SUCESOS | SEGURIDAD

¿Qué aspectos legales se deben tener en cuenta en un accidente de tráfico?

Por COLUMNA CERO. 16/05/2019

Es normal para los involucrados en un accidente de tráfico el no conocer el procedimiento a seguir o de qué manera reaccionar, para ello existen abogados especialistas en la materia.

tráfico
accidentes
aspectos
Abogados
considerar
proceder

¿Qué aspectos legales se deben tener en cuenta en un accidente de tráfico?

Cuando se tiene un accidente con el coche se generan implicaciones legales, y por lo general las personas no saben cómo proceder, por lo que, lo recomendable es acudir con un especialista que sepa mediar entre las autoridades y los involucrados. Para ello, se debe tener en cuenta que cada persona puede seleccionar a un abogado diferente al otorgado por la compañía de seguros.

Usualmente las aseguradoras poseen una cláusula de libre designación, de esta manera la persona que ha tenido el accidente de tráfico puede optar por el abogado de su preferencia, estando cubiertos los costes del profesional por la empresa de seguros en cuestión.

Los ámbitos a tomar en cuenta para las víctimas

Al ocurrir una colisión, puede que los ocupantes del vehículo no tengan síntomas suficientes como para una revisión de emergencia médica, pero siempre se debe realizar un chequeo, además los médicos pueden dar el soporte o pruebas que serán usadas para una potencial demanda a posteriori.

Los accidentes de tráfico ocasionan muchas actividades en los juzgados. En el caso de los aspectos legales para víctimas de accidentes, se puede solicitar compensación o indemnizaciones por parte de la justicia, para resarcir los daños psíquicos o físicos del suceso, intentando mitigar la situación.

En estos procesos, no se solicita únicamente una compensación por los daños hacia la víctima, sino además a perjuicios sufridos por el coche. Las reclamaciones se efectúan a la empresa aseguradora, pero si el conductor no tiene póliza de seguro, la demanda se hace a una institución del estado que acepta las indemnizaciones en estos casos.

¿Cómo se puede eximir de las responsabilidades?

Existen algunas excepciones a las reglas y los abogados especialistas pueden asesorar sobre ello. En general, el causante del accidente puede librarse de compromisos, pero el abogado penalista debe evaluar ciertos aspectos para saber si el accidente sucedió bajo un exonerante. Para ello, se tiene el informe realizado por el inspector de tráfico y además se debe entrevistar a los testigos del hecho.

Algunas de las excepciones incluyen causa de fuerza mayor, que indica que ha sido originada, por ejemplo:

- Para impedir atropellar a un animal o peatón y se perjudica una propiedad.  
- Por un tercero, se da cuando otro elemento en la carretera produce el accidente. Caso fortuito, es por una avería mecánica del vehículo.
- Y por culpabilidad de la víctima, cuando ésta por ejemplo, atraviesa una calle no teniendo el paso de peatón asignado.

Las consecuencias relacionadas al accidente de tráfico

Estos percances acarrean consecuencias de tipos legales en lo penal, administrativo y civil. Cada ámbito cuenta con su forma de proceder, jurisdicción y autoridades encargadas. Los abogados pueden guiar en todo el proceso, debido a que este además posee una interdependencia, así que hay que saber cómo comenzar.

Lo principal es el delito de seguridad vial mediante el proceso penal. La responsabilidad se basa en el Código Penal y el mayor peso recae en quien se declare o demuestre culpable del hecho. Entre los castigos se encuentran multas administrativas, servicio comunitario, privación de libertad o revocación del permiso de conducir, dependiendo de la gravedad.

Con la responsabilidad civil se compromete al causante de la situación a hacerse cargo de los problemas y daños provocados, como destrucción de propiedad privada o pública y los agravios a los presentes.

Por su parte, en la responsabilidad contravencional se obliga al causante del accidente a cumplir con el Código de Tránsito. La Dirección General de Tráfico no resuelve los problemas entre los implicados, únicamente se encarga de quien incumplió las normas, pero el dictamen de esta jurisdicción se usa para la responsabilidad social y penal.

El inspector de tráfico a cargo del caso, de acuerdo al contexto en los que se originó el accidente, puede emitir una responsabilidad contravencional a los dos involucrados, a un solo o a ninguno, estableciéndose a partir del informe realizado.

En algunas ocasiones de menor gravedad, la víctima del accidente se deja llevar por el interés económico. El causante debe tener un seguro de responsabilidad civil de daños a terceros, con el cual se podría impedir ir a juicio, y la representación de un letrado ayuda proceder de forma correcta desde el inicio.  

Cuando se no tiene un seguro, el causante puede otorgar una cantidad de dinero para resarcir los daños, pero para estos casos se necesita asesoría legal a la hora de proceder en acciones relacionadas, para no incurrir en asuntos considerados extorsión.   

Alcoholemia, ciclistas y adolescentes en accidentes de tránsito

La prueba de alcoholemia es inevitable en un accidente, si el involucrado da positivo en estos casos o durante un control, se esperan medidas condenatorias, que variarán y puede atenuarse dependiendo de las circunstancias. Un abogado penalista negocia para intentar una reducción de la condena y en el proceso se evalúan valores técnicos que deben ser manejados por un especialista.

Con respecto a los ciclistas, al ser considerada la bicicleta un vehículo, el conductor debe cumplir leyes, como circular por los canales o vías permitidas. Pero para manejar estas, no es necesaria una póliza para cubrir daños. En caso de ser arrollada por un ciclista, la víctima debe pedir una indemnización, antes de ello, se deben intercambiar los datos, recopilar los testimonios de testigos, información del accidente, atestado policial e informe médico.  

Se puede proceder mediante un mecanismo más simple, en acuerdo entre las partes o reclamación amistosa, pero si el ciclista ignora la solicitud, la víctima puede demandar. Para que proceda se debe comprobar que fue la bicicleta la que circuló en un espacio no permitido o durante un semáforo en rojo, en caso de ser el viandante quien invada el carril, se desestima la petición. Los monopatines, monociclos, segways y hoverboards también se rigen por estas leyes.

Cuando un accidente de coche es causado por un adolescente, las leyes suelen ser fuertes, por considerar que tanto el responsable como los padres deben hacerse cargo de la situación. De demostrarse la culpabilidad, los padres están obligados a comprometerse financieramente. Es recomendable que los hijos estén incorporados a la póliza del coche, y en caso de presentarse una eventualidad relacionada, lo mejor es contar con la asesoría de expertos legales en la materia.  




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar