sábado, 17 de abril de 2021

Celia García: “La temporada del Celta ha sido atípica”

La jugadora del Celta Zorka repasa la temporada 2019/20, comparte sus sensaciones acerca de la competición y trata otros temas de actualidad en una entrevista concedida a Columna Cero.


Celia García: “La temporada del Celta ha sido atípica”
  • whatsapp
  • linkedin

Celia García Paunero (Valladolid, 1995) lleva el baloncesto en las venas. Creció entre balones y canastas; pues su padre Paco García es entrenador (actualmente, dirige al Montakit Fuenlabrada) y su madre, Ana Paunero, compitió en la Primera División femenina, con el Universitario vallisoletano. Por lo tanto, no sorprende que heredase un talento innegable para este deporte. A base de esfuerzo y trabajo diario, la jugadora pucelana ha ido perfeccionado su faceta de juego hasta el punto de brillar en Estados Unidos. Sin haber cumplido la mayoría de edad, García cruzó el charco para competir cuatro años en la NCCA estadounidense: formó parte del Otero Junior College e Incarnate Word University. Precisamente, en su etapa en San Antonio hizo historia al batir el récord de rebotes capturados en un partido (24). Además, en su último año firmó un promedio de 17.4 puntos, 10.3 rebotes y 1.9 asistencias por encuentro.

Posteriormente, regresó a España de la mano del Quesos El Pastor de la Liga Femenina Endesa. En la temporada 2018/19 se unió a la disciplina del Celta Zorka de Liga Femenina 2 (LF2), con el objetivo de aportar su polivalencia, capacidad tanto defensiva como reboteadora, lectura del juego y carácter. Durante el curso 2019/20, la alero estaba contando con una media de 23:48 minutos sobre el terreno de juego; promediando 8.2 puntos, 4.8 rebotes y 1.2 asistencias. García concede una entrevista a Columna Cero para repasar la temporada 2019/20, compartir sus sensaciones acerca de la competición y tratar otros temas de actualidad.                                                                                           

1. ¿Cómo recuerda sus inicios en el baloncesto?

Mi carrera ha estado muy ligada a los sitios donde estaba entrenando mi padre. Con cuatro años, vivía en Lugo porque era entrenador del Breogán y empecé en la escuela de baloncesto. Recuerdo ir a entrenar, ir a recoger a mi padre al Pazo Provincial de Deportes, tenía una pequeña canasta en casa, etc. Siempre he tenido muy claro que quería disfrutar con el baloncesto y que era mi hobby. Desde pequeña, mi objetivo es pasármelo bien. Para los problemas ya tenía el colegio por las mañanas. 

2. ¿Qué factores resaltaría de su experiencia en la NCAA?

Me ha abierto muchas puertas. A nivel académico, he podido volver a España con una carrera y una lengua. El estudiante deportista está muy bien considerado y cuenta con varias oportunidades para sacar las diversas asignaturas. En lo que respecta al ámbito deportivo, destacaría la facilidad que tiene un jugador para mejorar allí.

3. ¿Cómo se define dentro de las pistas?

En una palabra, sería polivalente. Creo que puedo ayudar a mi equipo desde distintas posiciones, que puedo adaptarme a lo que el conjunto necesite en una misma temporada o a lo que el ténico precise en un partido en concreto.

4. ¿Qué momento de su trayectoria recuerda con más cariño? ¿Y cuál ha sido el peor momento?

El mejor momento de mi trayectoria ha sido hacer el récord en rebotes en la Universidad americana. Fue una noche muy especial, poca gente tiene la oportunidad de lograrlo y fue un acontecimiento histórico. Fue un partido igualado y, al final, pudimos llevarnos la victoria. Además, mi madre pudo ir a verme jugar: recuerdo con cariño un abrazo que nos dimos.

El primer partido del último año con el Zamarat, en el que jugábamos contra el Baxi Ferrol. Teníamos que ganar para conseguir la permanencia en la categoría, perdíamos y tuvimos que esperar resultados. El encuentro fue horroroso: al otro equipo le entraba todo y perdimos por una mínima renta. Pero al final sí se dieron los resultados que necesitábamos y logramos salvarnos.

5. Lleva defendiendo la elástica del Celta Zorka una campaña y media. ¿Qué motivos le impulsaron a fichar por el club?

Estaba en el Zamora de Primera División, pero no tenía muchos minutos sobre la pista. Entonces, decidí buscar un lugar donde poder seguir trabajando, ganar la confianza del entrenador, obtener más tiempo, etc. y el Celta era la mejor opción. 

6. El conjunto se encuentra en el séptimo puesto de la tabla clasificatoria, con un balance de 12 victorias frente a 9 derrotas. ¿Qué valoración realiza del curso 2019/20?

Ahora mismo, la palabra atípica la relacionamos con el coronavirus, algo que nos atañe. Pero pienso que la temporada del Celta lo ha sido desde un primer momento. Somos un buen equipo, hemos sido capaces de trabajar bien, el día a día no ha sido para nada malo, etc. Sin embargo, no hemos llegado a competir quizás como debíamos contra los equipos de arriba. 

7. A nivel individual, ¿está satisfecha con el trabajo que ha llevado a cabo?

Me gustaría pensar que puedo dar más. Estoy contenta, pero no satisfecha porque podría haber aportado más. He sido un poco irregular a nivel técnico.

8. ¿Opina que las estadísticas reflejan toda la aportación de las jugadoras a un conjunto?

Para nada, las estadísticas no reflejan el baloncesto. Hay ciertos puntos que puedes ver reflejados en el papel, pero soy de la opinión de que hay que estar en un partido para entender si se ha ayudado o no al equipo. Hay muchos aspectos que no se aprecian en las estadísticas.

Celia García durante el partido contra el Ciudad de los Adelantados, perteneciente a la Fase de Ascenso | Loida Cabeza ©

9. Centrándonos en el curso 2019/20, en vista de la pandemia del coronavirus la Federación Española de Baloncesto (FEB) decidió en primera instancia que los choques se disputaran a puerta cerrada. ¿Qué opinó al respecto?

La medida de jugar a puerta cerrada me pareció ridícula. Pero entiendo que fue la primera reacción porque no conocía la magnitud del problema. La decisión la tomaron un miércoles. Ese día, nosotras todavía entrenábamos con normalidad. Sin embargo, el jueves empezaron a llegar noticias sobre la cancelación de eventos, colegios y demás. El viernes se supo que ya no iba a haber jornada y el sábado se declaró el Estado de Alarma. Con lo cual, la información que nos llegaba estaba en el aire y se querían adoptar acciones paso a paso.

10. Acto seguido, rectificó paralizando definitivamente el torneo. A su parecer, ¿cuál hubiera sido la solución más adecuada?

No existe una solución idónea para acabar la temporada. Se tome la decisión que se tome, va a haber clubes que se vean perjudicados y otros beneficiados. Nunca llueve a gusto de todos. Vivimos algo nuevo, nadie conoce lo que estamos afrontando.

11. Recientemente, tuvo lugar una reunión con los equipos y se tomó la decisión de que este año solamente habrá ascensos, provocando que haya 16 equipos en la máxima categoría. ¿Qué le parece esta resolución?

Quizás sería un poco injusto que el campeón de Liga ascendiese de forma directa, pero son las condiciones que nos toca vivir. No obstante, me mantengo al margen. Realmente, nosotras estábamos en el centro agotando posibilidades para ir a una Fase de Ascenso. Este año no habíamos ganado los partidos necesarios, por lo que el ascenso nos quedaba muy lejos. 

12. ¿Qué combinados cree que conseguirán su puesto en la élite?

Depende mucho de la decisión de la FEB, porque hay muchos equipos que no tienen jugadoras debido a que han regresado a sus hogares y países de origen. Pero si hubiésemos tenido en cuenta los equipos antes de que se produjera la crisis, mi apuesta sería el Movistar Estudiantes y el Spar Gran Canaria.

13. El año pasado disputó la Fase de Ascenso en Tenerife. ¿Cómo la vivieron?

Fue una experiencia muy bonita, pese a no poder conseguir el objetivo. Las vivencias de una Fase de Ascenso es algo único y fue especial. Sabíamos que llegábamos con las fuerzas justas, ya que algunas jugadoras estaban lesionadas y la gente llegaba tocada. La exigencia de un torneo como este es máxima. A partir de ahí, el primer partido se resolvió con una prórroga, el segundo partido ganamos y en el tercer partido nos llegó el batacazo en un choque que, a priori, teníamos controlado. Este último encuentro nos marcó: al perderlo, tuvimos que cruzarnos contra el favorito (Campus Promete). 

14. Un hecho que sorprendió bastante fue que parte de la afición del club se desplazara a la isla para disfrutar de los partidos. ¿Esperaban este respaldo?

El Celta es uno de los equipos que cuenta con más apoyo en la Segunda División. Todos los fines de semana que jugamos en el Pabellón de Navia está casi lleno. Tenemos muchísima gente que nos viene a ver y eso se apreció en Tenerife. Un montón de fans y familiares se desplazaron y la verdad es que son una parte importante.

15. ¿Le gustaría volver a disputar la Liga Femenina Endesa?

¡Por supuesto! Creo que cada jugadora quiere competir al máximo nivel. Me encantaría volver a disfrutar de esa Liga, que es una de las mejores de Europa.

16. ¿Qué tal está llevando la cuarentena?

Bueno, vivo en un segundo y tengo una pequeña terraza. Los pocos días que vemos el sol en Vigo salgo un rato. También, intento hacer deporte diariamente. Lo poco que puedo hacer en el salón, lo hago. Estoy deseando poder salir a correr, al menos, para que los músculos no se atrofien demasiado.  

17. Es un ejemplo de cómo compatibilizar el deporte con los estudios. ¿Cuánta importancia tiene la formación para las jugadoras?

Siempre ha dado prioridad a los estudios. De hecho, tomé la decisión de irme a Estados Unidos porque quería sacarme una carrera y estudiar. En España lo veía complicado. La carrera de las jugadoras son cortas y, a partir de ahí, debes tener un plan B para poder vivir el resto de tu vida. En mi caso, estudié Psicología y me gustaría realizar el Máster en Psicología Deportiva.

18. ¿Qué consejos le daría a aquellas que quieran dedicarse profesionalmente al baloncesto?

Primero, que en etapas de formación sobre todo hay que disfrutar del baloncesto. Tienen que divertirse, aprender, hacer amigos, etc. Además, que no se obsesionen por ser profesionales: es algo para lo que tienes que trabajar mucho y dedicarle horas. 

19. ¿Qué planes tiene de futuro?

Mi objetivo es seguir mejorando aspectos del juego. En los últimos años, me he dedicado a perfeccionar mi tiro exterior y mis porcentajes han subido durante esta campaña, por lo que estoy contenta. También quiero continuar trabajando en aspectos físicos y mentales, como el control de las emociones. En definitiva, seguir mejorando, paso a paso. No hay que ponerse límites o cerrarte puertas en tu profesión.

20. ¿Qué mensaje transmites a la afición del baloncesto femenino?

Que sigan apoyando el deporte femenino después de esta crisis, porque lo necesitamos. Esto también se aplica a los medios de comunicación. Ahora mismo se habla solamente de deporte masculino, especialmente de fútbol. El deporte profesional no solo están las personas que ganan millones, también formamos parte las personas que no ganamos tanto dinero pero competimos a un alto nivel. 

Autor

Loida Cabeza

Te puede interesar

MotoGP: Previo Gran Premio de Doha 2021
  • Elva Manrique García 02 abril 2021
MotoGP: Previo Gran Premio de Doha 2021
WWE: Cartelera primera noche de Wrestlemania 37
  • Elva Manrique García 10 abril 2021
WWE: Cartelera primera noche de Wrestlemania 37