contador web

PROVINCIAS | MURCIA

¿Quién le partió la cara a Pedro Alberto Cruz?

Por ALBERTO GÓMEZ AVILÉS. 08/02/2017

Después de más de seis años el autor de la agresión al consejero murciano sigue siendo una incógnita.

PP
Murcia
Cruz
agresión
2011

El ex consejero murciano Pedro Alberto Cruz días después de sufrir la agresión

Más de seis años. Y sin culpables. Sin responsables. Sin que nadie haya pagado por una agresión. Que el sobreseimiento caiga sobre una causa no es impensable en la justicia, pero cuando se trata de una agresión a un miembro de un Gobierno regional el tema se envuelve en extrañeza. El cómo, el cuándo y el dónde son conocidos, pero el quién y el por qué siguen siendo una incógnita.
Todavía está sin resolver, y tiene visos de seguir así, la agresión que sufrió Pedro Alberto Cruz cuando era consejero de Cultura de Murcia. El agresor habrá aprendido a acallar su conciencia y la víctima apostó por el olvido, por el pasar página a pesar del dolor físico y emocional en lugar de buscar refugio en el ansia de venganza.

Los hechos se retrotraen al sábado, 15 de enero de 2011. El por aquél entonces consejero murciano se disponía a acceder al portal del edificio donde tenía su domicilio cuando fue abordado y salvajemente agredido. El acto vandálico tuvo lugar en la calle Cánovas del Castillo de Murcia y Pedro Alberto Cruz sufrió como consecuencia de los ataques fracturas en la cara y lesiones en un ojo que le obligaron a tener que ser intervenido en el Hospital Reina Sofía de la capital del Segura.

El propio Cruz fue el único testigo de lo sucedido y los agresores portaron puños americanos en sus manos ocultos en guantes, por lo que la intención de hacer daño y la planificación de lo sucedido parecían evidentes. La noticia supuso una revolución en los medios murcianos y nacionales. No se recordaba algo así, la agresión indiscriminada a un consejero autonómico.

Ataque con tintes políticos

Los atacantes golpearon a Pedro Alberto Cruz al grito de "sobrinísimo, hijo de puta". El apelativo se refiere a la supuesta relación familiar directa del agredido con Ramón Luis Valcárcel, vicepresidente del Parlamento Europeo y presidente de la Región de Murcia en la fecha de la agresión. En realidad el ex líder autonómico está casado con la prima hermana del padre de Cruz.

Los ríos de tinta sobre el caso se incrementaron cuando se produjo la detención de Joseda, un joven supuestamente vinculado a movimientos de extrema izquierda en Murcia que fue reconocido inicialmente por Cruz de entre las fotografías que le aportó la Policía Nacional. El detenido permaneció preso durante ochenta horas y finalmente quedó en libertad después de que Pedro Alberto se desdijera sobre la participación en los hechos del detenido. Esta situación soliviantó todavía más los ánimos, pero lo cierto es que esta fue la única detención que se produjo.

Sobreseimiento

Los meses fueron pasando y el caso durmió el sueño de los justos sin que se depurara ninguna responsabilidad. En octubre de 2011 el Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia decretó el sobreseimiento provisional del caso por falta de autor conocido. La decisión fue recurrida por los abogados de Pedro Alberto Cruz.

Cruz dejó de ser consejero en abril de 2014 con la entrada del presidente Garre

Sin culpables y con muchas incógnitas. Así se finiquitó una agresión salvaje y llamativa. Lo cierto es que los días previos al ataque sobre Cruz vinieron marcados por la tensión y la crispación en el panorama político murciano. Todo por la aprobación de la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas. Este texto se aprobó el 27 de diciembre de 2010 y se publicó en el Boletín Oficial de la Región de Murcia en nochevieja de ese año. La ley recogía ajustes para los funcionarios autonómicos y propició una serie de protestas con lanzamiento de huevos incluido contra la casa de Valcárcel.

Otro ataque

El caldo de cultivo previo a la agresión de Cruz también dejó otro ataque a personalidades públicas. Se produjo el 22 de diciembre de 2010 a las puertas de la Cámara de Comercio de Murcia. El senador por Murcia del Partido Popular, Pedro Manuel Hernández, y el secretario general en ese momento de la Consejería de Presidencia murciana, José Gabriel Ruiz, fueron agredidos entre insultos como "hijo de puta, fascista y cabrón".

El senador Hernández narró que "recibimos golpes por la espalda y los brazos, escupitajos y una retahíla de insultos, así como amenazas". "Esta noche te vamos a machacar" les dijeron a los agredidos que tuvieron que buscar refugio y protección en la Iglesia Santo Domingo de Murcia.

Esta agresión previa a la que recibió Cruz también trajo mucha polémica porque desde el PP pusieron al corriente de lo sucedido a la Fiscalía para que tomara medidas. Sin embargo, los populares sostienen que el fiscal jefe en Murcia, Manuel López Bernal, hizo oídos sordos.

Con este contexto se produjo al mes siguiente el ataque a Pedro Alberto Cruz. Fue consejero entre 2007 y el 10 de abril de 2014, fecha en la que Alberto Garre sucedió a Ramón Luis Valcárcel como presidente de Murcia. En su primera comparecencia pública tras la agresión Cruz declaró que no quería ser un mártir. Quién fue el autor de los ataques contra él sigue siendo un expediente x.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar