jueves, 13 de mayo de 2021

La no llegada de Borja Iglesias paraliza toda la planificación

En el Betis, tras llevar varios días afirmando que el gallego vestirá de verdiblanco, ahora se admite que la negociación se ha complicado hasta el punto de poder llegar a romperse


La no llegada de Borja Iglesias paraliza toda la planificación
  • whatsapp
  • linkedin

El lío se veía venir. Tras la polémica marcha de Rubi del RCD Espanyol, el club catalán no iba a dar facilidades para que su estrella saliese al Betis y sigue pidiendo el pago íntegro de la cláusula en la sede de La Liga. Y eso, para el cuadro heliopolitano, es inviable.

Tras la maratoniana negociación entre sevillanos y barceloneses que parecía que vivía su capítulo final en los últimos días, todo parece haber vuelto al punto de partida y la llegada del delantero perico a Sevilla se complica cada minuto que pasa.

Desde el Betis llevan días deslizando que el club tiene un acuerdo con el jugador que le hacía verse vencedor de una dura negociación en la que no habría otro fin posible que el de Borja viajando a la capital andaluza para firmar por el Real Betis, sin embargo nada más lejos de la realidad.

El RCD Espanyol sigue en sus trece pidiendo el pago inmediato de los 28 millones de euros estipulados en su cláusula de rescisión, algo inviable a todas luces para un Betis que mira alto... demasiado alto. Y es que la dinámica del Betis parece que ya la anunciaba Haro hace unas semanas. Este aseguraba que Lorenzo Serra Ferrer ponía nombres sobre la mesa que eran completamente inviables (Morata, Batshuayi, y una larga lista de "imposibles") pero con la salida del balear nada parece haber cambiado.

Borja Iglesias ha paralizado una planificación completa pues su inversión condiciona el resto de fichajes y a 13 de julio apenas Juanmi se ha incorporado a la disciplina bética. Y es que después de varias semanas todo podría romperse con el delantero centro deseado, con la evidente consecuencia de la pérdida de tiempo centrando todos los esfuerzos en algo que desde un principio parecía imposible para un equipo que, recordemos, no jugará Europa la temporada que viene.

En el día de ayer salió a la palestra el nombre de Fekir, futbolista de 26 años del Olympique de Lyon que el año pasado tenía un acuerdo con el Liverpool -vigente campeón de Europa- por 65 millones de euros. Algo que evidencia de nuevo la dificultad de cerrar su fichaje. Por no decir lo imposible, económica y deportivamente, que parece.

Por lo tanto, todo está condicionado a Borja Iglesias e incluso la venta de su mejor jugador, Giovani Lo Celso, para poder hacer frente a unos fichajes que ningún equipo que no esté en Europa parece que pueda acceder a ellos. El Betis apunta alto... pero parece contraproducente. Veremos en qué acaba todo y quién acaba asomando la cabeza por el aeropuerto de Sevilla, pero hoy parece más difícil que el que lo haga sea Borja Iglesias... y mucho más Nabil Fekir

Autor

Daniel Rodas

Te puede interesar