domingo, 11 de abril de 2021

Las claves del Real Betis 2-1 Celta de Vigo

Lo mejor y lo peor del Real Betis en el encuentro en el que ganó por 2-1 contra el Celta de Vigo en la segunda jornada de Liga.


Las claves del Real Betis 2-1 Celta de Vigo
  • whatsapp
  • linkedin

Llegaba el ansiado estreno en una casa totalmente renovado, algo que la afición esperaba con tremendas ganas. Tanto es así que mas de 45.000 béticos se dieron cita en el Glorioso Benito Villamarín para alentar a su equipo en el primer partido como local de la temporada. Frente a sí tenían a un aguerrido Celta de Vigo entrenado por Unzué que, a pesar de perder por 2-3 el primer partido ante la Real Sociedad, se esperaba llegaría al césped del Villamarín con la intención de, al menos, puntuar. Sin embargo, la balanza finalmente se decantó por el lado verdiblanco y los tres puntos se quedaron en casa gracias a los goles de Sergio León y de Feddal, que dejaron el marcador final en 2-1.

Las claves:







1ª. Esta vez sí acertó Setién con el once. Durmisi volvió al lateral izquierdo y cumplió las expectativas. Javi García aportó un gran equilibrio al equipo y fue determinante en el aspecto defensivo. Guardado, por su parte, dió un auténtico espectáculo de puro fútbol de calidad; inconmensurable. Por último, la confianza depositada en Sergio León se vio recompensada en forma de gol, consiguiendo el cordobés su primera diana oficial, y ante su afición.

. La línea defensiva sustenta el juego del equipo, y se ha notado una clara mejoría en esta zona. Si bien Mandi no ha convencido a la parroquia bética desde su llegada el pasado verano, desde la primera jornada lleva unas actuaciones muy serias y correctas. El partido del Celta le ha consagrado como titular indiscutible tras sus grandes labores defensivas, reordenando a los jugadores adyacentes y colocando cautela a la hora de jugar el balón con los pies.

3ª. Por otro lado, tenemos a Zouhair Feddal. El marroquí cuajó un partido fantástico en todos los aspectos del juego, logrando una gran contundencia defensiva y sacando el balón con tremenda facilidad. El gol, además, demuestra que el Betis ha fichado a un jugador con un increíble potencial.







4ª. Buen partido de un Barragán que va a más. Sin ser un jugador que destaque todos los partidos, al menos es capaz de hacer las cosas bien y contra el Celta así fue. Correcto en tareas defensivas y siempre ayudando y ofreciendo apoyo subiendo la banda en ataque. Vital también para aliviar la carga de trabajo de Francis y Guardado con sus subidas.

5°. La idea que tenía Setién en mente para el mediocentro era clara, y sin duda, funcionó. Con Javi García esperaba disponer de un jugador capaz de estar al quite en todas las transiciones del Celta, pudiendo cortar todas las posibles. Además, el murciano fue capaz de estructurar al equipo con solo sus movimientos en el césped. Guardado, más como interior que como pivote, sacó a relucir todo su repertorio, y fue clave en la victoria, dando las asistencias de los dos goles. Permitía, cuando conducía el balón, las incorporaciones de los laterales con suma facilidad y buscaba siempre filtrar el balón. Camarasa, por su parte, se movía por tres cuartos de campo en busca de huecos por los que pasar un balón peligroso que lograra controlar Sergio León.

6ª. Con claridad, el Betis fue superior al Celta. Es cierto que los primeros compases del duelo le vinieron grandes, sobre todo a raíz del tanto visitante. Sin embargo, el equipo hizo algo que hacía tiempo no se veía en el Villamarín. Se recompuso poco a poco y dominó cada vez más el balón, creando ocasiones y no viniéndose abajo a pesar del resultado que había en el marcador.

7ª. Queda claro que el partido frente al Barcelona pertenecía a la pretemporada. Contra el Celta se vio un Betis radicalmente diferente. Tácticamente, se pudieron corregir prácticamente todos los errores posicionales de la primera jornada, y el equipo jugó con cierto orden. Todos los jugadores sabían dónde debían estar y cuál era su función con y sin balón, presionando a la altura que pedía el entrenador y no arriesgando pases cuando no se debía, buscando la ayuda más cercana y fácil posible.

8ª. Sin embargo, es evidente que el estilo de juego será siempre innegociable. No hubo tantos fallos como en la primera jornada, pero cada vez que se intentaba sacar el balón jugado bajo la presión del Celta, se hacía en nudo en la garganta en todos los espectadores. Es difícil acostumbrarse pero está claro que, a pesar de los fallos, sustenta el juego del equipo y, en líneas generales, otorga mucho más de lo que quita.

9ª. Recalco de nuevo la inexistencia de parecido entre la primera y la segunda jornada. Esta vez sí se sabía qué hacer con el balón, y gran parte del mérito debe ser otorgado a Andrés Guardado. El mexicano fue el timón del equipo, siempre sabiendo a quién buscar. Sin embargo, no lo hizo todo solo, ya que la ayuda de Camarasa en este aspecto fue muy importante. Además, Joaquín hizo un partido soberbio. El capitán partió en banda y, a pesar de notarse que la edad pesa, cumplió con creces y aportó muchísimo al equipo, dándole dinamismo al juego bético y buscando jugadas rápidas.

10ª. La última clave del partido fue algo extradeportivo. El jugador número 12 y prácticamente lo más importante. La afición. Fue impresionante vivir el rugir de más de 45.000 gargantas en un Benito Villamarín que, con el nuevo Gol Sur, ha visto cómo ha mejorado su acústica. Sin duda alguna, la afición fue clave tras el gol del Celta para ayudar a su equipo a recomponerse, y los goles de Sergio León los cabecearon con el impulso que otorgaron todos los aficionados. Una vivencia así es única, y todos los jugadores del Betis se han dado cuenta ya. Saben que han llegado a un club excepcional en el que la afición es su mejor patrimonio. Este año, toca disfrutar.







Te puede interesar