lunes, 17 de mayo de 2021

El iceberg de Serra Ferrer

La llegada de Lorenzo Serra Ferrer, el pasado verano, revolucionó la dirección deportiva del Real Betis, mejorando notablemente el rendimiento de la misma.


El iceberg de Serra Ferrer
  • whatsapp
  • linkedin

En el Betis parece que las vacaciones nunca llegan. A pesar de haber finalizado la campaña con grandes resultados, como la clasificación a la Europa League de forma directa, solo los jugadores se encuentran ahora en periodo de descanso relativo a su trabajo deportivo, ya que, en el club, son pocos los días de receso de los que disfrutan ciertas personas. Es el caso de Quique Setién y Serra Ferrer, quienes trabajan a destajo, en constante comunicación, en un lugar o en otro, para perfilar con precisión el dibujo de la plantilla que luchará por el viejo continente la próxima campaña.

Tal es así que el mallorquín, desde hace incontables semanas, se encuentra viajando de ciudad en ciudad para llevar a cabo reuniones con según qué agentes y jugadores estén disponibles. Claramente, Mikel Merino es uno de los que más contacto directo tiene hoy con el vicepresidente deportivo bético, siendo el mediocentro la prioridad más inmediata de los verdiblancos por atar. No obstante, no es el único por el que hay movimientos a diario. Otro claro ejemplo es el de un Marcos Llorente que lleva desde invierno del presente año queriendo disfrutar de Heliópolis y su equipo; o, incluso, el del cotizado Leander Dendoncker, quien se considera una jugosa oportunidad de mercado. Pero estos jugadores son solo la punta de un iceberg que parece no tener fin a medida que uno se sumerge en el océano que es la agenda de Lorenzo Serra Ferrer. Quiere esto decir que el mallorquín conoce a los jugadores que más atraen a Setién y que, teniendo este factor en cuenta, más económicos y con mayor proyección pueden salir al Betis, siendo claro el objetivo del club a la hora de negociar. Sin embargo, si parece que, a ojos de todos, se manejan dos o tres opciones con compromiso, son decenas los nombres por los que el club se mueve, teniendo contactos a cada momento con los agentes de los jugadores que mejor se pueden adaptar, ya sean segundas, terceras o, incluso, cuartas opciones con respecto a las prioridades.

Otro claro ejemplo, y muy palpable, es el del madrileño Borja Mayoral. El joven delantero puede denominarse como la segunda opción que manejaba el Betis, después de que el FC Barcelona se hiciera de rogar a la hora de negociar por el objetivo bético, Paco Alcácer, por quien no estaba dispuesto a esperar teniendo en cuenta las buenas alternativas que se manejaban. Parece, hoy, que la opción del jugador del Real Madrid se encuentra cerca de cuajar, a expensas de que el nuevo entrenador blanco dé el sí para realizar el traspaso. Sin embargo, hay opciones, como en todo, de que esta elección no termine de realizarse, sin ser nada aún definitivo, algo para lo que el Betis se encuentra sumamente preparado, con un par de jugadores más en el punto de mira, siempre teniendo en cuenta el perfil que se trabaja desde el pasado verano, como pudieran ser Borja Iglesias o Jaime Mata, jugadores que fueron seguidos por la dirección deportiva del Betis tras sus enormes temporadas en Segunda División, siendo dos jugadores más de los tantos que copan las páginas de las listas de la agenda bética.

Es, por tanto, uno de los veranos en los que mejor se está trabajando en la entidad verdiblanca, con movimientos constantes e impredecibles que auguran unos meses frenéticos para la parroquia bética, por lo que, cabe esperar, que tardarán varias semanas en conocerse a los próximos defensores de la verdiblanca.

Te puede interesar