contador web

OPINIÓN | ¿ESTÁ EL MOVIMIENTO FEMINISTA DE LA ACTUALIDAD SIENDO SOBREVALORADO?

La lucha de las mujeres a través de la victimización

Por DANIELA NAIR DA SILVA. 13/02/2019

El movimiento feminista que supuestamente procura la igualdad entre ambos géneros está consiguiendo de forma indirecta que la figura del hombre sea vulnerable.

igualdad
feminismo
machismo
Patriarcado

¿igualdad?

Definitivamente las mujeres estamos en un momento histórico. Este momento se lo debemos al movimiento encabezado por mujeres que comenzaron una lucha para conseguir las libertades que los hombres poseían, los derechos de los que eran privilegiados, y mostraron sus molestias a la sociedad tras la Revolución Industrial por considerarlas un ser inferior, caracterizado por la debilidad. Supongamos que los hombres las veían así por el simple hecho de ser mujer sin tener en cuenta que existía una manipulación por parte de las creencias religiosas, que designan a la mujer como persona inferior y con el único objetivo de reproducir y servir al hombre. Pero ¿hasta qué punto aceptó la mujer ese papel? ¿Con el nacimiento de la Iglesia? La palabra favorita de la Iglesia: hombre, hombre y más hombres. ¿Dejaron las mujeres de ser católicas? ¿Existían prejuicios entre mujeres?

Decir que existe el machismo desde siempre es erróneo. El machismo nace con la figura de la Iglesia. No me pondré a debatir sobre esta vergonzosa institución porque entonces jamás terminaría de escribir. ¿Cómo es posible que una mujer feminista sea católica? ¿No es la fé un reflejo de ignorancia? Esto estará en la moral de cada uno, pero a mi parecer, no es lógico que ambas cosas sean compatibles.

La primera ola del feminismo nace en la Revolución Industrial. Sin embargo, aunque no consiguieron la victoria, ni tan siquiera los derechos reclamados, les sirvió para tomar consciencia de que eran el colectivo oprimido. La segunda ola llega de la mano del feminismo liberal sufragista, que buscaba el derecho de las mujeres al voto y al sistema educativo. Tras una larga lucha que les costó sangre y en muchos casos, la vida, a España, el voto de la mujer llegó en 1931 -cómo no, acompañado de la Segunda -y tenía que ser- República. ¿Y ahora? ¿Estamos en la tercera o cuarta ola? Muchas expertas en este tema afirman que nos encontramos en la cuarta ola del movimiento, aunque existe un debate abierto. No importa en qué ola estemos, importa todo lo que la mujer mediante la lucha ha conseguido hasta ahora.

 

Desgraciadamente, el papel que tiene la mujer en la actualidad es el del poder, el querer controlar el mundo porque son víctimas. ¿Se puede batallar através de la victimización? La mayoría de las mujeres que lideran este movimiento son personas molestas con el mundo, enfadadas con los hombres. ¿Quién tiene la culpa de todo? El patriarcado. Lo vemos un día tras otro, en los medios de comunicación, en la publicidad, en las redes sociales… Personas famosas que se unen al movimiento sin tener la mínima información y promulgan sus pocos conocimientos adquiridos através de televisión y propaganda barata a sus seguidores. ¿Qué le dirá una pre-adolescente sobre el feminismo? Exactamente lo mismo que su ídola, la presentadora de TV, la publicidad, los cortos protagonizados por los actores de la actualidad… toda feminista sigue un mismo patrón, es como si se estuviera practicando un adoctrinamiento sobre ellas.

Es un hecho muy curioso que otros años atrás hayan habido más mujeres asesinadas, víctimas del machismo y no las hemos visto todos los días en los informativos. En la actualidad, todos los días vemos una mujer más que suma la cifra de las víctimas del machismo en lo que va de año. ¿Por qué? ¿Están ocurriendo cosas más graves que se necesitan tapar con el movimiento feminista, con el machismo o con el patriarcado?

¿Tiene el hombre la culpa de todo lo que ocurre?

Pensemos pues una situación en la que tanto mujer como hombre se sientan incómodos: una joven está regresando a su casa y en el otro lado de la acera un varón también está de vuelta a su casa. Ella finge hablar por teléfono -tiene miedo- para que el hombre no intente ningún tipo de acercamiento y él por otro lado, intenta agilizar el paso para así adelantarla y que ella no sienta que él quiere hacerle algo. Por un lado, tenemos automáticamente ella que sin que haya sucedido nada se está viendo reflejada en el papel de víctima y él, que intenta escapar lo antes posible de esa incómoda situación porque se siente un acosador. ¿Somos conscientes de hasta qué punto está llegando el feminismo?

Escuchamos desigualdad de género, violencia de género, brecha salarial, la figura de la mujer demasiado sexista, el hombre líder pero quién se ve en el papel de asumir todas las responsabilidades que causan estas situaciones son los hombres.

¿Por qué el feminismo no acepta la existencia de denuncias falsas? ¿Por qué el hombre no tiene derecho a la presunción de inocencia hasta que se diga lo contrario? La realidad es que una mujer es creída por la sociedad en el momento en el que se declara ella misma víctima y paralelamente, el hombre es acusado de acosador, violador… mediante un juicio público en el que no tiene la oportunidad de defenderse. ¿Es este el mundo “igualitario” que las feministas quieren?

Casos como El Bar España, Los Maristas, la Iglesia Bautista del Sur en EEUU, abusos sexuales en el Vaticano… tienen como víctimas en su mayoría a varones. ¿Por qué no tienen la misma repercusión pública que un caso donde la víctima es una mujer?

¿Cuánto tardará el movimiento en conseguir la supremacía de la mujer?

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar