sábado, 10 de abril de 2021

Fórmula 1: Ferrari se apagó en la noche de Sakhir

Hamilton logra su primera victoria de la temporada en una carrera donde a Ferrari le sobró el último tercio de carrera.


Fórmula 1: Ferrari se apagó en la noche de Sakhir
  • whatsapp
  • linkedin

El Gran Premio de Bahréin nos dejó la primera victoria de Hamilton en la temporada 2019 de Fórmula 1 en una carrera impredecible. Arrancaba con una gran salida de Vettel que arrebataba la primera posición a Leclerc, que no tuvo la mejor de las salidas. Mientras, Hamilton tampoco arrancaba bien, cediendo la posición con Bottas. Este escenario nos trajo unas vueltas de locura y adelantamientos donde Leclerc demostró que no ha venido para ser segundo de nadie. Tras caer a la tercera posición en la vuelta dos, puso un gran ritmo que le llevó al liderato en apenas tres vueltas, adelantando a Bottas y Vettel, algo nada fácil, y demostrando que tiene madera de campeón.

Mientras todo esto pasaba, Carlos Sainz Jr. con una gran salida se colocó tras Verstappen ganando una posición. El McLaren demuestra que tiene ritmo para ser el cuarto coche de la parrilla. El Gran Premio pintaba muy bien para el piloto español, pero Verstappen se paso de agresividad defendiendo la posición con Sainz, tocándose ambos coches y acabando con el piloto madrileño con un pinchazo y el alerón delantero dañado. Esto le obligó a pasar por boxes y perdió todas sus opciones en carrera.













Tras la primera parada, Hamilton puso un juego de neumáticos blandos nuevos y adelantó a Vettel, pero una degradación terrible le hizo ceder la posición con el piloto alemán. Desde ese momento, se dedicó a estar cerca para intentar pasarlo en la siguiente parada.

Llegado el último tercio de carrera aparecieron los problemas en Ferrari. Tras la segunda parada, Hamilton salió muy cerca de Vettel y comenzó una lucha que recordó mucho a la temporada pasada. Hamilton adelantó a Vettel en la curva cuatro y el piloto alemán volvió a cometer un error trompeando. Vettel destrozó un neumático nuevo hasta el punto que las vibraciones hicieron que se desprendiera su alerón delantero, dejándole sin opciones de victoria y obligando a remontar para sacar el máximo de puntos posible, un error demasiado común ya.

A falta de 12 vueltas, Leclerc reportó problemas de potencia en su motor Ferrari que perdió la parte eléctrica. Empezó a rodar cinco segundos más lento que los pilotos punteros de la parrilla. Algo que aprovecho Mercedes para firmar un doblete inesperado, colocando a Hamilton primero y Bottas segundo. A falta de dos vueltas, un problema en los dos pilotos de Renault provocó un safety car que, al menos, le hizo salvar la tercera posición a Leclerc logrando así su primer podio en Fórmula 1, algo que seguro no consoló al piloto monegasco, pero al menos salvo los muebles.

Ferrari tuvo más ritmo durante todo el fin de semana, pero la fiabilidad y los errores le hicieron perder una carrera en la que la ruleta pintaba al rojo, pero acabó siendo negro para la escudería italiana.







Te puede interesar