viernes, 16 de abril de 2021

Durísimo comunicado del Dépor contra su consejero díscolo

El club le recuerda al consejero, y al mismo tiempo reconoce, que la entrada de Abanca en el Deportivo es una operación de "rescate" para evitar su desaparición


Durísimo comunicado del Dépor contra su consejero díscolo
  • whatsapp
  • linkedin

El consejero del Deportivo de A Coruña ha tenido respuesta oficial de sus compañeros de consejo seis días después de aber hecho estallar una tormenta en club coruñés. A través de un comunicado oficial publicado en la web blanquiazul los siete consejeros reprenden durísimanente a su colega. El documento lo encabeza el presidente del Real Club Deportivo, Fernando Vidal Raposo, y lo suscriben el resto de consejeros en bloque. Es decir, Juan Antonio Armenteros Cuetos, José Luis Queijeiro Fuentes, Manuel José Vázquez Martínez, Federico García Poncet, Argimiro Vázquez Guillén y Ricardo Javier González Fernández.

Los consejeros empiezan su misiva contra Miguel Otero manifestando su "su sorpresa" por la decisión de su compañero de haber elegido una "Carta Abierta" y posteriormente una "entrevista a la agencia EFE" para manifestar su oposición a la operación de conversión de la deuda del Deportivo en acciones que suscribirá, si no se tuerce la operación, Abanca, el banco que resultó de la fusión de Caixa Galicia y Caixa Nova, las dos cajas gallegas por excelencia. Los consejeros le recuerdan que si Otero está disconforme con las decisiones que se acuerdan en el consejo "el Club y el Consejo de Administración disponen de cauces internos establecidos para el debate, la exposición de discrepancias y la toma de decisiones sobre todos los aspectos del día a día y la gestión de la entidad, por lo que sorprende la decisión de manifestarse públicamente del modo elegido".

Para Fernando Vidal y sus más estrechos compañeros de consejo no hay discrepancia sobre el estado de las cuentas del club, cuentas que han asumido y recibido de dos consejos de administración anteriores. Además, niegan que el club sea opaco en cuanto a la información que se da a los accionistas y socios de la entidad herculina. "Como es sobradamente conocido, el Real Club Deportivo cumple con los máximos estándares de transparencia evaluados por entidades independientes como Transparencia Internacional, siendo además una de las instituciones, por su calado social y repercusión pública, sometida a una mayor cantidad de "luz y taquígrafos" sobre toda su actividad ordinaria y extraordinaria", responden a las acusaciones vertidas en la misiva de denuncia de Otero.

Las críticas a su homólogo en el consejo se hacen especialmente ácidas cuando valoran los conocimientos sobre auditoría contable de Miguel Otero. Para Vidal y los consejeros adscritos a la postura oficial, ya que "las afirmaciones realizadas por este Consejero carecen del más mínimo rigor técnico, no existe ninguna base para tales aseveraciones y no se aporta documentación alguna. Son simples preguntas al aire que tienen respuestas claras y fácilmente contrastables por cualquier Deportivista. Accionistas, socios y aficionados pueden estar tranquilos con la realidad económica del Club, porque no hay otra", espetan con dureza.

Aseguran y le recuerdan que las cuentas anuales del Deportivo están sometidas "a las correspondientes auditorías independientes, anuales y puntuales, al exhaustivo control económico-financiero de la Liga de Fútbol Profesional, habiéndose practicado también una Due Dilligence". Añaden que "todos estos análisis externos han reflejado siempre, como resultado, la delicada salud económica del Club derivada de la deuda del Concurso de Acreedores. No hay que olvidar tampoco que el ordenamiento de la deuda correspondió a la Administración Concursal. Además de claras, esas cuentas son públicas. Se ponen a disposición de los accionistas y son analizadas por los medios de comunicación desde el mismo día de la convocatoria de cada una de las Juntas Generales con, al menos, un mes de antelación", le aclaran a su colega de consejo.

Para que no haya dudas sobre la situación financiera del club y el estado real de deuda viva que mantiene el Deportivo en este momento, Fernando Vidal ha aprovechado el comunicado oficial para reconocer qué dinero debe la entidad aportando incluso las altas cifras que deben soportar en cuanto a intereses por los préstamos solicitados para poder mantenerlo en competición y evitar su liquidación y cierre. "A fecha de hoy, la deuda total del Deportivo asciende exactamente a 90,6 millones de euros más intereses (otros 14,3 millones de euros). De ella, la parte más importante, 77 millones de euros (intereses incluidos), corresponden a préstamos a los que hay que hacer frente en los próximos doce años sin discusión de cantidades ni de vencimientos. Éstos últimos, sumados al pago del resto de la deuda ordinaria e intereses a la Agencia Tributaria, arrojan como resultado 98,9 millones de euros a abordar en el periodo 2020-2032", ha puntualizado el club. Además de esa deuda, explican que "el Patrimonio Neto de la sociedad es negativo en 72,68 millones de euros (a 30 de junio de 2019 según la auditoria aprobada en Junta General de Accionistas)".

Por otro lado, ante la idea de Miguel Otero de que el club no se encuentra en una situación tan crítica como para pedir la conversión de la deuda en acciones apuntaba que el Deportivo podría vender sus activos. Ante esta idea el Consejo le responde con claridad. "El Club carece de activos patrimoniales para hacer frente a esa cantidad. Más concretamente, los activos patrimoniales del Club no serían suficientes, ni de lejos, para hacer frente únicamente a los intereses de la deuda", zanjando la polémica discrepancia de la situación financiera y sus posibilidade de convertir en dinero líquido sus activos patrimoniales.

