lunes, 6 de diciembre de 2021

24h de Le Mans: El estreno de Alonso, sus relevos y la lucha en pista con 'Pechito' López

El asturiano es el debutante ilustre de unas 24 horas de Le Mans marcadas por el dominio de Toyota y, a la vez, la pelea entre ambos por la victoria


24h de Le Mans: El estreno de Alonso, sus relevos y la lucha en pista con 'Pechito' López
  • whatsapp
  • linkedin

[0:00h

El objetivo de Fernando Alonso es convertirse en el primer piloto en más de medio siglo en conquistar la Triple Corona: GP de Mónaco, 500 Millas de Indianápolis y 24 horas de Le Mans. Y en esas está. No lo ha conseguido (de momento), pero de entrada ya ha logrado liderar las tres pruebas. La última cayó este mismo sábado, mediado su primer stint, en el que demostró no sólo una velocidad impensable para alguien que no tiene experiencia en esta carrera, sino además una resiliencia ante los problemas que encajan a la perfección en el carácter de esta carrera.

Sólo es el debutante que ha convertido un acontecimiento ya de por sí marcado en los calendarios de todos los automovilistas en un hecho histórico para todo el mundo, especialmente para España. El seguimiento de una carrera que otros años era residual se ha multiplicado hasta cotas impensables hace no mucho, y todo es culpa del piloto asturiano.

Toda la expectación mediática que ha levantado Alonso es directamente proporcional a su favoritismo para ganar

Dos pinchazos, el peligro de los doblajes, las sorpresas de la misma carrera o el propio cansancio de pilotar la distancia equivalente a varios GPs en un mismo día. Y todo ello con una presión multiplicada por 10 aquí, ya que toda la expectación mediática que ha levantado Alonso es directamente proporcional a su favoritismo para ganar.

El piloto se lo toma bien. "Está tranquilo, no te creas" , confesaba uno de sus más allegados minutos antes de que se subiera al Toyota TS050 número 8, una máquina de tecnología punta que es el mejor anuncio posible de la tecnología híbrida que se puede hacer. Alonso se subió a las 17:30. Fue media hora antes de lo esperado, ya que había anunciado que la previsión era subirse en torno a las 18:00. El guión en Le Mans siempre es movible, por lo que decidieron acortar un poco el primer stint, que realizó Sebastien Buemi, y mandar a Alonso a pista antes de tiempo. De manera paralela, salió a pista en el otro coche un José María López que, como buen argentino, no se perdió el partido de su selección en el Mundial. Tras ver ese penalti errado por Messi, 'Pechito' se puso al volante del Toyota número 7. A estas horas, esa lucha continúa. Tic, tac. 

[02:47h]

Se volvió a subir para coger su relevo pasadas las 01:30h de la madrugada. Y en todas sus facetas decimos: 'es un espectáculo la tanda de Alonso': camino de recuperar el minuto de sanción a Buemi en 25 vueltas; dicen que cuando se pone el sol aparecen los grandes depredadores... y aquí el de Oviedo esta en su máximo esplendor. 

Ganará o no. Quién sabe. Pero lo que está demostrando hoy aquí, igual que en Indianapolis, es que está completamente a otro nivel.

Llega, se adapta y vuela. Bendita barbaridad.

[05:05h]

Alonso se hizo cargo del prototipo con una desventaja de más de dos minutos respecto al Toyota #7, pilotado durante el primer stint del asturiano por Mike Conway. Durante este periodo, redujo la desventaja a poco más de un minuto y 45 segundos, pero la recuperación comenzó con el inicio del stint nocturno de José María 'Pechito' López, que fue incapaz de igualar el intenso ritmo del asturiano, que llegó a encadenar varias vueltas consecutivas en 3:19 y un consistente ritmo medio en 3:21 para que, al bajarse del coche, la desventaja fuese de 45 segundos. 

[07:09h]

En el amanecer de Le Mans, y tras ese legendario relevo del astur, faltaba por ver si en su lugar Nakajima podría completar la hazaña que Alonso remarcó. Y, sin lugar a dudas, lo hizo; el japonés bajó del medio segundo de diferencia antes de que López cediera el #7 a Kobayashi a las 4.47, después de rodar en 3:20-3:19 con gran rapidez. 

[11:00h]

Fernando Alonso sigue rodando muy rápido sobre el circuito de la Sarthe. 3:18.695 acaba de marcar el asturiano con el TS50 número 8, un crono que es apenas un segundo más lento del mejor tiempo conseguido por Sebastien Buemi en estas 24 Horas de Le Mans. Por detrás, Pechito López contesta a Alonso con un registro de 3:17.980, si bien la distancia se sigue manteniendo en un minuto y 17 segundos.

[12:38h]

A falta de las poco más de 2horas Fernando Alonso realiza la parada número 34 del TS50 número 8. El asturiano cede el volante del prototipo japonés a Kazuki Nakajima, que regresa a la pista en la primera posición con neumáticos nuevos. Buen último stint de Alonso, que ha consolidado el primer puesto en la categoría LMP1 de las 24 Horas de Le Mans.

[13:55h]

A falta de una hora y luego de un error de Kobayashi en el Toyota #7 por no pasar por boxes a su debido tiempo, Kazuki Nakajima realiza la parada número 36 del Toyota TS50 número 8. Los mecánicos limpian la suciedad acumulada en la carrocería del prototipo, al tiempo que montan unos neumáticos nuevos. El japonés regresa a la pista de La Sarthe en la primera posición. Tic, tac. 

LA BATALLA CON 'PECHITO' LÓPEZ

En esas, poco después su primer relevo, recuperó el liderato de las 24 Horas de Le Mans al ponerse al volante, por primera vez, del Toyota #8. El español tenía que superar al Toyota #7

Mike Conway había arrebatado el liderato previamente a Sebastien Buemi. Tras el cmabio de pilotos, Alonso recuperó el tiempo perdido, mostrando un ritmo endiablado que terminó con adelantamiento sobre ‘Pechito’ López en el último tramo del circuito, poco después de la zona de Indianápolis.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar