lunes, 6 de diciembre de 2021

Lo nuevo que se ve en los skateparks

Los deportes urbanos se practican en cualquier espacio de la ciudad, aunque desde hace algunos años se crearon los skateparks para sus practicantes.


Lo nuevo que se ve en los skateparks
  • whatsapp
  • linkedin

El freestyle en los skateparks se practica desde hace muchos años, aunque tuvo un tiempo en el que apenas había novedades. Desde hace poco, ha ganado una popularidad muy alta, y nuevos deportistas y modalidades se han ido incorporando, mediante dos especialidades: mini BMX y scooter freestyle.

Las nuevas mini BMX

Son las bicis que están dejando un poco de lado a sus hermanas mayores, las BMX de 20”. Salieron hace pocos años, pero fue en el 201,7 el año en el que comenzaron a ganarse al público del freestyle por la características superiores que tienen con respecto al modelo más antiguo, al menos para hacer acrobacias.

Una mini BMX está pensada especialmente para hacer trucos en los skateparks por su tamaño tan fácil de manejar, y su estructura tan resistente. Esto es lo que ha hecho que los deportistas urbanos comenzaran a decantarse por este modelo en lugar de utilizar otras variantes más grandes.

El origen de las BMX se remonta a los años 70 en California, convirtiéndose en una modalidad de ciclismo para acrobacias, muy famosa por todo el mundo. Estas bicicletas se usaban en casi cualquier tipo de terreno, y de ahí se derivaron otras 4 modalidades, que son Park, Flatland, Street y Dirt Jump.

Las mini BMX son una revisión del modelo antiguo para practicar Park, que es la que se hace en los skateparks. A diferencia de las tradicionales, las mini están únicamente recomendadas para hacer acrobacias dentro de los parques por su tamaño tan reducido.

El scooter para los trucos

El patinete scooter freestyle se ha vuelto famoso en muy poco tiempo, hasta tal punto que es muy habitual ver estos modelos en la calle a pesar de que están pensados para hacer trucos en skateparks. Probablemente, el boom de este scooter, es comparable al que tuvieron los patines y los skates cuando recién comenzaron.

El scooter freestyle es una modalidad en la que se disfruta mucho la velocidad, casi tanto como en el skate. Sin embargo, el manillar hace que se pueda disponer de una gran variedad de trucos y giros que no se hacen en otra modalidad.

Además, los patinetes son muy robustos, lo cual es imprescindible para que resista el impacto de las caídas a pesar de su forma. También distan de los tradicionales en las dimensiones porque se ajustan un poco para que se puedan hacer las maniobras. En los freestyle, los manillares son algo más bajos y la barra horizontal es un poco más corta para que sea fácil hacer rotar el patinete.

A diferencia de otras tendencias en los deportes urbanos, los patinetes se pueden usar perfectamente fuera de los skateparks, y funcionan bastante bien como medio de transporte. Este factor ha contribuido bastante a que se vean bastante fuera de los parques.

Los clásicos

Los patines son el origen de todo lo relacionado con el skate. Gracias a ellos, se adaptó el sistema de los ejes de los patines a los skates en los años 50 en California. Desde entonces, se comenzaron a fabricar con el objetivo de usarlos en la calle, en lugar de como un juguete para niños.

Ya sea en el interior o en el exterior, el skate es apto para practicar siempre que haya espacio suficiente para rodar. Las tablas para hacer trucos son las más pequeñas, mientras que las longboards son las preferidas como medio de transporte por su gran tamaño.

Al principio, todo lo relacionado con el skate se practicaba únicamente en las calles o parques improvisados, pero en las últimas décadas, se han ido normalizando los deportes urbanos. La llegada de los skateparks ha hecho que surjan estas nuevas tendencias, aptas especialmente para este tipo de deportes.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar