contador web

Cae la banda dedicada a transportar droga de los narcos con 1.881 kilos de hachís

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 20/07/2018

La Guardia Civil detiene a los 11 sujetos, incluido el jefe, y aprehende 8.100 euros, 38 teléfonos móviles, 6 juegos de matrículas falsas, 15 vehículos y un detector de frecuencias.

  • Los guardias civiles les seguían la pista desde hace meses.
    Los guardias civiles les seguían la pista desde hace meses.
  • Encuentran armas en uno de los registros domiciliarios.
    Encuentran armas en uno de los registros domiciliarios.
  • Dinero y documentos requisados.
    Dinero y documentos requisados.
banda
Málaga
detenidos
hachís
transporte

La Guardia Civil, en la operación Porrín, ha  desarticulado una banda dedicada a transportar grandes cantidades de hachís de los narcotraficantes. Han detenido a los 11 integrantes y se han incautado 1.881 kilos de hachís, cuyo origen eran guarderías de droga en el Campo de Gibraltar (Cádiz).

La investigación comenzó en agosto de 2016, cuando los agentes supieron que esta banda trabajaba para otro grupo que investigaban. Tras arrestara a varios miembros del grupo y ante el temor de haber sido descubiertos, cesaron durante varios meses su actividad.

Tras unos meses de inactividad, el grupo que se encargaba de los transportes empezó a comprar nuevos vehículos a nombre de testaferros, para reiniciar su trabajo, pero cesaron nuevamente cuando el líder enfermó y murió. Así, uno de sus hijos domiciliado en Málaga, se hizo cargo de la banda y volvió a la colaboración con los narcos.

Hacían el transporte de hachís por encargo, con el método conocido como GO FAST, que consiste en desplazar cargamentos de droga en vehículos de alta gama, que circulan a gran velocidad, desde Málaga hasta diferentes puntos nacionales e internacionales. Durante la investigación se les interceptaron 2 transportes de hachís  de  210 y  1.671 kilos, en la carretera A-92.

En uno de estos operativos el  conductor del vehículo, al descubrir que le seguían los guardias civiles, intentó darse a la fuga durante varios kilómetros hasta que  fue detenido, junto a su acompañante y los fardos de droga. En el vehículo viajaba un niño de 3 años que era utilizado para pasar desapercibidos y disimular el transporte que llevaban.

En uno de los registros se detectó un sistema trampa instalado junto a la parte interna del muro perimetral, de grandes pinchos ocultos bajo el césped artificial, para evitar que alguien franquearan el muro. Se han aprehendido 8.100 euros, 38 teléfonos móviles, 6 juegos de matrículas falsas, 15 vehículos y un detector de frecuencias.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, y han participado agentes del Grupo de Acción Rural  (GAR) y la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Málaga.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar