contador web

| ESTA ES TAN SÓLO UNA DE LAS MUCHAS Y MAGNÍFICAS PALABRAS PRONUNCIADAS DURANTE SU RECITAL EN EL CENTRO CULTURAL “TEJEMANEJE” EN RIBERA DE MOLINA, COINCIDIENDO CON EL COMIENZO DE SU GIRA POR ESPAÑA PARA LA PRESENTACIÓN DE SU ÚLTIMO LIBRO “INSTRUCCIONES A MIS HIJOS”

Magdalena Sánchez Blesa: “Cada día veo más posible un mundo para los que estorban”

Tejemaneje inagura su ciclo de "Letras Maridadas" con Blesa y la enóloga Valérie Durand.

cultura
Murcia
poesía
De
Segura
Blesa
Molina
tejemaneje

Magdalena S.Blesa y Valérie Durand

A tan sólo un día después del día de la mujer “Tejemaneje” quiso comenzar su gran propuesta en su recién estrenado ciclo de “Letras maridadas”, con una extraordinaria combinación en la que se trataba de disfrutar de la poesía Magdalena S.Blesa, mientras se degustaba un vino escogido por la enóloga Valérie Durand para la ocasión, y al que titularon “La Siesta” en honor al conocido poema, y que por si fuera poco, contaba con una especial ilustración en su etiquetado a manos de Nacho Muñoz Cano.

Este ciclo de “Letras maridadas” será toda una sorpresa aún no desvelada ni si quiera para los mismos creadores que aún andan pensando en lograr mantener la emoción de algo que acaba de dar a luz de forma tan grande tras la aparición de Magdalena con su voz, entusiasmo y “darse”.

“Mi premio vuestros ojos atentos y escarchados…mi premio es la gente que leyó mis libros y me llamó una tarde para tomar un vino”

Magdalena S. Blesa, Puerto Lumbreras, 1970 se declara “una poeta de aceras y de patios, de la gente triste porque no olvida a nadie que tenga una pena”. Ella dice que es de la estatura del que tiene en frente y del pueblo que es el que debe hacer al poeta cantar, así que ella ha entregado su corazón a la poesía y que sea el pueblo quien que lo mate o lo viva”.

Esta serie de palabras están escogidas de su recital, como una viva muestra de lo que transmite su persona, sin más ánimo que compartir su poesía con el fin de aliviar, de contagiar o emocionar a un público realmente entregado, y también de hacerlo reír incluso haciendo alusión a su lucha contra el cáncer o con las anécdotas de una peculiar vecina de la que le hablaba su madre y que una vez casada jamás quiso salir de su casa. Esta poeta es entrañable como pocas, sólo hay que observarla durante el transcurso de la firma de los libros, las personas se la acercan sigilosas, sonrientes, más que en pensar en la firma del libro que tienen en sus manos, están pensando en hablar con ella a ver que les dice, porque Magdalena mira a los ojos y al hacerlo levanta un mundo particular entre ella y la gente que la lee con esperanza, otorgándoles paz y luz, a pesar del cansancio contenido con el que sobrelleva su cáncer.

Magdalena quiere comenzar su gira por España con el propósito de salir de las redes sociales y “vivir con la gente, en la gente y por la gente” agradecida por lo que le enseñan con sus historias siendo muchas la base de su inspiración.

“Instrucciones a mis hijos” es su último libro donde se revela como una madre con tremendas ansías de humanidad y escribe una serie de pautas para que sus hijos las cumplan “rigurosamente” y “hagan del mundo la tierra prometida”. Amén. Nadie debería perderse a esta mujer.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar