jueves, 9 de diciembre de 2021

Atleti 3-1 Espanyol: Una remontada con sabor a Morata

El Atlético de Madrid se hizo con la victoria tras remontar un primer gol del Espanyol. Morata, una vez más, asumió su rol de goleador y fue el protagonista de la remontada.


Atleti 3-1 Espanyol: Una remontada con sabor a Morata
  • whatsapp
  • linkedin

A pesar de la fría tarde y las urnas en los colegios con motivo de las elecciones generales, el Wanda Metropolitano registró una gran entrada. Los aficionados colchoneros acudieron a su estadio para ver si el Atlético de Madrid conseguía resarcirse de sus carencias y conseguía encarrilar de nuevo la senda del éxito. Enfrente, el Espanyol de Pablo Machín, un equipo que en las dos pasadas temporadas ha dado muchos problemas a los de Simeone. Hoy llegaban ocupando los puestos de descenso de la tabla pero con las ilusiones renovadas después de haber goleado por seis a cero al Ludogoretz en Europa.


REPONERSE AL MAZAZO DEL GOL


Cuando un entrenador quiere cambiar la dinámica de su equipo, opta por cambiar el dibujo y sacar a los hombres que cuentan con menos minutos. Y eso hizo Simeone. El argentino dejaba en el banco a Lemar, Lodi y Costa y apostaba por Vitolo, Saúl de lateral (una opción utilizada en ciertas ocasiones) y Correa ocupando la posición en la que más cómodo se encuentra: en punta de ataque, con metros para correr, con la libertad que merece un jugador anárquico e imprevisible como él. Y con Vitolo llegaron los primeros acercamientos de los rojiblancos, con el canario internándose hasta dentro aprovechando la defensa de tres de los blanquiazules.


Y de uno poco habitual en el once, a otro que suele estar siempre: Morata, el hombre que se ha apuntado los últimos goles del Atleti. Y a punto estuvo de conseguir abrir la lata hoy también en un mano a mano que no terminó de definir con precisión: picó el balón por encima de Diego López y se marchó desviado por milímetros. El Espanyol sufría con los pases entre líneas del rival y buscaba corregir sus problemas atrás buscando balones largos que les situase más cerca de la meta de Oblak.


Cerca de la conclusión de la primera mitad llegó lo que nadie esperaba. El conjunto de Pablo Machín se adelantaba en el marcador, solo le faltó acercarse un par de veces a la portería local para ponerse con ventaja. Fue Sergi Darder, con un voleón desde la frontal, colocándola en la esquina del arco de un Oblak que nada pudo hacer para evitarlo. El Atleti volvía a sufrir, cada gol en contra era un mazazo inesperado. Un palo anímico que se intuyó en la figura de Thomas. El ghanés agachaba la cabeza y erraba pases sencillos. Además, la grada se manifestó con ligeros pitidos. Pero Morata los acalló con una exquisita vaselina para batir los casi dos metros de altura de López. Detrás aguardaba Correa, que solo tuvo que poner la cabeza para empujarla y poner el empate. 


MORATA SABE LO QUE HACE


Y con una eterna revisión del colegiado en la pantalla del VAR arrancó la segunda parte. Gil Manzano se aseguró de que no hubiese penalti a favor del Atleti, como así determinó. Una decisión que caldeó los ánimos y quizá sirvió para que los rojiblancos sacasen el caracter necesario para ir con decisión a por la victoria. Lo que está claro es que los de Simeone dominaban, ejercían intensidad en cada cruce, y se adentraban en el área espanyolista una y otra vez; algunas veces la falta de acierto y otras el acierto de Diego López, impedían que el desempate subiese al marcador. Pero Morata se encargó de ello e hizo su gol, él sí pudo, demostrando su carisma de nueve, asumiendo y entendiendo su rol de goleador. Y el Atleti se ponía por delante.


Y con la ventaja, al equipo de Simeone le creció la ambición, esa ambición imprescindible para cerrar partidos y hacer sangre al rival. La misma que a veces echa en falta el aficionado colchonero. Hoy el equipo no se conformaba con ir por delante, la racha negativa de encuentros apretaba y perseguía a cada jugador rojiblanco sobre el verde. El Atlético movía el balón con fluidez ante un Espanyol que apenas encontraba opciones de hacer daño. Los de Machín se veían sobrepasados y no encontraban la manera de asentarse con comodidad sobre el terreno de juego.


En los últimos minutos, el Atleti concedió muy poco ya que peleaban cada balón muy lejos de su portería sabiendo que, fuese como fuese, las faltas debían hacerse a más de 50 metros de la portería de Oblak. Aún así, llegó el susto para lo colchoneros. La única falta desde la frontal a favor del Espanyol acabó con el balón dentro de la red. Sin embargo, Gil Manzano lo anuló por un contacto a un defensor del Atleti dentro del área. Finalmente, en los minutos de descuento, Koke puso el tercero en el electrónico con un disparo colocado a la esquina de la meta catalana.

En esta ocasión, el Atleti supo sacudirse de un gol en contra, le dió la vuelta al partido y dominó a un Espanyol que poco ofreció y que, inevitablemente, se hunde en los puestos bajos de la tabla.


FICHA TÉCNICA


Atlético de Madrid: Oblak, Saúl, Hermoso, Felipe, Trippier, Vitolo (Lemar, 74'), Thomas, Herrera, Koke, Correa (Llorente, 87') y Morata (Costa, 79').


Espanyol: Diego López, David López, Bernardo, Naldo (Dídac, 17'), Javi López, Gómez, Víctor Sánchez (Melendo, 71'), Marc Roca, Sergi Darder, Wu lei y Ferreira.


Goles: 0-1 Sergi Darder (38'). 1-1 Correa (45') 2-1 Morata (59') 3-1 Koke (+90)


Árbitro: Gil Manzano (Extremeño) Amonestó a los locales Thomas (85') y Simeone (87') y a los visitantes Campuzano (64').


Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de la Liga disputado en el estadio Wanda Metropolitano.
 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Juan Salinas

Te puede interesar