martes, 30 de noviembre de 2021

Esta ya no es la Ferrari de Vettel

Ferrari presentó un monoplaza continuista pero una cúpula revolucionada que se mostró especialmente cariñosa y amigable con Charles Leclerc, que llega a Maranello para dar nuevos aires al equipo.


Esta ya no es la Ferrari de Vettel
  • whatsapp
  • linkedin

Fue la imagen de la presentación. Desde Piero Ferrari hasta Luis Camilleri, pasando por Elkann y Binotto. Toda la cúpula al completo arropando al recién llegado. Como si de un rayo esperanzador se tratara. Leclerc es el rostro de un nuevo tiempo. Mejor dicho, es la cara que Mattia Binotto quiere que se le venga a la mente a los tifossi cuando piensan en Ferrari. Baluarte que simboliza una renovación, una apuesta por la juventud (históricamente desdeñada en el equipo rojo), pero también el triunfo de una facción. La del suizo sobre Arrivabene. El nuevo jefe de equipo tiene motivos de sobra para abrazar lo nuevo, porque ya son más de once años los que han transcurrido sin tocar la gloria del título de pilotos. Y precisamente eso es lo que falló el año pasado, el piloto.

Con un propulsor que llegó a superar claramente al motor Mercedes a mediados de temporada, y un chasis que no ha dejado de proponer conceptos a nivel aerodinámico en los últimos años, Ferrari siente que no necesita más. Por eso, por primera vez en muchas temporadas el cavallino no sorprende en su propuesta. El SF90, que conmemora el 90 aniversario de Ferrari, busca la continuidad y aunque la primera impresión que ofrece es decepcionante, la segunda lleva a comprender que Ferrari ya hizo los deberes cuando debía, propopiendo filosofías en la zona media y trasera del monoplaza que poco a poco han ido copiando el resto de equipos, instaurándose en la evolución lógica de la Fórmula 1 a lo largo de estas temporadas.

De hecho, dados los pocos cambios en el diseño, ha llamado más la atención en el equipo de Maranello la nueva decoración del coche, con un color rojo mate elegante y tonos negros, rehuyendo la clásica combinación con el blanco. Binotto busca dar colorido al equipo… y de paso un enfoque más aperturista. Por eso no faltó una imagen de Fernando Alonso, celebrando una de sus victorias más emblemáticas de rojo, la de Silverstone 2011, en el vídeo conmemorativo de la marca italiana. Son señales de que los nuevos tiempos han llegado… y pueden desplazar lo viejo. Por lo pronto, Vettel ya sale apartado. Veremos si no se queda fuera de la foto al final de esta temporada.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Diego Alonso

Te puede interesar