contador web

SUCESOS | LA ORGANIZACIÓN CAE EN MANOS DE LA GUARDIA CIVIL

Los narcos empleaban a ancianos para que transportaran el hachís desde Málaga

Por EDURNE G. ORDÓÑEZ. 24/12/2017

Hay 15 arrestados, todos ya en prisión, y se han intervenido cerca de 4.000 kilos de droga, dinero, un arma de fuego, un velero y varios vehículos.

narcos
Málaga
hachís
Guardia Civil

Droga, armas, coches y veleros.

Después de meses de investigación, la Guardia Civil ha arrestado a 15 de los miembros de una banda de narcotraficantes afincados en Málaga, y ha emitido dos órdenes de búsqueda internacional, para otros dos huidos fuera de España.

Los narcos compraban cientos de kilos de hachís en Marruecos y los traían en veleros hasta la costa malagueña.

En tierra firme, distribuían la droga en dos viviendas situadas en San Luis de Sabinillas-Manilva y San Pedro de Alcántara (Málaga). De ahí, tiempo después, llevaban el estupefaciente a un inmueble, ubicado en una zona rural del término municipal de Utrera (Sevilla).

El transporte, una vez en Málaga, lo hacían con coches robados hasta la primera guardería y en coches de alquiler que conducían ancianos, para no despertar sospechas. Una vez en la segunda guardería, con camiones distribuían el hachís por España y resto de Europa.

Choque

Las pesquisas comienzan en julio, cuando realizaban uno de estos traslados de droga por la A-45. El conductor del vehículo que transportaba la droga se saltó un control de la Guardia Civil de Tráfico y en su huida se empotró contra una marquesina, de una parada de autobús situada en una calle de Málaga, lugar repleto de personas que se encontraban esperando.

Velero

En septiembre los investigadores supieron del traslado de una gran partida de hachís en un velero con bandera italiana, cuyo destino serían las costas de Nerja (Málaga). El barco fue abordado por agentes del Buque Oceánico de la Guardia Civil “Rio Miño”, quienes apresaron a los 2 tripulantes, de nacionalidad italiana, y descubriendo 1.072 kilos de resina de hachís.

Mayores

Igualmente, pudo constatar que la organización utilizaba una nueva forma de trasladar la droga. Lo hacían en vehículos de alquiler, que eran conducidos por personas sexagenarias, para no levantar sospechas. En septiembre, se detuvo a una persona de 67 años de edad, que conducía un turismo de alquiler en el que transportaba 107 kilos de hachís. En octubre, los agentes detuvieron a otro anciano, de 70 años, que portaba en el coche 7 fardos de hachís, que arrojaron un peso de 272 kilos.

15 detenidos

Las investigaciones concluyen, por el momento, con 15 arrestados, todos ya en prisión, y se han intervenido cerca de 4.000 kilos de droga, dinero, un arma de fuego, un velero y varios vehículos.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar