Vasile se acongoja ante el ataque de pánico de Mila y la organización de GH VIP 7 recula (VÍDEOS)

Por NERO WOLFFE. 13/11/2019

Lo ha vuelto a conseguir, Mila siempre acaba saliéndose con la suya y esta vez no iba a ser menos

joao
milaximénez
hugocastejon
ghvip7

Hugo tratando de consolar a Mila Ximénez


Ayer tuvimos un ‘Límite 48 horas’ plagado de gritos y reproches, casi todos orquestados por la mugrepandi con Mila a la cabeza, para tratar de impedir por todos los medios la salvación de Hugo que asistía al rifirrafe sin decir esta boca es mía.



Cuando llegó el alegato de Pol, que tampoco fue para tanto, Joao montó su numerito histriónico y sobrepasado de persona destruida y buenísima que no se merecía eso.



Veía en su infinita videncia como el maletín se alejaba, él que había pergeñado una estrategia casi perfecta sacando a Hugo y amigando a Mila con Adara para catapultarse a la final.



Primero tuvo que ver como las dos se volvían a pelear a voz en grito y luego llegó Pol. Demasiado para su maltrecho ego.



Y encima las 'pigitanas' asegurándole que él se salvaba, con lo que demuestran que no se enteran de nada que no sean técnicas de maquillaje, perfumes y compras en Zalando.



Y ahí siguen parapetadas sin ser nominadas, pero todo lo bueno acaba y no tardarán en darse de bruces con la amarga realidad de una audiencia que está deseando enviarlas a su casa.

Mila monta el pollo y se sale con la suya

Lo de esta mujer absurda donde las haya es algo que no tiene parangón. Se le permite insultar, vejar, no seguir las normas, hacer todo lo posible para que pierdan la prueba semanal porque le sale de la peineta y ahí está Telecinco y todos sus programas salseros defendiéndola a capa y espada cuando por mucho menos hemos visto nominaciones e incluso expulsiones disciplinarias.

Y ayer quisieron dar otra vuelta de tuerca tratando de hacerle ver dónde está, pero no calcularon sus dotes dramáticas y la rabia contenida hacia Hugo Castejón. Pudimos votar en la App que pareja queríamos ver pasar la noche en el bunker y mayoritariamente fueron Mila y Hugo los escogidos.

Cuando la abeja reina vio a Hugo en el bunker salió espiritada. Resulta que después de estar durante semanas durmiendo y pasando gran parte del día en ese espacio, fíjate tú por dónde que la doña resulta ahora que tiene claustrofobia y además parece que cuando vio a su ‘enemigo’ con una botella de agua en la mano debió pensar que era un cóctel Molotov por lo menos.

Tal fue el pollo que montó, que Vasile por lo visto se acongojó e hizo que la organización reculase, prometiendo que no tenía que estar encerrada en el bunker y cambiando la prueba deprisa y corriendo para no quedar con las vergüenzas al aire, pero no lo consiguieron y las redes sociales ardían indignadas de que de nuevo se haga lo que esta señora quiera.

Quien procuraba taparla con una manta mientras ella gritaba y lloraba y la histérica de Noemí chillaba como si hubiese visto una aparición, era ni más ni menos que su 'enemigo' Hugo que además le acariciaba la espalda.

Llegó el momento de la salvación y por si quedaba alguna duda de que el economista tiene cada vez más seguidores fieles, fue el menos votado para irse


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar