jueves, 22 de abril de 2021

De "inalcanzable" para el Sevilla, a nuevo jugador del Betis

Si nada se tuerce, el portugués William Carvalho será nuevo jugador del Real Betis Balompié para las próximas 5 temporadas.


De "inalcanzable" para el Sevilla, a nuevo jugador del Betis
  • whatsapp
  • linkedin

Maldita hemeroteca. O bendita, según los ojos con los que la mires. William Carvalho (Luanda, 07/04/92) será nuevo jugador del Real Betis Balompié para las próximas cinco temporadas según adelantó Alberto Pintado en este mismo periódico. Sin embargo, en la afición bética se ha creado un debate sobre si Carvalho vale los 18 millones de euros fijos + 7 millones en variables que el club verdiblanco va a pagar por un futbolista al que algunos consideran un "tronco".

Nada más lejos de la realidad. Tirando de hemeroteca, nos encontramos con noticias que vinculaban al portugués con equipos como el Manchester City, Manchester United, Everton, el mismísimo Real Madrid (en OKDiario, basándose en la información de A Bola, aseguraban que en el club blanco lo veían como posible sustituto de Casemiro) e incluso el eterno rival del conjunto bético, el Sevilla FC. 

Y es que desde Sevilla, en marzo del presente año Estadio Deportivo se hacía eco de una información del diario portugués Record en la que se aseguraba que el conjunto nervionense había puesto sus ojos en William Carvalho pero apuntaban que Óscar Arias, ya destituido en el cargo de director deportivo, veía en el portugués un sueño imposible por la alta competencia en su contratación. A los anteriormente mencionados se unían otros clubes importantes de Europa como la Juventus, el Arsenal o el mismo Valencia CF, que hasta última hora ha estado luchando por hacerse con los servicios de este futbolista. Un jugador que, lejos de ser un "tronco", reúne las características perfectas para un pivote defensivo además no exento de calidad.

En dicho medio recalcaban que Bruno de Carvalho, ya expresidente del Sporting CP tras la polémica sufrida con los ultras del club lisboeta, comenzaba a negociar a partir de los 45 millones de euros en los que fue tasado el espigado futbolista natural de Luanda. 

Si bien tras los problemas institucionales que arrastra el club portugués era evidente que el caché de los futbolistas en su propiedad bajaría considerablemente, el Betis ha conseguido cerrar su fichaje en 18 millones de euros fijos + 7 millones en variables, una cantidad que en ningún caso alcanza los 45 millones en los que se le tasó en marzo. Una ganga del mercado que ha aprovechado el Betis para cerrar el, presumiblemente, segundo fichaje más caro de la historia del club después del mediático fichaje de Denílson, quien en 1998 se convertiría en el fichaje más caro de la historia del fútbol. 

Autor

Daniel Rodas

Te puede interesar