El autor del crimen llega a los juzgados tras reconstruir los hechos

Los restos encontrados continúan siendo analizados mientras avanzan las diligencias pertinentes

  • Eugenio saliendo de su domicilio
    Eugenio saliendo de su domicilio
  • Autor de los hechos saliendo del domicilio
    Autor de los hechos saliendo del domicilio

Terminadas las labores de búsqueda de restos óseos en la finca indicada por el autor de los hechos, el detenido ha sido desplazado por la Guardia Civil a su domicilio, lugar donde asegura que sucedió el accidente que terminó con la vida de Manuela Chavero. 

Los restos encontrados con el trabajo conjunto de equipos de la Unidad Central Operativa (UCO), Inspección Ocular y los perros rastreadores del cuerpo de la Guardia Civil han sido enviados al Instituto de Medicina Legal de la ciudad de Badajoz para ser analizados y, en primer lugar, constatar mediante pruebas de ADN la pertenencia a Manuela, y en segundo lugar, para poder comprobar la veracidad de la causa que acabó con la vida de la misma, aunque la ausencia de tejido blando podría imposibilitar saber si existió agresión sexual de manera previa al fallecimiento.

De manera posterior se ha conocido que, en el momento de la desaparición, Eugenio tuvo una lesión en el brazo, daño que achacó a los animales con los que desarrollaba su trabajo como ganadero. También cambió la tapicería completa de uno de los coches de su propiedad al poco tiempo del acontecimiento.

Por otro lado, el joven pretendía este mismo fin de semana desplazarse hasta León, motivo por el que tal vez los agentes de la Guardia Civil que han llevado el caso decidiesen intervenir deteniéndolo el pasado jueves.

El levantamiento del cadáver se vio dificultado por la ausencia de piezas como la vértebra de unión entre la columna vertebral y el cráneo, parte que podría desvelar la forma de la muerte. 

Casi alcanzada la medianoche del día 19 de septiembre, los agentes se aproximaban al domicilio sito en la calle Cerezo para comenzar la reconstrucción de los hechos, donde el autor debería explicar con todo detalle qué sucedió aquella madrugada del 5 de julio de 2016. Este, había estado durante todo el día acordonado y custodiado por miembros de la benemérita.  

En el momento de la llegada del autor confeso, Eugenio Delgado, algunos vecinos de la localidad se encontraban en la zona acordonada para reprenderlo. Llegaba a la casa con una camisa de manga corta estampada y la mascarilla reglamentaria. Este coche llegaba seguido de otros seis pertenecientes al cuerpo. Horas después de la llegada, la Guardia Civil se incautaba un todoterreno propiedad de Eugenio - un Land Rover Discovery 4x4 - con la finalidad de encontrar indicios que diesen respuesta a cuál fue el vehículo en el que transportó a la víctima desde su domicilio hasta la finca “La Dehesa”, donde han encontrado sus restos más de 1500 días después de ser vista por última vez con vida. 

Superando las seis horas en la realización del registro por el grupo de criminalística, a las 06:50 horas de la mañana, el detenido volvía al Cuartel de la Guardia Civil localizado en Zafra, desde donde se ha llevado el caso durante los más de cuatro años que ha durado la desaparición de la vecina de Monesterio. Este, salía de la vivienda con la cabeza tapada por el gorro de la chaqueta que vestía y la mascarilla debido a la situación de emergencia sanitaria. 

A las 11:30 horas del día 20 de septiembre, el detenido vuelve al lugar del suceso para continuar con la reconstrucción iniciada esa misma noche antes de que se cumplan las 72 horas desde su detención. El equipo de la UCO continúa con las labores de investigación para acabar con la versión ofrecida por el autor, en la que sostiene que Manuela perdió la vida por un accidente en el que se golpeó la cabeza y él, de manera posterior y con los nervios en el cuerpo, tomó la decisión de deshacerse de la víctima, enterrándola en el terreno donde ha sido hallada a unos cuatro kilómetros de la localidad de Monesterio.  

Después de pasar casi toda la jornada del 20 de septiembre en la reconstrucción de los hechos en la calle Cerezo, el acusado es transladado por la Guardia Civil al juzgado de Zafra para tomar declaración y a la espera de la orden que dictame el juez.

 

TAMBIÉN EN:

Monesterio reinventa el verano
Monesterio reinventa el verano

flecha Por PALOMA ACEITON DELGADO