Igual que le ocurre al resto de empresas en España, el Deportivo no es ajeno a la crisis del coronavirus y, sobre todo, a los efectos posteriores al Estado de Alarma o la "nueva normalidad" de la que habla el Gobierno. Para los consejeros de la entidad blanquiazul surcar sobre el nuevo alambre financiero será complicado para una empresa que se encuentra en un delicado compromiso financiero. "Esta situación, ya de por si compleja, se ha agravado de forma importante en los últimos meses por la crisis financiera causada por la COVID-19, lo que sitúa al Deportivo y al sector futbolístico en una encrucijada sin precedentes. Dentro de 15 días, y durante poco más de mes y medio, nos jugamos una de las claves del futuro del Dépor, seguir militando en el fútbol profesional español. Una posibilidad de seguir vivos en el terreno de juego que a la llegada de este equipo de gobierno era casi una utopía que se consiguió revertir con la unión y el esfuerzo sin fisuras de todos, con una lealtad hacia el Deportivo que ahora se pretende quebrar sembrando dudas sin plantear certezas, ni alternativas, ni soluciones reales a los supuestos problemas", le contestan a Otero.

Vidal y sus colegas se muestran rotundamente alineados en el proyecto que les llevó a ganar las pasadas elecciones del mes de enero. "Es por ello que nos ratificamos en el proyecto que expusimos al Deportivismo y con el que nos presentamos ante todos los accionistas. Lo hemos venido plasmando desde nuestra llegada al órgano de gobierno de la sociedad y sigue siendo el único existente y posible en las circunstancias actuales del Club. No hay otro plan", emulando el "no hay plan B" que pronunciaba Pedro Sánchez en respuesta a la oposición al Gobierno. "Desde el primer minuto entendimos el problema y trabajamos para encontrar la solución con el respaldo del músculo financiero de ABANCA. De no ser por él, por ese crédito participativo de 5 millones de Euros firmado a principios de 2020, el equipo estaría hoy abocado al descenso a Segunda División B y el Club, por extensión, a su desaparición. Este préstamo ha permitido además de reforzar el cuerpo técnico y el plantilla, poder afrontar los gastos de temporada derivados de la crisis sanitaria. No se trata de una venta a ABANCA, es un rescate que obliga a una capitalización para poder hacer viable el Club", reconocen el Consejo presidido por Fernando Vidal. "Lo que deseamos desde el Consejo, y lo que ha dicho insistentemente querer ABANCA, es que el mayor número posible de accionistas y Deportivistas acudan a la ampliación de capital dinerada, y no solo participe la entidad financiera. De este modo, además, se podría mantener la actual estructura accionarial y equilibrar el Patrimonio Neto", ha explicado para recordar que son los accionistas actuales los que aún tienen la llave para suscribir una parte de la ampliación de capital social.

De ahí que reiteren que su plan es el que se llevará a la Junta y el único que el actual Consejo ve más realista para sofocar la angustiosa situación económica del equipo. "En esa línea de trabajo, seguimos teniendo la firme intención de volver a construir un Dépor grande, de y para Coruña y los Deportivistas. Para ello, se celebrará una Junta Extraordinaria en las próximas semanas en la que los accionistas decidirán si el camino a seguir es el que diseñamos y presentamos en nuestra hoja de ruta". La conestación es una invitación a Otero para que si mantiene su postura discrepante abandone su puesto como consejero. "Por ello entendemos que si el señor Otero no está en sintonía con el ilusionante proyecto presentado para el Club está en su derecho de dejar de formar parte del mismo y de acudir directamente a los tribunales correspondientes. Si no, hemos de recordarle que su deber es actuar siempre con lealtad y responsabilidad, obrando de buena fe y en el mejor interés de la Sociedad", le ordenan.

Al final del rotundo comunicado del club, uno de los más duros de su historia, y el más duro emitido contra un consejero, accionista y ex presidente de la Federación de peñas del Deportivo, el presidente del Deportivo pide disculpas a los aficionados por la imagen que está transmitiendo uno de sus colaboradores.  "Por último, a título personal, el presidente del Consejo de Administración, Fernando Vidal, quiere “pedir disculpas a todos los que apoyan el proyecto del equipo que lidero por el error cometido al contar con el consejero Miguel Otero a pesar de las múltiples y casi unánimes advertencias, los comentarios negativos y las presiones para que no lo sumase a este grupo. Estoy profundamente decepcionado por su actitud y me siento traicionado personalmente. Creo que un Consejero ha de tener unas miras bastante más altas, dejar a un lado los intereses personales y moverse solo por los del Club, evitando en todo momento dañar la imagen de esta entidad a la que todos queremos”, lamenta el máximo dirigente del Deportivo.

El consejo deportivista espera que la polémica se apague con el comunicado que ha hecho oficial y que Miguel Otero reconsidere sus manifestaciones. Apelan a la unidad para solventar los problemas más acuciantes, entre ellos el capítulo deportivo, ya que el equipo se encuentra en puestos de descenso a Segunda B actualmente. "Tenemos por delante, en un corto espacio de tiempo, retos deportivos, económicos y sociales claves para la supervivencia del Club. Por eso, aquí se acaban las disputas. No vamos a convertir esto en lo que, como Deportivistas, no queremos para nuestro Club. No vamos a permitir que mediante falsas acusaciones e insinuaciones se juegue con la estabilidad de la entidad, la ilusión de toda una afición y el futuro de muchas familias que dependen directamente e indirectamente del Real Club Deportivo. La único que vamos a hacer es seguir trabajando por intentar mantener la categoría en el campo, apuntalar la estabilidad económica de la sociedad en el presente y en el futuro y recuperar la unidad social que siempre ha caracterizado a la afición del Dépor y que convierten al Deportivismo en el principal activo de este Club al que la mayoría, con hechos, demostramos querer".

Te puede interesar