viernes, 16 de abril de 2021

Atlético 1–2 Chelsea: El conjunto inglés no se rinde y se lleva los tres puntos

Esta noche el estadio Metropolitano se ha vestido de gala para presenciar el primer partido de Champions de la temporada.


Atlético 1–2 Chelsea: El conjunto inglés no se rinde y se lleva los tres puntos
  • whatsapp
  • linkedin

El Atlético recibía al Chelsea, uno de los equipos más fuertes del continente con una racha de siete partidos sin conocer la derrota, con un Morata en pleno estado de forma –seis goles en los últimos seis partidos– y la vuelta de Hazard al once, lo que parecía indicar que ya está completamente recuperado de su lesión. Por otro lado, el equipo de “Cholo” Simeone –que hoy cumplía cincuenta partidos de Champions dirigiendo al Atleti– volvía a contar de nuevo con la titularidad de Carrasco, la vuelta de Juanfran por banda, Correa en la delantera, y Thomas –tras su suplencia ante el Sevilla– en la medular del equipo.

Uno de los ingredientes más especiales de este duelo europeo radica en la gran cantidad de jugadores que han vestido ambas camisetas, como es el caso de Filipe Luis, Torres, Hasselbaink, Courtois o el esperado Costa, que vestirá de nuevo de rojiblanco a partir de enero. El esperado partido de esta segunda jornada de Liga de Campeones resulta también una prueba para la nueva red de seguridad del Metropolitano, con la llegada de 2.300 hinchas ingleses a la capital.

El inicio del partido comenzaría con intensidad, con dos claros disparos de los azules de Morata y Hazard, ambos fuera y sin peligro. A diez minutos del comienzo, el Chelsea estaba plantado sobre el césped con autoritarismo y con ganas de crear peligro al rival con rápidas jugadas que buscaban al “nueve” español. El Atleti –con cierto nerviosismo y con complicaciones a la hora de sacar el balón– intentaría encontrar su lugar y hacerse dueño del esférico, tarea nada sencilla al encontrarse una y otra vez con el muro alzado por Kanté y Bakayoko en el círculo central. El conjunto de Conte trataba con éxito generar triangulaciones en los costados que provocasen una apertura al área de Oblak, que tendría que aparecer en el 13' para despejar un disparo complicado.

Llegados al 23', y con un Chelsea que llegaba con comodidad al área atlética, Morata a centro de David Luiz remataría a puerta teniendo Oblak que meter de nuevo el guante y enviarla a córner. Los locales tenían verdaderos problemas de construcción ante un Chelsea que lo intentaba una y otra vez con gran claridad, demostrando una clara superioridad ante un rival que se precipitaba con pases que no encontraban receptor, lo que generaba una incomodidad propia de un equipo sin ideas, sin disparos a puerta, con errores y siendo aplastado por el Chelsea en la primera media hora de encuentro.

Sería en el minuto 35 la primera actuación de peligro para los rojiblancos, con un centro de Juanfran buscando a Griezmann que interceptaría Cahill, una acción que serviría de medicina para empujar y conseguir implantar energía. Una jugada más tarde, el colegiado señalaría un penalti a favor de los locales en un agarrón dentro del área que transformaría Griezmann. Un gol, en el minuto 40, que les valía a los atléticos para ponerse por delante en el marcador. Ya casi en el descanso el Atleti tendría doble oportunidad con dos disparos, el primero de Koke –que rechazaría Courtois– y el segundo de Saúl –rozando el palo a escasos metros de la portería–.

Al descanso, un Chelsea muy superior, capaz de desplegar un fútbol directo rompiendo líneas con facilidad y rapidez pero sin la suerte de cara al gol. El Atleti, mientras, no acertaba a poner su sello y era un testigo más del peligro del rival, y aún así se marchaban a vestuarios con un gol en el marcador que podría favorecer su juego y enfocar de otra manera la segunda parte.

Al comienzo de la segunda sería el Chelsea el que tendría la primera ocasión con una falta sacada por Juanfran y el remate de Koke de cabeza se marcharía rozando la meta del francés. Los visitantes lo seguirían intentando, esta vez con un centro tocado de Moses que no remataría Morata a bocajarro por unos centímetros. Aún así –a consecuencia de un bajón de nivel del equipo londinense–, el Atleti demostraría mayor solidez defensiva y no tendría tantos problemas para descomponer el juego del rival pero sí que reflejaba una ausencia de dinamismo en ataque.

En el minuto 59, un centro desde el pico del área de Hazard lo aprovecha Morata para enviar su cabezazo dentro de la red. Un gol que llegaba en el momento más álgido de un Chelsea que nunca lo dejaba de intentar e igualaba un partido cuyo marcador era más acorde con lo demostrado sobre el césped. Unos minutos después, Fábregas perdona el segundo dentro del área pequeña que incomprensiblemente la manda fuera. El gol despertaba a los azules e inquietaba a los rojiblancos.

A partir del 70, el juego se equipararía ya que existirían ocasiones para ambos conjuntos, la más destacable un corner del Atleti que remataría Godín y rebotaría en un contrario. El Chelsea –insistente en generar ataque con pases directos a los extremos–, provocaría que se abriese más en defensa y los locales tendrían más facilidad para penetrar. La entrada de Torres, en el 70', se produjo en el momento preciso para hacer daño entre líneas, y minutos más tarde lo intentaría con un disparo flojo a las manos de Courtois.

En el 75', de nuevo Morata en una carrera vertiginosa con Lucas se plantaba delante de Oblak y con la puntera la enviaría a escasos centímetros del palo. El Chelsea buscaba el partido y daba la sensación que la balanza se podría decantar de su lado.

A partir del 80, el desgaste físico sería el mayor enemigo de los visitantes demostrando perder recorrido en los ataques y pocas complicaciones a la hora de sacar el balón, el Atleti se mostraría más cómodo –cambiando la tónica del partido hasta ahora– y las últimas jugadas de peligro serían para ellos, hasta que, con el tiempo cumplido, sería Batshuayi el que anotase el gol definitivo tras un perfecto pase de la muerte, dejando así a equipo y afición con la decepción en sus rostros.

En definitiva, un Atleti muy impreciso en la mayoría del encuentro que no consigue sacar un punto tan preciado y que parecía que se quedaría en Madrid. El Chelsea, superior en gran parte del encuentro, finalmente se lleva unos tres puntos sufridos, en parte debido a la falta de puntería de hoy. Como nota final, apuntar que Courtois conducía el túnel de vestuarios con una gran ovación de su antigua afición demostrándole gratitud por tantos partidos salvando al que fue el equipo del Manzanares.

FICHA TÉCNICA:

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín Lucas, Filipe; Koke, Thomas (Giménez, 76’), Saúl, Carrasco (Torres, 69’); Correa (Gaitán,70’) y Griezmann.

CHELSEA: Courtois; Azpilicueta, David Luiz, Cahill; Moses, Kanté, Bakayoko, Marcos Alonso; Cesc (Christensen, 85’), Hazard (Willian, 81’) y Morata (Batshuayi, 81’).

GOLES: 1-0 (Min. 40) Griezmann, de penalti. 1-1 (Min.60) Morata. 1-2 (Min 93) Batshuayi.

ÁRBITRO: Cuneyt Cakir (Turquía), amonestó a Thomas (47’), Griezmann (53’).

INCIDENCIAS: Partido de la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League disputado en el Wanda Metropolitano ante 65.000 espectadores.

Autor

Juan Salinas

Te puede interesar