contador web

La organización que secuestró a un hombre en Sitges, enviaba marihuana a Alemania

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 10/02/2018

Hay 23 detenidos y se ha interceptado un envío de 138 kilos de marihuana, escondidos en un camión, entre copas de cristal. Cuatro de ellos participaron en un secuestro, en junio de 2017.

  • Producción industrial de marihuana en naves.
    Producción industrial de marihuana en naves.
  • Armas, droga y dinero.
    Armas, droga y dinero.
Alemania
marihuana
Mossos
Catraluña

Agentes de los Mossos de Barcelona (AIC RPMB), en coordinación con la Policía de Hamburgo han apresado a los 23 miembros de una organización dedicada al tráfico internacional de marihuana, tres de ellos por parte de la policía alemana.

Trasteros

La investigación se inicia en junio de 2016, cuando la Unidad de Investigación Iris tuvo acceso a una información, según la cual el responsable de unos trasteros guardamuebles había localizado un paquete que contenía marihuana, y había constatado que varias personas accedían a uno de los trasteros y realizaban cargamentos frecuentes en una furgoneta.

Policía de Hamburgo

Poco tiempo después los agentes supieron que la policía de la localidad alemana de Hamburgo había solicitado llevar a cabo una investigación en Cataluña, especialmente en Barcelona ciudad, sobre un grupo de personas que eran investigadas en su país por tráfico de marihuana.

Los agentes vincularon a las personas que se relacionaban con los paquetes de marihuana y los trasteros, y las que investigaba la policía alemana eran las mismas. A partir de este momento los mozos se coordinan con la Policía de Hamburgo y se mantienen contactos entre las autoridades judiciales de ambos países.

Asentados en Cataluña

La organización investigada disponía de una estructura jerárquica que estaba establecida en Cataluña de forma estable con una actividad que se extendía hasta Alemania.

En la cúspide de la organización los investigadores situaban dos personas de nacionalidad alemana, investigadas en su país de origen por los mismos hechos. En un escalafón inferior se estaban un conjunto de personas, en su mayoría de nacionalidad española, con roles diferenciados y con otras funciones asignadas: la localización y alquiler de naves industriales destinadas al cultivo de marihuana a escala industrial, la facilitación de infraestructura para poder llevar a cabo el empaquetado de la marihuana, su traslado en varios vehículos tipo furgoneta y el camuflaje en la carga de camiones de dimensiones superiores, que tenían como destino final Alemania, donde la vendían y la distribuían.

Cuatro plantaciones

En el transcurso de la investigación los agentes han desmontado cuatro plantaciones extensivas de marihuana, han interceptado 400 kilos de marihuana, 627.625 euros. Dos de ellas estaban en naves industriales donde había 4.100 plantas.

Tras analizar toda la información, perfilar la actividad de la banda e identificar sus miembros, el 24 de enero se llevó a cabo un operativo policial simultáneo en Cataluña y Alemania, que conllevó la detención de 23 personas, tres de ellas en Alemania, con 15 entradas y registros en diferentes pisos, locales y naves industriales de Barcelona, Castellbisbal, Terrassa, Ripollet, Santa Coloma de Cervelló , Sant Boi de Llobregat y Martorell.

Droga y armas

Durante los registros los policías localizaron 23,27 kilos de marihuana, 177.475 euros, cuatro armas de fuego, munición para arma corta, seis vehículos, varios utensilios destinados al cultivo, elaboración, empaquetado y distribución de sustancias estupefacientes, aparatos de telefonía y otros dispositivos electrónicos además de documentación diversa.

Secuestro en Sitges

Paralelamente, una investigación de la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones determinó que cuatro miembros del grupo habían participado de forma directa en el secuestro de un hombre en Sitges.

Los hechos ocurrieron el 4 de junio de 2017, cuando la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones supo que un vecino de Sitges había sido secuestrado y retenido contra su voluntad.

El inquilino

El día antes, la víctima recibió la llamada de un hombre al que le tenía alquilada una casa en Sitges. El inquilino pidió que se personara en el domicilio ya que había sido víctima de un robo. Enseguida fue para comprobar qué había pasado. El inquilino le explicó que habían entrado a robar y que se habían llevado 110 kilos de marihuana y lo condujo hasta el parking para mostrarle el lugar por el que habían accedido el ladrones. En ese momento un grupo de personas le asaltó de forma violenta y le obligaron a entrar en una furgoneta que había estacionada.

Robo de marihuana

Los asaltantes lo trasladaron en el vehículo hasta una nave industrial, donde lo agredieron de forma reiterada y violenta con el objetivo de que les entregara la marihuana que les habían robado o su valor que estimaban en 500.000 euros.

Al cabo de 11 horas, la madrugada del 4 de junio, los secuestradores liberaron al hombre en la A-2, a la altura de Collbató, bajo la amenaza de que volverían a llamar para que les entregara el dinero. Una patrulla lo pudo asistir y recoger su denuncia después de que varios testigos alertaran al 112 de la presencia de una persona que caminaba por el arcén de la autovía y que estaba sangrando. Los agentes localizaron en la carretera que lleva a la población de Hostalets de Pierola, muy cerca de donde apareció la víctima, un vehículo incendiado que los secuestradores habrían utilizado para trasladarla.

Santa Coloma de Cervelló

Fruto de la investigación se identificó uno de los autores del secuestro, que resultó ser una de las personas investigadas por la AIC de la RPMB, por un delito de tráfico de drogas y propietario de la nave industrial donde retuvieron el secuestrado, ubicada en Santa Coloma de Cervelló.

Los agentes también pudieron determinar que habían participado en el secuestro dos personas que habían realizado tareas de control y vigilancia, con otro vehículo en el traslado del detenido, y que una de las personas del grupo vino expresamente desde Alemania para realizar el secuestro.

18 en prisión

Se registró la nave industrial que uno de los detenidos tenía Santa Coloma de Cervelló, donde estuvo secuestrada la víctima y donde se intervino un arma de fuego y un chaleco antibalas.

De los 23 detenidos, tras pasar a disposición judicial, los día 25 y 26 de enero, cinco quedaron en libertad con cargos y 18 ingresaron en prisión, entre los que están los cinco secuestradores. El caso sigue abierto y no se descartan más detenciones.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar