lunes, 6 de diciembre de 2021

Monturas vaqueras: los modelos más usados

Montar a caballo puede ser de distintas maneras, desde una competencia hasta un simple paseo a lomos de estos cuadrúpedos, siempre que esté provisto de una montura vaquera o silla de montar.


Monturas vaqueras: los modelos más usados
  • whatsapp
  • linkedin

Cuando se habla de montar a caballo, lo primero que viene a la mente son esas películas del lejano oeste donde los hombres encima de sus corceles recorrían grandes llanuras pastoreando otros animales o luchando en contra de los malos.

 Pero en la vida real, montar a caballo puede ser de distintas maneras, desde una competencia hasta un simple paseo a lomos de estos nobles cuadrúpedos, siempre que esté provisto de una montura vaquera o silla de montar, lo que permitirá más comodidad, seguridad y menos daño tanto para el animal como para el jinete.

Orígenes de las monturas vaqueras

Desde que el hombre aprendió que gracias los caballos, las faenas de trabajo, los traslados e incluso paseos toman otra perspectiva, montar estos animales ha formado parte de la vida cotidiana, sobre todo para los amantes de la naturaleza. Hoy en día existen equipamientos que hacen mucho más seguro y cómodo cabalgar, así que si los planes son comprar montura vaquera, entonces lo mejor es conocer las más utilizadas por los expertos.

 Antes de ver los modelos más usados, lo mejor es conocer en primera instancia los orígenes de las monturas vaqueras:

Las inglesas

Este tipo de montura está diseñada con rellenos y resulta muy flexible. Normalmente utilizada para montar, para domar, como asiento de caza, en carreras de caballos y en la práctica de polo.

Son muy cómodas al momento de realizar viajes largos tanto para los jinetes como para los caballos.

 Su principal uso es en eventos deportivos y en exhibiciones, tienen algunos accesorios decorativos que las hacen aún más llamativas y estéticas.

Las occidentales

Fueron y siguen siendo diseñadas más para caballos de trabajo, son ideales para animales de rancho o los que están acostumbrados a arduas faenas, a diferencia de las anteriores, más orientadas para exhibiciones.

 Este tipo de montura son las que se utilizan en rodeos o mientras se realizan recorridos por largos senderos. Aunque tienen un poco de relleno, siempre es recomendable que se utilice una manta entre la montura y en caballo, así se evita el riesgo de heridas al animal.

 Su diseño está pensado para extender el peso del jinete, lo que le proporciona mayor comodidad al caballo, por ende puede ser usada durante largas jornadas y solo causar una ligera molestia.

Las australianas

Hechas de un cuero pesado, son muy similares a las monturas occidentales, por tal razón son mayormente utilizadas para caballos de trabajo, en paseos largos y también en rodeos.

Modelos de sillas de montar

Dicen que entre gustos y colores, lo cual es muy cierto, pues cada quien tiene su manera peculiar de ver las cosas, algunos prefieren los colores, otros la comodidad y otros tantos, una combinación de ambos. En el caso de las monturas vaqueras es igual, por eso a continuación un listado de los modelos más destacados:

La de uso general

Es la que mayormente usan los jinetes en competencias o en rodeos, son cómodas para los jinetes y también para los animales, son el estilo de sillas de montar inglesas. Tienen la ventaja de que pueden ser utilizadas bien sea por novatos como por expertos.

La de doma

Con una estructura un poco más estrecha, son las que se utilizan sobre todo en la doma clásica. Están diseñadas para ser suaves, ligeras y menos rígidas que las demás. Tienen los borrenes más desarrollados y el faldón es más recto y largo.

La campera

Diseñadas con la intención de que el jinete vaya mucho más cómodo, son grandes y anchas, lo que permite que se pueda estar encima de ellas durante muchas horas. Ideales para el trabajo rudo en el campo.

 De este tipo de modelo existen muchos ejemplos que son también reconocidas en el mundo de monturas vaqueras. Están las camperas menorquinas, las de western, también llamadas tejanas, y por supuesto las famosas sillas de montar españolas.

La de salto

Están diseñadas exclusivamente para la demostración y la exhibición. Las sillas de salto son más redondas y su asiento es menos profundo que las demás, esto se debe que así es más fácil para el jinete poder separarse de ella al momento del salto.

 Su estructura está conformada por un faldón que va hacia adelante, adicionalmente dispone de unas rodilleras que le permiten al jinete un mejor agarre a la silla.

La de marcha

Debido a su diseño, el peso del montador queda distribuido en el lomo del caballo. Tiene un asiento amplio y con rodilleras acolchadas, es similar a una silla de montar Raid.

La de carrera

Son las utilizadas para competencias, son amplias y cómodas tanto para el jinete como para el caballo, muy similares a las sillas de montar de entrenamiento.

 En el mundo de las sillas de montar hay muchos modelos y diseños que han sido creados a través de los años para la comodidad tanto del jinete como del caballo, para que las largas horas que ambos pasan juntos no resulten incómodas para ninguno de los dos.

 Al momento de escoger la montura vaquera, lo mejor es pensar cuál es el propósito que se le dará y si satisface las necesidades del jinete sin comprometer la salud y comodidad del animal.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar