martes, 30 de noviembre de 2021

Embutidos Pajariel Bembibre cae ante Durán Maquinaria Ensino

No pudo lograr la tercera victoria y cayó ante Durán Maquinaria Ensino al acusar gravemente la baja por lesión de Brooke Salas y las salidas de dos jugadoras.


Embutidos Pajariel Bembibre  cae ante Durán Maquinaria Ensino
  • whatsapp
  • linkedin

Como sucediera la pasada temporada, el Embutidos Pajariel Bembibre no pudo concluir la primera mitad del campeonato con victoria y la cerró con dos triunfos. Al igual que la pasada semana en Girona –esta vez de manera incluso más acusada y determinante–, el Embutidos Pajariel Bembibre volvió a sufrir la escasa rotación de que dispone tras la lesión de Brooke Salas, su máxima anotadora, y las salidas de Juca Vojinovic y Maddie Manning y cayó por 57-69 ante un Durán Maquinaria Ensino que dominó los segundos veinte minutos gracias a su mayor fondo de armario en estos momentos para certificar su pase a la Copa de la Reina.

Aunque lo intentó con denuedo, no hubo épica ni remontada para una escuadra berciana que pareció quedarse sin combustible en los últimos minutos. Muchos fallos en los lanzamientos provocados por el cansancio de las escasas ocho jugadoras de que dispone Pepe Vázquez ahora mismo fueron determinantes en un partido en el que las del Bierzo Alto se mantuvieron con opciones, al igual que en Fontajau, hasta la mitad del último cuarto. Ahí influyó el condicionante físico y las lucenses, con un equipo eminentemente atlético y de mucha intensidad, acabaron sentenciando gracias a sus jugadoras interiores.

No obstante, empezó dominando el partido el cuadro berciano gracias a su acierto en el tiro exterior. El temporal obligó a retrasar unos minutos el inicio del choque por problemas con el suministro eléctrico en toda la capital del Bierzo Alto, pero pareció que la tormenta se trasladó al interior del Bembibre Arena cuando las rojillas empezaron a acertar desde el perímetro. Abrió el duelo, de hecho, con sendos triples de sus capitanas, Alejandra Quirante y Vicky Llorente. La 7 fue el principal sustento anotador junto a otra base, Inja Butina, en este tramo. La máxima renta para los locales llegó al 17-10, pero las visitantes, con una omnipresente Kalis Loyd, consiguieron seguir en el partido y poner la diferencia en el 22-19 al final de los diez minutos iniciales mientras Pepe Vázquez, que tuvo que recurrir de nuevo a Clara Cáceres y María Gascón para maximizar los escasos recursos de que dispuso, vio a la andaluza aprovechando sus minutos con un triple.

En el segundo cuarto fueron las gallegas las que estuvieron en los primeros compases atinadas desde los 6,75. Starr Breedlove y Fiona O’Dwyer acertaron, de hecho, para evitar que las rojillas adquirieran una ventaja importante. Fue Ije Ajemba, que anotó 9 de sus 11 tantos en este segundo periodo, la que tomó las riendas de su equipo y un triple de Quirante puso en pie a la grada cuando las rojillas cogieron una renta relativamente confortable que mantendrían durante bastantes minutos.

El bonus en las faltas favoreció, sin duda, a las del Bierzo Alto, que se aprovecharon de varias faltas inocentes y se fueron hasta el +6. Pareció lesionarse una de las cuatro ex de Bembibre del cuadro ensinista, Bea Sánchez, y el equipo local, al contrario de lo que hicieron sus rivales en el partido ante Quesos El Pastor, en un signo evidente de deportividad, paró el juego. La dupla Quirante-Ajemba permitió a las anfitrionas seguir dominando hasta el 40-33 con el que se llegó al intermedio.

Le costó volver al juego al cuadro local y las gallegas lograron igualar el choque (40-40) al enlazar siete tantos sin respuesta local. Cortó Ajemba la sequía después de bastantes minutos tras un tiempo muerto de Pepe Vázquez, pero las visitantes se pusieron por delante y una antideportiva señalada a Butina y aprovechada por Loyd se sumó a sendas acciones de Aleksandra Stanacev, que hizo un 2+1, y Laura Aliaga, que anotó un triple, para situar la renta en la decena (42-52) y sellar un parcial de 2-19. El segundo triple de Cáceres, que acabó con 9 puntos, relanzó las opciones rojillas y una canasta de Butina sobre la bocina fue el preámbulo para que la cordobesa sellara desde los 6,75 un parcial de 8-0 que permitió llegar a las locales con opciones (52-55) al último cuarto.

Se atascaron los ataques al inicio del último acto, pero las lucenses anotaron sendos triples con O’Dwyer y Breedlove como ejecutoras para romper el choque mediado este periodo decisivo. Se sucedían los errores en las filas bercianas y esto impedía a las locales recortar la diferencia. Un triple de Quirante que supuso su 17º punto fue un rayo de esperanza al poner la desventaja en el -6, pero ahí pareció morir, quizá producto de la fatiga, la réplica. Una canasta de Britany Miller tras un posible empujón muy protestado, ahora sí, decidió el choque antes del definitivo 57-69 para las de Carlos Cantero.

 

Departamento de Comunicación

Norberto de la Mata Alonso

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Loida Cabeza

Periodista y directora de comunicación.

Te puede interesar