lunes, 19 de abril de 2021

El dilema de Camarasa

El jugador no quiere abandonar el club este verano y está dispuesto a aprovechar una segunda oportunidad para demostrar su valía.


El dilema de Camarasa
  • whatsapp
  • linkedin

Como de costumbre, en el Betis se encuentran acometiendo la hoja de ruta predispuesta con anterioridad para llegar al mercado veraniego con sendas opciones de lograr las mejores opciones existentes. No obstante, para que puedan darse entradas de un nivel sensible, hacen falta diversas salidas de jugadores actuales que puedan dejar hueco a aquellos refuerzos tan buscados. Un nombre que está en boca de todos para salir es el de Víctor Camarasa, quien llegara el pasado verano en Sevilla como fichaje de gran nivel, pero que no ha cuajado ni siquiera una buena temporada como verdiblanco.

A pesar de ello, su posición en el club no está definida aún, y se debe, en parte, a la predisposición del valenciano por no abandonar Heliópolis, ya que se siente muy cómodo en la ciudad y con el equipo, y está convencido de que puede demostrar a su afición que los dirigentes béticos no se equivocaron al ficharle. Por ello, quizá, y a expensas de alguna salida medianamente inesperada —véase Fabián como la opción con más enteros de producirse—, ni Serra Ferrer ni Setién se inclinan por una decisión en firme sobre el mediocentro Camarasa, quien, en las entrañas del club, no ceja de insistir en que él desea con todas sus fuerzas demostrar que ha pasado un mal año por diversas cuestiones, algo que no es excusa, y que quiere sobre todas las cosas dar el máximo durante la próxima temporada como jugador del Real Betis.

Queda mucho verano por delante, y se conoce que, a pesar de no haberse abierto aún el mercado de verano, los clubes han adelantado, como cada año, el mayor trabajo posible. En el Betis no iban a ser menos, y han logrado tres fichajes tras finalizar contrato con sus anteriores equipos —que no gratis, debido a las primas por el propio sistema de sus llegadas— como son el oficializado Takashi Inui, y los aún jugadores de Espanyol, Pau López, y de Real Sociedad, Sergio Canales. Sin embargo, queda claro que Camarasa, a pesar de ser una de las más claras opciones para hacer caja y recolectar una buena suma de dinero, pretende ganarse el corazón de los béticos con ambición, pundonor, fútbol y esfuerzo, algo que quiere demostrar desde el 6 de julio, día en que vuelva a Sevilla con las máximas ganas de luchar por el Betis.

Te puede interesar