viernes, 3 de diciembre de 2021

¿Por quién apostará Sampaoli en el Mundial?

La selección argentina llega a Rusia con tres finales perdidas a sus espaldas y un once levemente modificado.


¿Por quién apostará Sampaoli en el Mundial?
  • whatsapp
  • linkedin

Argentina ha bailado entre el éxito rotundo y el fracaso estrepitoso desde 2014. La suerte, el azar, las circunstancias, el contexto y una serie de factores les ha llevado de poder ganar tres títulos internacionales a mantener su palmarés impoluto por más años. La ausencia del éxito provoca un dolor que se agudiza al tomar conciencia de que entre las bazas se encuentra la de tener a uno de los jugadores más excelsos de la historia del fútbol. El caso de Argentina firma el argumento de una novela negra para sus fanáticos y otra de fantasía para sus más duros detractores.

La controvertida historia de la albiceleste en estos años basa su guion en la calentura del asiento que corresponde al seleccionador. Tras la dimisión de Alejandro Sabella posterior a la derrota contra Alemania en el pasado mundial, la estabilidad no ha resultado fácil de alcanzar. Antes de que Sampaoli recalara en 2017, tuvieron que pasar Gerardo Martino y Edgardo Bauza. Solo el Tata logró alargar la filosofía de Sabella con los dos subcampeonatos en las Copas Américas. Sería Bauza quien se enredaría con los clasificatorios al Mundial y Sampaoli quien salvara la nefasta herencia para llevar a Argentina al inminente Mundial. La fase clasificatoria de esta selección tuvo ingredientes como el enfrentamiento directo de la plantilla con la prensa o el abandono del propio Messi. Se sucedieron durante meses una larga lista de sucesos que hicieron agonizar al aficionado a la espera de obtener el pase al Mundial.

Al fijar la atención en el posible once titular predominante en el torneo, Argentina no presenta modificaciones radicales. Sí varía el estado de forma de cada jugador, que ha empeorado o mejorado según de quien se trate. Una de las combinaciones por las que la prensa argentina apuesta con firmeza es la de salvar únicamente a Marcos Rojo de la final de 2014. Entre tanto, Romero cae por lesión a la vez que Otamendi, Fazio, Mercado y Tagliafico se ponen como principales candidatos a sustituir a los ausentes Demichelis, Garay y Zabaleta.

La medular argentina oscila entre la creación permanente y el deber de crear espacios para que Messi eleve su rol creativo al máximo exponente. Con Mascherano como titular de la jerarquía –con menos ritmo y nivel de competición que hace casi un lustro- acompañarán Enzo Pérez, recientemente convocado, Di María, Pavón y la alternancia entre Lo Celso y Banega. El jugador del PSG es una de las caras más llamativas debido a su explosividad en el fútbol europeo. Las buenas críticas hacia Lo Celso han llevado a Sampaoli a no dudar de ellas y llevarle a la cita más importante del año.

Sergio Agüero será el acompañante de Messi en el último batallón argentino. Desde la dirección técnica argentina se apostará por el 4-4-2 que deje a Messi y al delantero del City como máximos responsables de la tarea del gol. Sin embargo, teniendo en cuenta el permanente gusto de Messi por la libertad de movimientos, el centro del campo tenderá a crear un rombo en el que el jugador del Barcelona pueda distribuir su talento desde el interior.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar