viernes, 16 de abril de 2021

Islandia 1–2 Croacia: Nula recompensa para tanto esfuerzo

Islandia luchó hasta la saciedad por conseguir la victoria. Gozó de gran cantidad de ocasiones que no consiguió materializar. La victoria de Argentina deja fuera a un equipo que mereció más.


Islandia 1–2 Croacia: Nula recompensa para tanto esfuerzo
  • whatsapp
  • linkedin

Partido trascendental para las aspiraciones de los países que conforman el grupo D del Mundial de Rusia. Croacia, que ha demostrado ser una de las selecciones más en forma del torneo tras golear a Argentina y Nigeria, se enfrentaba a una Islandia con la necesidad de ganar para poder meterse en octavos, aunque con tan sólo un punto, y ocupando la última posición de la tabla, tendrían que esperar un empate o una victoria albiceleste en el Argentina-Nigeria del mismo grupo. Los croatas llegaban a esta tercera jornada con más tranquilidad, para dejar de ocupar el primer puesto, Nigeria tendría que superar el +5 actual en diferencia de goles que poseen los balcánicos. Los argentinos, por otro lado, necesitaban una victoria croata para conseguir el pase a octavos.

El seleccionador islandés Heimir Hallgrímsson daba entrada a Berg Gusmundsson, que se perdió por lesión el encuentro ante la selección africana. Además, Gylfi Sigurdsson (futbolista del Everton) sería otro de los jugadores más decisivo en el cuadro islandés, aunque de momento no ha demostrado lo que es espera de él, y hoy era el momento idóneo para reivindicarse. Croacia, por su parte, daba descanso a figuras clave en su once. El técnico Zlatko Dalic sentó en el banquillo a sus cuatro apercibidos: Rakitic, Rebic, Mandzukic y Vrsaljko.

En los primeros compases se vio el estilo definido de una Islandia preocupada en defender con solidez y aportar profundidad al ataque con balones directos a su pieza clave en la ofensiva, Sigurdsson. Croacia también llegaría a la meta rival, Modric se marcó una buena jugada desde la banda que terminó atrapando el portero islandés.

Tras los primeros minutos de tanteo, la balanza se posicionaría del lado croata. El equipo de Dalic buscaba las bandas y las rápidas transiciones para hacer daño a la “gélida” defensa islandesa. Además, los balcánicos arrasaban en posesión de balón a su rival, obligando a los ‘vikingos’ a ser pacientes, esperar atrás, y aprovechar un error del contrario para salir a la contra. Y con un saque de banda colgado al área croata llegó la primera ocasión para Islandia. La peinó hacia atrás Hallfredson y el esférico se paseó sin encontrar rematador.

Cumplida la primera media hora de juego, Islandia buscaba con determinación la portería de Kalinic. Para ello aprovechaba su solvente juego aéreo para crear ocasiones. Mediante córners y faltas colgadas, el conjunto blanquiazul estuvo cerca de poner el primero en el marcador. Islandia insistía: Magnússon cabeceó un balón tras un saque de esquina que se marchó lamiendo el poste. Una jugada más tarde, Sigurdssón lanzó una falta con peligro que obligó al meta croata a estirarse para atrapar el cuero.

Los últimos minutos del primer asalto fue un asedio constante de los islandeses. Croacia ofrecía resistencia ante el ritmo tan alto de los rivales que aprovechaban cualquier espacio para buscar un disparo o un centro medido. En el 40’, Islandia tuvo la más clara. Pared en la frontal del área para romper la línea defensiva que acabó dejando a Finnbogason sólo delante del guardameta. El islandés se precipitó lanzando de primeras un disparo colocado que se marchó fuera de la portería de Kalinic.

Justo antes del descanso, Bjarnasson se encontró con un rechace en la media luna del área tras un mal despeje del portero Croata. El mediocentro le pegó con potencia y Kalinic sacó un pie milagroso cuando el balón parecía que entraba. Un minuto más tarde, un disparo desde el pico del área hacía que el meta balcánico, salvador para Croacia, se estirase sacando una muy meritoria mano para evitar el gol. Con tantas ocasiones claras, el conjunto islandés se merecía ponerse por delante en el electrónico.

El reloj se ponía de nuevo en marcha con la segunda mitad, e Islandia salía del túnel de vestuarios con la misma intensidad en ataque. Además, ejercían una presión muy alta a los defensores balcánicos, obligándolos así a despejar balones. Sin embargo, Croacia aprovechó su superioridad técnica e individual para poner un balón en el larguero tras un disparo durísimo desde lejos. Un primer aviso que precedió al gol croata. Badelj chutó de volea para batir a Halldorson. La primera que tuvieron la enchufaron entre los tres palos.

La respuesta de Islandia al gol encajado fue inmediata. Si antes las acciones eran claras, tras el gol en contra fueron mucho más. Kalinic de nuevo metió una mano increíble arriba tras un remate de cabeza. Y una jugada después, Ingason estrelló el balón en el palo. La suerte no estaba del lado de los “vikingos” que insistían más que nunca, y ahora con el marcador en contra.

La derrota no le valía para nada a los islandeses, y tampoco le favorecía el empate entre Argentina y Nigeria en el otro partido del grupo. Los de Hallgrímson, conocedores de ello, apostaban todo lo que tenían sobre el terreno de juego. Dejándose la piel en cada acción. A pesar de los fallos de definición, no bajaban el ritmo para seguir intentándolo. Las ocasiones seguían sucediéndose.

El fútbol a veces hace justicia, y con el VAR mucho más. Por ello, la iniciativa islandesa se vería recompensada con un penalti a favor que transformaría Sigurdsson a falta de quince minutos para el final. Las esperanzas “vikingas” se acrecentaban y los cánticos de la grada arropaban a unos jugadores que se dejaban la vida en el verde.

 Con Islandia volcada en ataque, Croacia aprovechaba para salir a la contra con superioridad numérica. El tiempo se agotaba y los blanquiazules, castigados por el desgaste físico, perdían efectividad y veían como el número de ocasiones disminuían. Mientras, las noticias desde San Petersburgo colocaban a Argentina segunda de grupo. Islandia dependía de un gol para arrebatarle el lugar a los argentinos.

Llegados al descuento, los islandeses verían rotas sus ilusiones con el tanto de Perisic. Rakitic incluso pudo hacer el tercero con un disparo lejano. Los islandeses lo intentaron, pero no le aguantaron las fuerzas.


FICHA TÉCNICA:

Islandia: Halldórsson; Saevarsson, Ingason, Sigurdsson, Magnússon; Berg Gudmundsson, Gunnarsson, Hallfredsson, Bjarnason (Traustason, 89’); Sigurdsson y Finnbogason (A. Gudmunsson, 85’).

Croacia: Kalinic; Corluka, Jedvaj, Caleta-Car, Pivaric;  Kovacic (Rakitic, 80’), Modric (Bradaric, 64’), Badelj, Perisic; Pjaca y Kramaric.

Goles: 0-1 Badelj (52’). 1-1 Sigurdsson (P. 75’). 1-2 Perisic (90’)

Árbitro: Mateu Lahoz (España). Amonestó a los locales Finbogasson (63’), Hallfredsson (57’) y a Jedvaj (82’) para los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente  al Grupo D del Mundial de Rusia 2018 disputado en el estadio Rostov Arena las 20:00 horas.

Autor

Juan Salinas

Te puede interesar