martes, 30 de noviembre de 2021

Embutidos Pajariel Bembibre supera al Cadí La Seu y sigue soñando

La felicidad volvió al Bierzo Alto. Un triple de Ariadna Pujol cuando el reloj acariciaba el último segundo fue la culminación del acto de esperanza antes de una prórroga inolvidable.


Embutidos Pajariel Bembibre supera al Cadí La Seu y sigue soñando
  • whatsapp
  • linkedin

El duelo comenzó con el cuadro berciano dominando gracias al acierto y las buenas acciones de sus interiores. Aunque el partido se tuvo que parar con un problema en la mesa, un triple de la capitana del conjunto visitante, Alejandra Quirante, pareció dibujar un panorama ilusionante. Sin embargo, un parcial de 10-0 iniciado y sellado por Tinara Moore obligó al míster del equipo de la villa del Boeza, Pepe Vázquez, a parar el choque.

El compostelano, que pidió una presión constante durante estos primeros minutos, pareció sorprender dando minutos a jugadoras menos habituales, con un quinteto de ‘bajitas’. Sólo Vicky Llorente se mantuvo en pista del quinteto inicial y la argentina lideró la reacción del equipo rojillo, sobre todo gracias a un triple casi sobre la bocina que puso el 20-18 y certificó una racha de seis puntos consecutivos sin respuesta urgelitana que cerró el primer cuarto.

Mantuvo Pepe Vázquez su apuesta y el acierto fue rotundo. Tres triples, dos de Inja Butina y uno de Clara Cáceres, dieron la vuelta al marcador y obligaron al técnico local, Bernat Canut, a buscar soluciones.  Pese a que acabó eliminada, un 2+1 de Itsaso Conde, que firmó 11 tantos en total, quizá fue el punto culminante al poner el 26-33, aunque las catalanas trataron de reaccionar jugando mucho en la pintura. Esa réplica, no obstante, se vio frenada con un nuevo triple de Quirante, esta vez sobre la bocina y tras asistencia de Nauwelaers, que puso el 31-37. Apenas varió la diferencia hasta el 34-39 con el que se llegó al intermedio, eso sí, con la desagradable noticia de que Tinara Moore pareció resultar lesionada en la última defensa de forma fortuita.

No hubo lesión afortunadamente, pero siguió defendiendo a gran nivel el cuadro bembibrense tras la reanudación, forzando varias pérdidas que, sin embargo, no tuvieron la productividad necesaria para poder obtener un colchón más importante. Rebasó la renta visitante la decena (39-51) tras una bandeja de Conde que culminó una racha de ocho tantos consecutivos sin respuesta ilerdense. Se encomendó entonces a los tiros libres y los balones interiores la escuadra catalana, pero un triple de Cáceres calmó los ánimos de una hinchada incansable. No obstante, la diferencia al final de este tercer periodo quedó por debajo de la barrera psicológica del +10 (47-56) después de una canasta de Pujol precedida de una posible falta sobre Cáceres que podría haber ido a la línea del 4,60.

Comenzó el cuarto asalto con ambas escuadras acumulando errores, aunque la primera canasta local reactivó los ánimos de la grada. Una falta señalada a Inja Butina en ataque generó unas dudas que disipó momentáneamente Salas con un triple tras asistencia de Gladkova que puso el 49-59. Cinco tantos consecutivos de las locales volvieron a sembrar incertidumbre, aunque Salas fue víctima de una antideportiva que las rojillas aprovecharon con un triple de Quirante que puso la diferencia en el +10 de nuevo (54-64) mediado este cuarto periodo. Dos triples, uno de Jovana Nogic y otro de Laura Peña, se sumaron a una falta en ataque de Llorente más que dudosa para volver a apretar el partido en los últimos segundos (64-65), aunque un robo de Salas permitió a Julia Gladkova sumar sus primeros puntos y poner el 64-67 desde los 4,60. Un triple de Pujol cuando el choque agonizaba puso el 67-67 y forzó la prórroga.

Podría parecer que las del Bierzo Alto sufrirían el mazazo y se vendrían abajo ante la presión de una hinchada local que siempre ofrece un empuje ilimitado. Sin embargo, las de Pepe Vázquez se abrazaron a la fe eterna de Llorente y el talento inagotable de Salas –acabaron con 14 y 15 puntos respectivamente– para remontar y llegar con más opciones a los últimos segundos que antes de que se forzara el tiempo suplementario. La última canasta de Gladkova, pese a que estuvo menos acertada de lo habitual durante todo el choque, sentenció el duelo antes del 77-81 definitivo.

Ficha técnica:

Cadí La Seu d’Urgell, 77 (20+14+13+20+10): Tinara Moore (17), Irati Etxarri (-), Laura Peña (13), Jovana Nogic (13), Elin Gustavsson (4) –cinco inicial-; Marina Lizarazu (-), Ariadna Pujol (12), Lucila Pascua (2), Georgina Bahí (8) y Sidney Wiese (8).

Entrenador: Bernat Canut.

Embutidos Pajariel Bembibre, 81 (18+21+17+11+14): Vicky Llorente (14), Alejandra Quirante (11), Heleen Nauwelaers (8), Itsaso Conde (11), Julia Gladkova (4) –cinco inicial-; Brooke Salas (15), Inja Butina (8), Clara Cáceres (7) y Jackie Luna-Castro (3).

Entrenador: Pepe Vázquez.

Árbitros: Joaquín Lizana Moreno, Víctor Mas Cagide y Daniel Cervantes Fernández.

Incidencias: Partido correspondiente a la 22ª jornada de la Liga Femenina de baloncesto celebrado en el Palau d’Esports de La Seu d’Urgell (Lérida).

 

DPTO. COMUNICACIÓN BEMBIBRE PDM
 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Loida Cabeza

Periodista y directora de comunicación.

Te puede interesar