sábado, 8 de mayo de 2021

Atleti 2-2 Eibar: El inolvidable adiós a una leyenda

La "leyenda" Torres se despide con un doblete para cerrar una temporada atlética repleta de éxitos y sufrimiento. De resarcimiento. De caer eliminados en Champions y terminar conquistando Lyon.


Atleti 2-2 Eibar: El inolvidable adiós a una leyenda
  • whatsapp
  • linkedin

La temporada tocaba a su fin, y con ella llegan las despedidas. El ambiente del Metropolitano desprendía la melancolía propia de aquellos días en los que las estrellas dicen su último adiós. El encuentro ante el Eibar quedaba en un segundo plano ya que todas las miradas se posaban sobre un Torres emocionado que recibía por última vez el cariño de su afición. De la misma forma, otro que podría jugar su encuentro definitivo como rojiblanco sería Antoine Griezmann, ya que, a pesar del gran esfuerzo que ha hecho club y afición porque se quede, todo indica a que el francés abandonará la capital este verano.

El duelo, además, serviría para cerrar la temporada con una posible victoria. El rival sería el Eibar, un conjunto con su objetivo más que cumplido: jugar un año más en primera. Aunque no por ello no intentaría aguar la fiesta a los atléticos consiguiendo lo que sería su tercera partido consecutivo sin perder.

El partido arrancaría intenso, con claro dominio rojiblanco. Y, como no podía ser de otra manera, Torres creó la primera ocasión clara. Se plantó con solvencia delante de la meta de Dmitrovic y envió el balón desviado. Momentos después fue Saúl el que pondría el segundo aviso con un disparo desde la frontal que se marcharía rozando la cruceta armera.

Con el paso de los minutos, la balanza se igualaría y el acecho rojiblanco se reduciría. El Eibar arrebató el esférico al Atleti y comenzó a crear peligro en línea de tres cuartos con internadas de Orellana por banda buscando el peligro en ataque de Kike. Además, el conjunto dirigido por Mendilibar optaría por colgar balones al área buscando el remate de sus figuras ofensivas.

Alentado por su afición, el Atleti comprendió que la mejor manera de devolverle el compromiso a la grada era cogiendo la batuta del partido. Así, en el último tramo de la primera parte, el conjunto de Simeone volvió a recuperar parte de la intensidad de los primeros minutos y comenzó a asociar pases con peligro que rompían las líneas defensivas rivales. El balón se paseó en un par de ocasiones por el área buscando un claro rematador, un Fernando Torres dispuesto a dejarse la piel sobre el campo.

Sin embargo, el Eibar no perdía la cabeza en el partido y utilizaría una alta presión para provocar desajustes en el cuadro rojiblanco. Y así llegaría un pase interior de Jordán tras un ataque precedido de un despeje en largo que dejaba a Kike García delante de Oblak. El delantero no perdonó y batió por bajo al esloveno con un disparo cruzado.

Cuando todo parecía cuesta arriba para los atléticos, la épica entró en juego. Torres puso el empate tras un pase de Correa dentro del área. “El niño”, hoy convertido en leyenda, empujó el balón dentro de la red provocando que las voces de la grada rugiesen al unísono al ver a su ídolo hacer el que sería su penúltimo tanto con la rojiblanca.

Con el empate en el electrónico comenzaría la segunda parte con un Eibar decidido a poner en aprietos a la defensa rojiblanca. Los de Mendilibar jugaban con todo, presionaban muy arriba y se hacían con los balones divididos. Orellana, muy participativo, despuntaba con detalles de talento que generaban mucho peligro.

Tras varios avisos del conjunto guipuzcoano, Simeone intentaría cambiar la dinámica del encuentro dando entrada a Griezmann y Costa. El francés fue recibido con una pitada por una parte de la grada, que no ve con buenos ojos que su estrella pueda abandonar el equipo. Sin embargo, dicha pitada fue callada con la aparición, de nuevo, de Fernando Torres. Marcaría el segundo tanto y se iría a celebrarlo con la afición recibiendo un multitudinario y sentido abrazo. El de Fuenlabrada se plantó delante del portero rival y sin titubeos la colocó con un disparo raso. La insignia rojiblanca desplegaba su mejor versión en una tarde que él mismo se encargaría de hacer inolvidable.

Mientras tanto, el Eibar también quería arañar parte de protagonismo, por ello, no perdía su actitud ni sus ganas para meterse de nuevo en el encuentro. Su vertiginosidad en ataque y su movilidad de los hombres de arriba consiguieron igualar de nuevo el encuentro. Tras un rechace, Rubén Peña ejecutó un zambombazo imparable desde la media luna del área.

En los últimos minutos, el Atleti bajó el pistón y le regalaba al Eibar la confianza necesaria para poder llevarse los tres puntos. Admirable el conjunto de Mendilibar, que no bajó los brazos en ningún momento y buscó el tercero, el 86’, con un disparo potente que obligó a Oblak a intervenir. El Atleti, más pasivo de lo habitual, aún tuvo la suya. Griezmann enganchó un zurdazo a portería que atajaría sin muchos problemas Dmitrovic.

Y así, con el marcador igualado, llegaría el pitido final. El árbitro señalaba el túnel de vestuarios que recorrería Fernando Torres por última vez, no sin antes agradecer a su afición y compañeros todo el apoyo y cariño recibido durante estos días. Una leyenda que dice adiós en su despedida, como también se despide una temporada para el Atleti repleta de éxitos y sufrimiento. De resarcimiento. De saber caer eliminados en Champions y terminar conquistando Lyon.

FICHA TÉCNICA:

Atlético de Madrid: Oblak, Filipe Luis, Koke (Greizmann, 58’), Saúl, Torres, Correa (Costa, 58’), Gabi, Savic, Lucas, Juanfran y Vitolo (Giménez, 65’).

SD Eibar: Dmitrovic, Orellana, Escalante, Peña, Paulo, Dani García, Cote, Kike, Alejo (Charles, 77’), David Lombán (Arbilla, 65’) y Jordán.

Goles: 0-1 Kike (34’). 1-1 Torres (41’). 1-2 Torres (60’). 2-2 Rubén Peña (69’).

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Catalán). Amonestó a los locales Lucas (7’), Filipe Luis (21’), Torres (60’) Costa (70’) y Savic (82’) y a los visitantes D. García (55’) y Lombán (64’).

Incidencias: Partido correspondiente a la 38º jornada de Liga 2017 - 2018 disputado en el estadio Wanda Metropolitano.

Autor

Juan Salinas

Te puede interesar