contador web

DEPORTES | EL DIRIGENTE CORUÑÉS CREE QUE EN 2019, SI SE CAMBIAN ADECUADAMENTE LAS NORMAS, LA LIGA PODRÍA EXPORTAR SU MARCA A AMÉRICA ORGANIZANDO UN PARTIDO DE SU COMPETICIÓN OFICIAL

La victoria de Rubiales sobre Tebas que sólo vio Lendoiro

Javier Tebas tendrá que renunciar esta temporada a su sueño de hacer caja exportando uno de los partidos de Liga tras el comunicado del Barça

Estados
derechos
fútbol
Liga
unidos
RFEF
Lendoiro
Supercopa
Tebas
Rubiales

Lendoiro en una entrevista

El Barça ha movido ficha y ha comunicado que no jugará fuera de España el partido de Liga ante el Girona. La entidad azulgrana alegó tras una reunión de su consejo que deja sin efectos su disposición de jugar en Miami el partido contra el Girona FC "después de constatar la falta de consenso existente alrededor de esta propuesta". Su oponente, en cambio, tras saber la decisión del Barça, se ha posicionado en torno a la estrategia comercial de Tebas. "Ante la decisión del FC Barcelona de no seguir adelante con el partido que le enfrentaba al Girona en Estados Unidos, el club de Montilivi quiere expresar su respeto a la posición de la entidad azulgrana. Añadir también que el Girona FC continuará apoyando las iniciativas que ayuden a promover la Liga más allá de las fronteras de España, de la misma manera y con la misma actitud que lo hizo cuando se le propuso participar en el partido en Estados Unidos", explicaron en un comunicado desde Girona.

Lendoiro ya había anunciado hace meses, con mucha antelación, que el partido no se jugaría fuera de España, por un principio de prudencia. Ahora que ya parece claro que esta temporada toda la Liga se jugará en España, el ex dirigente coruñés cree que la historia aún no acaba con el comunicado del Barça que lleva al traste la idea de Tebas. "La postura del F.C. Barcelona me parece inteligente al intuir cual iba a ser el fallo del juzgado y la de LaLiga se me antoja una patada más, al empeñarse en prolongar en el tiempo la asunción de la derrota", explica.

Lendoiro admite, en su último comentario escrito para EFE, que "Javier Tebas, aunque tardará en recuperarse de este revolcón" y pese a que Tebas no se va a rendir en su empeño el expresidente del Dépor se aventura a dar un pronóstico de lo que va a pasar. "Le saldrá o muy caro a los clubs profesionales o supondrá otro gol encajado por la LFP en propia puerta, en este partido que no ha hecho nada más que comenzar y que ya apunta a una posible goleada de los federativos”, ya que espera que se vayan a alinear con Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol.

Lendoiro se ha fijado desde que se ha iniciado esta polémica, a mediados del verano y tras realizarse el sorteo de la competición, en el comportamiento de los clubs, que se colocaron de perfil y no siguieron el coro de voces que esperaba haber provocado Tebas. "Alguien -la inacción de los clubs es digna de estudio- debería convencerle de que no patalee más, que no debe encapricharse porque ese “balón” es de otro niño y le va a hacer aparecer como “Tebas contra el mundo”, porque la solución del problema del partido en Miami hace tiempo que ya no pasa por la autorización de la FEF, sino que la postura federativa había sido asumida como propia por todos los organismos internacionales que también debían aprobar la celebración del encuentro en EEUU (FIFA, UEFA, CONMEBOL, US SOCCER), por lo que ni nuestros jueces hubiesen podido modificar esa decisión, porque la competencia ya es compartida con las citadas instituciones", afirma.

Lendoiro, que ya hace tiempo se ha alejado de las decisiones de Tebas, acusa al presidente de la Liga de haber engañado a los aficionados. "Y toda esa declaración de “guerra mundial” por un Girona-Barça, con el que Tebas intentó confundir a los aficionados con unas declaraciones tan vehementes como engañosas, en las que se preguntaba por qué una Supercopa de España se había podido disputar en Tánger, o por qué un River-Boca se había podido jugar en el Bernabeu … y, por contra, por qué no se podía celebrar un Girona-Barça de Liga en Miami".

Tampoco el partido de Supercopa de este verano, disputado a un sólo partido cuando siempre ha sido una final a dos partidos, está entre los marcos de lo legal para Lendoiro. "Él conocía perfectamente las respuestas, pero seguro que a muchos aficionados nadie les había explicado que es de dudosa legalidad el Barça-Sevilla de Tánger -con el beneplácito de LaLiga- porque era una final a doble partido y se disputó a partido único. Los andaluces protestaron pero, que yo sepa, no denunciaron la posible ilegalidad, ni exigieron la repetición de la final según la norma, cuando la razón que adujo la FEF fue una carencia de fechas muy discutible", recuerda.

Por eso, el dirigente deportivista no entiende que la decisión de la Federación sirviese como modelo de actuación a la Liga, elevando incluso el nivel de polémica sin que las normas hubiesen sido modificadas para que la nueva acción comercial fructificase. "Y si resulta difícil entender el ejemplo que pone de Tánger se me hace imposible comprender el paralelismo que puede ver entre el Girona-Barsa y el River-Boca, que fue una decisión unánime de los comités disciplinarios de la CONMEBOL con el objetivo de evitar la violencia. Por mucho que se nos diga, un Girona-Barça no impulsa de verdad LaLiga. Si queremos prestigiarla en América debemos ofrecer un gran partido, una Supercopa con el cartel insuperable de los indiscutibles mejores clubs del mundo. A nuestro fútbol lo lanza internacionalmente un Madrid-Barça, u otros equipos como el Atleti, Sevilla, Valencia… y más si se pone un título en juego", reflexiona Lendoiro.

El que sí puede ser un espejo sobre el que mirar, según Lendoiro, es el reciente capítulo de la Copa América tras los acontecimientos que propiciaron el segundo partido en Buenos Aires. "Nos debe servir como ejemplo lo vivido en el River-Boca ¿habría ocurrido algo parecido si el partido a disputar fuese un Lanús-River ó un Vélez-Boca ? Es evidente que no. Ellos, con un fútbol más que justito, nos han dado una gran lección, porque han vendido lo que saben hacer mejor que nadie: el fútbol en estado puro", apunta. Y añade que la Liga tiene un producto mucho más potente para vender al exterior y que, una vez legalizado, es muy exportable como negocio. "Nosotros tenemos que vender, porque podemos, “el mayor espectáculo del fútbol mundial”, presentando a dos de los más grandes clubes de la historia en disputa de un título, puesto que no se trata de abarrotar el mayor estadio de Miami, cosa tan fácil como ineficaz, sino que el reto debe ser intentar robar durante unos días en EEUU -en la cuna de la NBA, NFL, MLB, NHL- el protagonismo mediático, de la misma forma que el Clásico argentino eclipsó a merengues, culés, colchoneros… Ese sí es un objetivo por el que vale la pena luchar. Lo otro, por fácil, es como robar a un niño", ironiza.

Lendoiro cree que, con las modificaciones oportunas y una vez aprobadas, la Liga podrá crear un uevo mercado para el fútbol español. Y cree que todo podría estar listo el próximo año. "El camino es disputar en 2019 la Supercopa a partido único entre los campeones de Liga y Copa, y, si coincidiesen en el mismo equipo, el título lo disputarían el Campeón y Subcampeón de Liga. Si presumimos de disfrutar de la mejor liga del mundo urge que aprovechemos el momento para mostrar a nuestros primeros espadas y poder firmar jugosos y largos contratos antes de tener que pensar en el fútbol español después de Cristiano y Messi", zanja Lendoiro.

Tebas ya tiene marcado el camino a seguir si quiere que su novedoso y gran proyecto económico prospere. Entonces, Barça y Girona, y el resto de clubs de Primera y Segunda, formarán parte del coro que espera el presidente de la patronal del fútbol español.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar