraría dentro de la meta de Barbosa que no pudo hacer nada para evitarlo.

Un gol que justamente premiaba el buen fútbol del Atleti y frustraba las opciones del conjunto amarillo que tendría que tomar la iniciativa si quería sacar algo del Metropolitano, lo cual no parecía ocurrir ya que a partir del 60’ las acciones de peligro para los atléticos se multiplicaban, primero Saúl con un tiro desviado y después Gameiro con un mano a mano que tapaba sensacionalmente el meta del Villarreal.

Llegados al ecuador de la segunda parte, los visitantes despertarían de su letargo ahora sí con cierto dominio, consecuencia de la movilidad con hombres de ataque como Rukavina y Samu Castillejo, que entraría por Soriano, demostrando paciencia y serenidad en la creación de peligro, mérito en gran medida del entrenador Javi Calleja al realizar un cambio de sistema más acorde a las exigencias de su equipo. Y así, un córner en el 80' que remataría Carlos Bacca con un impecable cabezazo a la red ponía el empate en el electrónico. El Atleti volvía a pagar, una vez más, el bajón de ritmo mostrado tras el gol e intentaba buscar a la desesperada el segundo que le diese los tres puntos, plantándose de nuevo con facilidad en el área rival con un disparo claro de Griezmann y un centro de Correa que no encontraban ni rematador ni portería, ambas casi con el tiempo cumplido.

Un empate frustrado para un Atlético de Madrid que no consigue matar los partidos dando la sensación que se conforma con una mínima diferencia que les valga para aguantar hasta el pitido final, sin querer arriesgar con la búsqueda de otro posible gol que ponga una brecha en el marcador. El equipo de Calleja, por su parte, se lleva un punto logrado en un encuentro difícil que resolvieron con tesón con un magnífico gol de Bacca que se veía venir en los minutos finales.

FICHA TÉCNICA:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luis; Correa, Gabi, Thomas, Saúl; Gameiro (Vietto, 74’) y Griezmann.

Villarreal: Barbosa; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa (Rukavina, 69’); Fornals (Cheryshev, 76’), Trigueros, Rodrigo, Soriano (Samu Castillejo, 60’); Bakambu y Bacca.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Trigueros (25’), Bakambu (55’), Bacca (79’) y Álvaro (85’).

Goles:

1-0. 62’. Correa recibe de Griezmann dentro del área, se deshace de Jaume Costa y bate a Barbosa.

1-1. 81’. Bacca cabecea a la red un saque de esquina.

Autor

Juan Salinas

Te puede interesar