lunes, 6 de diciembre de 2021

¿Eran los mismos jugadores?

El Sevilla mostró el pasado jueves una imagen muy diferente a la de la pasada campaña.


¿Eran los mismos jugadores?
  • whatsapp
  • linkedin

En el mundo del fútbol por lo general cuando las cosas no le van bien a un equipo a la conclusión de una campaña, los directores deportivos se ponen a trabajar a destajo para realizar incorporaciones que mejoren el nivel de la plantilla. Eso mismo hizo Joaquín Caparros al término de la 17/18. El utrerano, tras dejar a los suyos en Europa, entendió a la perfección las necesidades del Sevilla.

Varios han sido los nombres que se han incorporado este verano a la disciplina rojiblanca como el guardameta Vaclík, el centrocampista Amadou o el defensa Gnagnon, otro que oficialmente se considera alta es Roque Mesa pero que ya estuvo en el cuadro nervionense el pasado curso. Con estas altas se podría entender que el nuevo técnico, Pablo Machín introdujese algunos cambios en el primer partido oficial de la temporada. El pasado jueves 27 en las rondas previas de clasificación para la Europa League, el preparador español sorprendió.

Sin cambios de nombres, si de actitud

En el once inicial ante el Ujpest FC, Machín solo puso a una de las caras nuevas, el guardameta Vaclik, relegando al banquillo a Sergio Rico. El resto, en mayor o menor medida jugaron la pasada campaña. Lo sorpresa no se quedó ahí sino que fue a más en cuanto se vio la actitud del equipo sobre el césped del Sánchez Pizjuán.

El Sevilla ofreció una cara muy diferente a las vistas la pasada campaña

Sin olvidar la entidad del rival, los húngaros no ofrecieron demasiada batalla, el conjunto hispalense ofreció una cara muy diferente de las vistas la pasada campaña, tanto con Berizzo como con Montella. Un juego rápido y sin necesidad de dar infinitos toques para llegar al área rival, con alternativas y con jugadores como Navas que en la primera parte recordó a ese jugador que maravilló antes de marcharse a tierras inglesas, eléctrico y con desborde. Después, otros como Roque Mesa dieron una auténtica clase magistral de fútbol, dirigiendo al equipo desde el centro del campo y siendo partícipe en varios de los goles de la noche.

En definitiva, casi los mismos 11 jugadores de la pasada campaña ofrecieron un nivel de fútbol muy diferente, por lo que en este Sevilla puede haber depositadas muchas esperanzas, teniendo en cuenta que aún no han entrado en liza los fichajes del verano y aquellos que están por llegar. A buen seguro que Pepe Castro y Caparrós tienen preparada alguna bomba para poner la guinda a una plantilla que deberá luchar por estar en Europa.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar