jueves, 2 de diciembre de 2021

Lendoiro advierte a Zas que "quien firma panda" si muda el banco

La candidatura presentada por Fernnado Vidal quiere relevar al técnico proponiendo la destitución de Luis César y contratar a Fernando Vázquez para que salve al equipo del descenso a Segunda B.


Lendoiro advierte a Zas que "quien firma panda" si muda el banco
  • whatsapp
  • linkedin

El ex presidengte del Deportivo ha vuelto a escribir un comentario sonbre la actualidad del Deportivo que ha titulado "Un triunfo ilusionante en pleno interregno", un artículo que ha llegado después de producirse la última victoria del equipo blanquiazul ante el Tenerife, tres días después de la última Junta de accionistas del club. Una Junta que sirvió para aprobar las cuentas del ejercicio anterior y en el que también se dio a conocer la candidatura del accionista Fernando Vidal para suceder al actual presidente de la entidad, Francsico Zas, elegido el pasado mes de mayo como máximo mandatario del club, un mandato que deja, tras dimitir, a los seis meses de haber aceptado el reto de dirigirlo.

 El ex mandatario más longevo de la entidad ha compartido su alegría por la última victoria del equipo, la segunda en todo lo que va de temporada, cerrando un año 2019 nefasto de resultados y con el equipo hundido en la tabla, colista, y con muy malas señales sobre su supervivencia en la categoría de plata. "¡Cómo necesitábamos todos -ha dicho-, desde el presidente Zás y su Consejo hasta el último de los aficionados, pasando por Luís César y jugadores, de una alegría de este tipo!". Lendoiro califa el triunfo de "épico" porque la victoria llegó en "el último suspiro, cuando más gusta porque al rival ya no le queda tiempo de reaccionar". Tiene además el componente de que ilusione, expresa el ex presidente, "al deportivismo y le hiciese pensar que “si se puede”, que con 14 puntos se salvó el Poli Ejido en 2001-02 y con los 15 puntos nuestros del fin de la primera vuelta se mantuvo el Logroñés en 1987-88", recuerda Lendoiro tirando de estadística histórica de las competiciones ya disputadas en la misma categoría nacional.

Un triunfo agónico que no escapa a la realidad y al análisis de Lendoiro. "La situación sigue siendo crítica pero es indudable que ha mejorado de forma sensible en el aspecto anímico. Las cosas se ven de color mucho más ilusionante, pero no por ello podemos olvidar los problemas que debe resolver el Deportivo, en su particular “interregno”, ya que la historia constata que ese periodo de discontinuidad en cualquier gobierno siempre va acompañado de desorden o de un vacío de poder que lo suele llenar la emergencia de un nuevo mandatario", comenta.

Una situación de impás, entre el fin del mandaro de Zas, hasta el 14 de enero, y la entrada del nuevo presidente, a priori y previsiblemente el candidato Vidal, que preocupa en el ambiente del entorno del ex presidente porque "no es fácil hacer convivir un Consejo que ha dimitido, pero que continúa en funciones, con otro que aparece como una especie de “Consejo in pectore”, pero todavía pendiente de unas elecciones", matiza.

La preocupación de Lendoiro viene dada porque Fernando Vidal ha anunciado su interés en presentarse como candidato, pero mientras no pasen las fechas, podría darse la circunstancia de que se anuncie una nueva candidatura que opte también al mandato en el club, una cuestión que tiene una gran importancia, ya que, aunque el candidato Vidal tenga ya unas líneas maestras de actuación y planes de relevo para dirigir al equipo, que pasan por la destitución de Luis César, y la contratación de varios futbolistas, más de media docena, todas estas decisiones, por ahora, sólo pueden ser firmadas por el actual presidente y no por el, hasta ahora, único aspirante a serlo. Así, Lendoiro se pregunta "¿qué ocurre si se presenta alguna candidatura más que la encabezada por el señor Vidal?". Al ex predidente no se le escapa que esta sería una complicación mayúscula. "Sin duda, los problemas se multiplicarían si apareciese otra lista que fuese competitiva impulsada, quizás, por alguno de los accionistas que no admitiesen de buen grado la llegada de FV o perder su posición de privilegio en el accionariado de la SAD por la irrupción mayoritaria de Abanca en esa anunciada ampliación multimillonaria de capital", explica en su artículo. 

Como se pudo comprobar en la última Junta el clima externo no ayuda a la pacificación de las distintas corrientes que pululan por el control del manejo de la entidad. La lectura de Lendoiro sobre esta situación es la siguiente. "Para no complicar en exceso las cosas, descartemos de entrada que algunos accionistas, grandes y pequeños, contrarios a Vidal o a su propuesta de ampliación, según sus palabras con el acuerdo de Abanca, propicien la presentación de otro posible candidato. Ya sé que es mucho descartar, a la vista de relaciones personales, pero hagámoslo porque, aún así, las dificultades en nuestro “interregno” son numerosas".

En las últimas fechas, se ha desvelado que Fernando Vidal destituirá a Luis César y contratará a Fernando Vázqez, el deseado por una parte de la grada, Pero es el entrenador de Vidal, no de Zas. Si la destitución se produjese ahora, antes del próximo partido del Deportivo, la ejecución del técnico tendría que firmarla el actual mandatario, aunque la decisión sea del futuro presidenbte, si no aparecen piedras por el camino. Lendoiro reflexiona. "¿O no supone un grave problema el que alguien haya filtrado, antes del decisivo encuentro contra el Tenerife, el inmediato cambio de entrenador ... sin producirse el cambio? Luís César ha salido airoso del envite en sus declaraciones, pero seguro que ni a él, ni conociendo bien al “entrante”, les habrá gustado ni un ápice ese rumor a gritos, por la situación más que delicada en la que quedó el técnico ante sus jugadores", analiza. Y coninúa con su visión sobre la complicada decisión entre mandatos. "Y ahora, ¿se despide o no a Luís César? ¿Y quién lo hace después de su doble triunfo en Liga y Copa? El único que tiene poder para ello es el Presidente Zás, pero ¿estará dispuesto el mandatario en funciones a rubricar la destitución del técnico, cuando parece que se trata de una decisión tomada por el “otro presidente”? En estos casos suelo acuñar una de mis frases favoritas “El que firma panda” y, en este caso, la historia recogería que, en poco más de medio año, Paco Zás ha contado con cuatro entrenadores: Martí, Anquela, Luís César y el entrante", enumera el ex presidente, una cifra de récord, propia de Jesús Gil, si se produjese tal decisión bajo la rúbrica de Franscisco Zas. 

Al respecto, las dudas sobre la comprometida y delicada situación que se abre hasta el 14 de enero, y mientras quede alguna puerta abierta para otro candidato aspirante a la presidencia o a la entrada en el consejo de administración opuesto a Vidal, continúan más allá de quitar y poner un nuevo entrenador. El Deportivo necesita un cambio muy profundo. La estructura del equipo se cae sobre el terreno de juego porque no tiene ninguna consistencia. ¿Qué pasa entonces con los jugadores? ¿Quién contrata? ¿Los que se supone que tienen que tener un análisis certero de lo que le pasa al equipo y han tenido que rastrear las soluciones del equipo o los que pueda operar el nuevo ejecutivo que vaya a entrar, si entra? Lendoiro explica su postura al respecto a base de preguntas. "Ya “tenemos” nuevo entrenador -para mí sería el idóneo, lo dije siempre y aún más en este momento- pero ¿quién decidirá las salidas y las llegadas de jugadores? ¿Zás o/y Vidal, asesorado/s por Carmelo o/y Barral, previa consulta a Luís César o al nuevo mister? Todo indica que serán los entrantes los que sentencien, pero ¿aceptarán ese papel y se harán responsables, el máximo dirigente actual y su director deportivo de lo que le indique que debe firmar el que no será presidente, si llega a serlo, hasta mediados de enero? Ya tenemos la relación de jugadores que deben salir y entrar, pero para que puedan incorporarse es imprescindible que LaLiga nos aumente el límite salarial y ese incremento sólo puede producirse por las salidas de jugadores actuales, por la aportación de un nuevo sponsor real, por la venta de un activo no esencial del club o por lo que la patronal permita dedicar de esa anunciada ampliación de capital".

Para Lendoiro la situación económica actual, de cara a hacer nuevas incorporaciones, no entiende de tiempos muertos y que además en el fútbol no existen, y por eso pide que "urge decidir cómo se consigue el dinero necesario para fichar de inmediato. Fernando Vidal dice que la tabla de salvación la ha encontrado en Abanca -aunque se desconocen los detalles- porque conseguir un sponsor de millones de euros en el momento deportivo del club es casi imposible y malvender el patrimonio que tienes puede ser muy delicado", para salir de la situación. 

La fórmula anunciada por Vidal, un acuerdo del que por ahora se desconocen detalles, que parecer encaminados hacia la ampliación de capital social del club para enjugar la deuda del club, en una o varias tandas, a Lendoiro le parece que debe estudiarse con calma. "La solución que propuso Vidal en la Junta -que se capitalice por Abanca una gran parte de la deuda, puede llegar a ser una solución a estudiar que merezca más de un comentario mío- puede chocar, para su aprobación por la Asamblea, con los intereses contrapuestos de los grandes accionistas, porque pierden el control de la sociedad, y de los pequeños, porque quizás quieran defender la ilusionante idea de aquel capitalismo popular que sirvió de punto de partida en 1992", reflexiona. "En cualquier caso, todo parece indicar que la inyección económica a través de una ampliación de capital tardará en producirse (no existe texto del documento, no está convocada la Junta, y no sabemos si será aprobada en su momento) y sin dinero LaLiga no nos elevará el límite salarial. Mientras tanto, el 31 de enero se cierra el difícil mercado invernal, y el día 5 jugamos en Soria la primera de las 21 finales que nos restan esta temporada", recuerda. 

Culmina el exprediente lamentando que el candidato al relevo de Zas, así como el propio presidente actual, no hayan aceptado unirse en una especie de gobierno de concentración que Lendoiro propuso como alternativa. "Por las razones expuestas, y por muchas más que harían interminable este artículo, pretendía que, de la última junta de accionistas, saliese un nuevo consejo, bien el de “concentración” o el presidido por Fernando Vidal, que pudiese actuar sin atadura alguna. Pasó el día y ahora ya es tarde, pero yo seguiré dando mi opinión sobre los temas trascendentes del Deportivo. Creo que no solo es mi derecho, sino también mi obligación como ex dirigente, accionista y abonado". 

Lendoiro, que no ha obtenido respuesta a su invitación para integrarle en un gobierno de urgencia del club, y que ha recibido críticas por proponer su regreso al Deportivo, en distintas fórmulas, sale al pase diciendo que no callará. "Si alguno piensa que me va a callar con insultos, mentiras y amenazas es que muy poco me conoce. Que le pregunte a esas generaciones que han utilizado esos mismos medios durante más de treinta años. Siempre he sido libre, lo soy y lo seré mientras viva. Es mi guía y la de los míos. Y si lo he hecho tanto tiempo, no será ahora, con el club viviendo uno de los momentos más difíciles de su historia, cuando deje de hacerlo. Por eso sueño con un Deportivo libre ... y fuerte. ¡FORZA DEPOR!". 

 

 

 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar