contador web

DEPORTES | CON 35 Y 37 AÑOS, TIENEN DIFÍCIL LLEGAR AL MÁS ALTO NIVEL A LA COPA DEL MUNDO DE CATAR 2022

¿Han perdido Messi y Cristiano Ronaldo su última oportunidad de ganar un Mundial?

Por JUAN RODRÍGUEZ MILLÁN. 30/06/2018

El argentino y el portugués, dominadores del Balón de Oro en la última década, cierran su cuarta Copa del Mundo sin haber marcado un solo gol en las eliminatorias

Portugal
fútbol
Argentina
Mundial
Messi
Barcelona
Real Madrid
Cristiano Ronaldo
Balón de Oro
Rusia 2018
Catar 2022

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo

Cuando arranque la Copa del Mundo que acogerá Catar en 2022, Lionel Messi tendrá 35 años. Cristiano Ronaldo, 37. El argentino y el portugués, los dos futbolistas que se han repartido el Balón de Oro en la última década a razón de cinco trofeos para cada uno, no serán con seguridad los que son ahora mismo, líderes incuestionables del panorama futbolísticos en general y de sus selecciones nacionales en particular. Puede que se hayan retirado ya, puede que hayan buscado acomodo en ligas de menor peso futbolístico y grandes salarios como sucede con tantos otros astros del fútbol actual. Puede que en Rusia hayan jugado su último Mundial. Y si eso fuera así, los dos jugadores más importantes del momento habrán perdido su última oportunidad para levantar la Copa del Mundo.

La fecha del 30 de junio de 2018 será recordada por esta coincidencia. Nunca antes Messi y Cristiano cayeron con sus equipos el mismo día en competición alguna. Argentina y Portugal fueron eliminadas este día del Mundial en octavos de final, la selección sudamericana a manos de Francia, la europea ante Uruguay. Y la coincidencia, aunque no sea más que una de esas casualidades sin sentido aparente, invita a la reflexión. Ni Messi ni Cristiano firmaron una actuación acorde a su leyenda actual en el encuentro en el que se despidieron y ninguno de los dos rozó siquiera el gol. Messi se conformó con dar dos asistencias de gol, aunque la primera de ellas no fuera más que un disparo que encontró un rebote afortunado en Mercado, mientras que Cristiano vio una tarjeta amarilla por protestar airadamente una medianía, una falta en el lateral del área. Esa tarjeta, de haber ganado Portugal, le habría impedido jugar los cuartos de final contra Francia. Poco más de ninguno de los dos en sus últimos 90 minutos y, quitando los tres goles de Cristiano a España, en todo el torneo de Rusia 2018.

Los dos futbolistas han confirmado una triste historia en los Mundiales, sin grandes momentos para recordar de ninguno de los dos, a pesar de que la Argentina de Messi sí llegó a jugar una final, la de 2014, torneo que se quedó Alemania. El 10 argentino y el 7 portugués comparten, además, otro rasgo que explica este pobre resultado. Ninguno de los dos ha conseguido marcar jamás un gol en las eliminatorias. Todos los que han hecho, 6 Messi y 7 Cristiano, han sido en la fase de grupos. Todos y cada uno de sus goles. Y sí, Alemania ha recordado en este Mundial de Rusia que esos goles también son importantes, pero los que recuerda el planeta fútbol son los que lleguen en los momentos decisivos, cuando solo cabe seguir adelante o regresar a casa.

Los números de los dos astros son pobres y nada tienen que ver con los que han marcado sus trayectorias en Real Madrid y Barcelona. De blanco, Cristiano Ronaldo ha jugado 438 partidos y ha marcado 450 goles, una media de 1,03 goles por encuentro; con Portugal en los mundiales, 7 goles en 17 partidos, una pobre media de 0,4 goles por partido. Messi lleva 765 encuentros y 617 tantos de blaugrana, 0,81 goles por partido; con Argentina en el más grande torneo de selecciones, seis goles en 19 duelos, con lo que su media cae hasta el 0,3. Los números hablan de jugadores completamente diferentes vistiendo una u otra camiseta. Han tenido cuatro tentativas de demostrar en un Mundial por qué se les considera los mejores jugadores del mundo y han fallado en ese empeño.

Cristiano al menos sí pudo levantar el trofeo de la Eurocopa de 2016 como consuelo internacional en su palmarés, pero Messi ni siquiera se ha podido consolar con una Copa América, a pesar de haber disputado tres finales, en 2007, 2015 y 2017. La pregunta ahora es si tendrán una nueva oportunidad en la Copa del Mundo, sumándose así a los tres jugadores que hasta ahora han defendido sus camisetas nacionales en cinco mundiales diferentes, los mexicanos Carbajal y Márquez y el alemán Mathaus. Hoy parece complicado y por eso la jornada parece tener una trascendencia capital en la trayectoria deportiva de los dos futbolistas más conocidos del planeta, a pesar de que ahora mismo parece que nunca serán campeones del mundo.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar